Yamandú Costa: «El gobierno instala un modelo regresivo, antipopular y neoliberal»

"Hay algo que es claro; cuando la gente te vota para gobernar, te tienes que preocupar por gobernar y no por generar estrategias para el próximo período electoral", afirmó el edil del FA en Canelones.

El edil frenteamplista, Yamandú Costa, sostuvo a LA REPÚBLICA que la no aprobación del fideicomiso en Canelones «nos duele mucho» ya que «es una práctica que estábamos desacostumbrados a ver», en alusión a la decisión de la coalición oficialista de no acompañar, en bloque, el proyecto. Agregó que el gobierno nacional está instalando un modelo «regresivo, antipopular y neoliberal»

¿Cómo se explica lo acontecido sobre el fideicomiso para Canelones?

En el año 2005 cambia el signo del gobierno de Canelones y por primera vez en la historia es de un gobierno progresista. Este hereda de las administraciones blancas, coloradas y en el último período de un gobierno de coalición; recordemos que Jorge Batlle llega al Gobierno Nacional y Tabaré Hackenbruch al departamental, con votos blancos y colorados.

La herencia de una Intendencia fundida, profundamente endeudada. Ni siquiera los dineros de la recaudación podían pasar por el sistema formal, porque las cuentas estaban todas prendadas. Con Marcos Carámbula lo que hicimos el primer período de gobierno fue ordenar la casa.

Comenzar a generar un Canelones viable. Fue así que la intendencia se fue transformando hasta que pudimos lograr la credibilidad del mercado y se hizo el primer fideicomiso en el departamento. Este fue utilizado para generar deudas de las administraciones blancas y coloradas.

Ahora ese fideicomiso fue acompañado por ediles de todos los sectores, de todos los partidos. Los sucesivos fideicomisos de obras, que fueron utilizados para realizar tareas que son largamente amplias de enumerar, también recibieron el apoyo de la fuerza progresista; el Frente Amplio, y también de algunos legisladores blancos y colorados.

Las obras llegaron por igual a los 30 municipios, muchos de ellos gobernados por la fuerza política de oposición de Canelones, es decir la coalición multicolor. No obstante, nunca existió algún tipo de discriminación. En el gobierno de Orsi se llevaron adelante numerosos fideicomisos de obras en todo el departamento. Este nuevo fideicomiso superaba los 80 millones de dólares, era un fideicomiso para realizar obras para la modernización del transporte colectivo de pasajeros, una flota moderna, eléctrica, con tecnología de futuro.

También para realizar obras en pueblos y ciudades de 30 municipios, para infraestructura, y el mobiliario de gestión ambiental. Había un porcentaje amplio que estaba abierto, por el cual se llamó a los partidos de la coalición multicolor; a los ediles blancos y colorados que integran la junta, para que aportaran ideas y proyectos.

Es así que se generó una mesa de diálogo, en la que el 100% de las ideas y los proyectos de los ediles blancos y colorados fueron aceptados. De esta manera, llegamos en un proceso de casi 60 días hasta el día de la votación del fideicomiso.

No sabemos qué pasó. Ahora lo que dijeron los ediles blancos y colorados es que recibieron fuertes presiones de Presidencia de la República, para que no se votara el mismo. Lo que queda a las claras es que Presidencia de la República por mezquinos intereses electorales mandó a no apoyar el fideicomiso para las obras en el departamento de Canelones.

Entonces esto nos duele mucho, es una práctica que estábamos desacostumbrados a ver. El expresidente Tabaré Vázquez instala los municipios en todo el país, donde genera la descentralización por medio de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), y el apoyo a todas las intendencias. Esto sin importar si estas eran blancas o coloradas. Nos duele mucho que desde Presidencia de la República se haya hecho presión, al decir de los ediles que no quisieron votar. Presidencia introduce con fines meramente electorales estas presiones.

¿Pero por qué?, con las obras del fideicomiso generaríamos en este momento de recesión y de crisis que se instala rápida y progresivamente una inyección anticíclica. Cuando el ciclo va para abajo en las inversiones, con 80 millones lograríamos un shock de obras, generando puestos de trabajo directos en áreas como construcción, logística, etc. Eso entendiendo incluso que el dinero que anda por el mundo necesita encontrar este tipo de préstamos. Nosotros, todos los vecinos de Canelones que tenemos necesidades y los administradores públicos que tenemos la obligación de ejecutar obras para el beneficio de los vecinos y vecinas, necesitamos el dinero para poder lograr por medio de esas obras alcanzar el beneficio de los vecinos y vecinas de Canelones.

¿Comparte lo expresado por Orsi, en referencia al gobierno?

Sí. No solamente que lo vivimos muy de cerca, sino que se desprende de las intervenciones de Heber Duque. Él es integrante del Comité Ejecutivo del Partido Colorado, en el Canal de la Región, fue muy claro. Dijo que desde Presidencia lo habían mandado a no votar. El edil Repetto, que es nacionalista- Herrerista, dijo en canal 10 que desde Presidencia se le había dicho que el Partido Nacional no iba a votar y lo hacía en un solo bloque. Así de claro. No lo dice Orsi, lo dicen los propios no votantes del fideicomiso.

¿Cómo repercute esto en la sociedad canaria?

Sin lugar a dudas, nosotros venimos observando que en los últimos años la fuerte inversión que Canelones realiza en obras de infraestructura permite que los vecinos disfruten hoy cosas que las vamos a estar pagando por 20 años. Es lo mismo que cuando tú te instalas en una casa. La disfrutas hoy, y a medida que el tiempo pasa, la vas pagando.

¿Cómo quedan las relaciones entre el Frente Amplio y el Gobierno?

Primero que nada, me parece que el gobierno está instalando un modelo regresivo, antipopular y neoliberal. El telón de fondo es la pandemia. Con ella pudo llevar adelante una enorme cantidad de medidas antipopulares. Ahora vienen por Canelones. La conferencia de prensa que hicieron algunos diputados de Canelones, blancos y colorados la semana pasada en el Palacio Legislativo hablando de quién va a ser el candidato para el 2025, para el departamento de Canelones por la coalición multicolor, habla que están en campaña electoral.

En vez de preocuparse por gobernar lo nacional, están preocupados por el próximo ciclo electoral que está muy lejos. Hay algo que es claro; cuando la gente te vota para gobernar, desde el Legislativo o el Ejecutivo, te tienes que preocupar por gobernar y no para generar estrategias para el próximo año electoral, si no, el pueblo después te lo cobra.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales