Videovigilancia en las ciudades: ¿cuáles son los grandes centros urbanos más monitoreados?

Lo que parecía ciencia ficción en los inicios de la pandemia, cuando las noticias indicaban que ciudades de China implementaban la ciberseguridad para trackear y controlar su población para evitar más contagios de Covid-19, pronto se volvió más cercano.

En efecto, a través de potentes algoritmos que trabajaban con detección de rostro, los ciudadanos, monitoreado por numerosas cámaras instaladas en diversos puntos de la ciudad, ingresaban a las bases de datos que contemplaban su seguimiento en la enfermedad.

«China lidera ampliamente el top 20 de las ciudades más tecnológicas. En Shanghái y Beijing se pueden encontrar más de 1 millón de cámaras en la ciudad. Otros polos tecnológicos muy grandes en lo que es monitoreo/vigilancia son Londres, Corea del Sur y Japón, pero China lidera por lejos. Es una población tan extensa y con tanto territorio, que los números no tienen comparación con ningún otro país», comenta Maximiliano Sanmarco, Regional Training Manager Latam de Dahua Technology.

A partir del 2015 en adelante empezó a asomar la Inteligencia Artificial (IA). Se detectó que los datos estructurados en videovigilancia no solamente permitían monitorear, sino también extraer información adicional. De hecho, está proyectado que haya un crecimiento anual sostenido de la IA en un 20% de acá al 2027 aproximadamente.

«Es una tecnología que está acaparando más lugar en todas las ciudades y en los proyectos de ciudades inteligentes. Lo bueno de la IA es que nos da todos los datos estructurados para poder llegar a hacer análisis bien detallados y poder mejorar en general todo el funcionamiento de la ciudad. También empezaron a sumarse otro tipo de tecnologías que tiene que ver más con la calidad de imagen en sí, hablando de resoluciones de 4K, tecnologías full color para monitorear 24/7 a color sin importar la luz que haya en el lugar», detalla Sanmarco.

«Cuando surgió el Covid-19 y comenzó la pandemia, China muy rápidamente desarrolló tecnologías direccionadas a poder monitorear la temperatura en el cuerpo humano. La tecnología de cámaras térmicas ya existía, pero no era muy precisa y estaba orientada a industrias. Se empezó a implementar en la vía pública, es muy común tener esto en los accesos de la ciudad», completa Sanmarco.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Aldea

Abrir chat