Vivienda finaliza con más de 115.000 soluciones habitacionales

«Estamos un 20% por encima del cumplimiento de metas», informó el director Salvador Schelotto.

4 500

El director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, dijo que «estamos un 20% por encima del cumplimiento de metas» aprobadas en la Ley de Presupuesto nacional que apuntaba a la realización de 88.000 soluciones de vivienda. El Sistema Público de Vivienda finaliza el período de gobierno con más de 115.000 soluciones habitacionales.

«El plan quinquenal aprobado junto con la Ley de Presupuesto nacional en 2015 comenzó a regir en enero del año siguiente y el mismo establecía la realización de 88.000 soluciones de viviendas, pero ya proyectamos arriba de las 115.000, o sea, que estamos un 20% por encima del cumplimiento de metas», informó.

El jerarca explicó que se concretaron más de 70.000 soluciones habitacionales entre las nuevas construcciones de viviendas, la autoconstrucción asistida y las relocalizaciones, así como con el desarrollo de acciones sobre el stock con préstamos y subsidios para refacción y mejora de los hogares que integran el Plan Juntos, a los que se suma lo realizado en el programa Alquileres y el de Mejoramiento de Barrios.

A esa cantidad agregó más de 37.000 acciones entre refacciones y comercialización de viviendas, de esqueletos de edificios y reestructura de deudas terminadas por la Agencia Nacional de Vivienda. También el Banco Hipotecario del Uruguay llegó a casi 24.000 soluciones entre préstamos hipotecarios, créditos para refacción y la apertura de cuentas Yo Ahorro, dijo Schelotto.

El Plan Quinquenal de Vivienda comprometía la realización de 2.500 relocalizaciones y se sobrepasaron las 3.000. También agregó que el Plan Juntos concretará más de lo propuesto y llegará a más de 2.800 intervenciones en barrios de ciudades de Uruguay. Entre los casos de realojos que involucraron a más de 250 familias, citó las relocalizaciones correspondientes a los asentamientos Isla de Gaspar, en Montevideo, y La Chapita, en Paysandú, el primero por riesgo ambiental porque estaba asentado en un relleno de basura y el segundo porque se ubicaba en el borde del arroyo Sacra y el río Uruguay, que en forma recurrente era afectado por inundaciones. «La relocalización fue la solución», afirmó.

«Cuando el asentamiento no está en un lugar de riesgo, se urbaniza y regulariza en el lugar», explicó. «Es una solución menos drástica, menos traumática, con menor inversión, pero de igual calidad en resultados finales para la familia», complementó.

En referencia al trabajo social, Schelotto destacó que eso es tan o más importante que la transformación. «Esos procesos no comienzan ni se terminan con una vivienda ni con una solución desde el punto de vista de la infraestructura, sino que tienen profundas causas sociales y culturales», apuntó.

Explicó que el acompañamiento social permite que las familias se organicen, potencien toda la transformación urbanística de sus viviendas y después puedan sostenerse de una manera adecuada. «Son procesos que llevan años», aseguró.

Mevir: 700 viviendas en Rivera y Tacuarembó

«Entre viviendas nuevas, mejoramiento sobre el stock que incluye electrificación, saneamiento y mejoras prediales, y las obras por convenio con organismos del Estado, invertimos 1.052.766 unidades reajustables y realizamos más de 700 intervenciones en los departamentos de Rivera y Tacuarembó», afirmó la presidenta de Mevir, en Tranqueras, Cecilia Bianco.

Bianco explicó que Mevir firmó convenios con distintos organismos del Estado para concretar las obras en los departamentos de Rivera y Tacuarembó. Los acuerdos fueron suscritos con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente para la construcción de unidades habitacionales o productivas, con el Ministerio del Interior para la edificación de destacamentos, y también con el de Transporte y Obras Públicas. Además enumeró los convenios con el Instituto Nacional de Colonización; la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), para la construcción de policlínicas y el Poder Judicial. Asimismo, señaló el trabajo con el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU) para la construcción de Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF).

En cuanto a los lugares de las obras en Rivera y Tacuarembó, precisó que Mevir trabajó, en Tacuarembó, en las localidades de Ansina, Paso Bonilla, Peralta, Pueblo del Barro, Sauce de Batoví, Achar, Peralta. También en el área rural dispersa de Rincón de la Laguna, Semper, Tacuarembó Chico, Cerro del Arbolito, Paso Lindo, Paso del Medio y Poblado Treinta y Tres y Cañas. Respecto a Rivera, señaló los trabajos en las localidades de Moirones, Vichadero, Paso del Tapado, Tranqueras, Colonia Gazapina y en áreas rurales dispersas de San Luis, Capón Alto y Paso Gaire.

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. Ana dice
    Algo que preocupa es que no se haya terminado de dar solución habitacional a las familias del asentamiento Siete Manzanas del Hipódromo Hay personas en situación de extrema vulnerabilidad algunos afrodescendientes que sabemos que tienen fracasos para encontrar trabajo por ese motivo Vivir en un asentamiento marca a la gente Pedimos a la IMM que atienda a lo expuesto
  2. SIN.CERO dice
    Hubiera sido indescriptible que se hubieran realizado las viviendas sindicales del pit-cnt, lo que quedó trunco porque castillo y abdala del pcu le dieron la administración a sus congéneres secuaces delincuentes, del pcu. Etc.
  3. Juan dice
    Ana y Sin.cero les preocupo cuanddo la gente realmente vivia en ranchos de carton en la epoca de los ROSADOS? Estas viviendas Deben ser a los nuevos asentamientos que se refirio el CUQUITO
  4. Rogelio dice
    Atender a la debacle que dejaron los rosados en décadas de joda y desgobierno parece una tarea de locos. A veces pienso que este país ya no tiene vuelta como un enfermo terminal. Y ahora, amenazan con volver

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.