Vince Carter: en camino al récord

0 98

El base de 42 años renovó por una temporada más con los Atlanta Hawks y se convertirá en el jugador con más campeonatos disputados en la NBA.

Con 42 años y poco más de dos décadas en la NBA, Vince Carter se encamina a ser el jugador más longevo en el básquetbol estadounidense. Según informó el periodista Adrian Wojnarowski, “Air” Carter acordó con los Atlanta Hawks por un año, en la que sería su temporada número 22.

Hasta ahora, el escolta integraba el selecto grupo de cuatro deportistas que disputaron 21 temporadas: Robert Parish, Kevin Willis, Kevin Garnett y Dirk Nowitzki. Más allá de sumar una temporada más, Carter será el primero en disputar encuentros en cuatro décadas diferentes.

“Vinsanity” cumplirá 43 años durante la temporada, rodeado de un equipo con muchos jóvenes en el que oficiará más que nada de mentor. De todas formas, si tomamos su desempeño el año pasado, podemos esperar varios chispazos de su parte: en los 27 partidos en los que jugó más de 20 minutos promedió 11,1 puntos y 3,6 asistencias. Actualmente, cosecha 1481 partidos que lo colocan primero entre los jugadores activos y el quinto de todos los tiempos, siendo el líder histórico de la tabla John Stockton con 1504.

Si bien nació en Estados Unidos, fue en los Toronto Raptors de Canadá a donde llegó en 1998 y fue nombrado “novato del año”. Después de largas temporadas con los Raptors y los Brooklyn Nets, además de otras tantas en New Jersey, tuvo breves pasos por Orlando Magic, Phoenix Suns, Dallas Mavericks, Memphis Grizzlies y Sacramento Kings. Los Hawks son su noveno equipo dentro de la NBA. 

Conocido por su facilidad para hundir la pelota, uno de sus “mates” más memorables se dio durante los Juegos Olímpicos del año 2000, cuando saltó sobre el francés Frédéric Weis -jugador que mide 2,18 metros- en la final que terminó ganando Estados Unidos.

El último sobreviviente de la “generación del 98” buscará romper varios récords en el 2020. Carter probablemente se retire a fines de la siguiente temporada, cerrando así una carrera envidiable en la que se granjeó el respeto de propios y extraños.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.