Se teme que el número de muertos supere los 70 y el de heridos 1.000Versiones contradictorias tras ataque químico en Guta Oriental

El presunto bombardeo con gas tóxico imputado al régimen sirio que habría dejado 70 en Duma provocó una ola de protestas internacionales, entre ellas la del presidente estadounidense Donald Trump que trató de «animal» al presidente Bashar Al Asad por este «ataque insensato». El régimen de Bashar Al Asad y su aliado ruso desmintieron un ataque con armas químicas el sábado en Duma, último bastión rebelde de Guta Oriental, región al este de Damasco que el régimen está a punto de reconquistar en su totalidad. Las acusaciones de que Damasco emplease armas químicas aparecen cada vez que el Ejército sirio avanza en la lucha antiterrorista, señaló el Ministerio de Exteriores de Siria. Asimismo, el ente calificó de «aburridas e inconclusas» las declaraciones de que el Gobierno sirio usara armas químicas en Duma. «Las declaraciones del uso (de armas químicas) se han convertido en un proceso aburrido e ineficiente, a excepción de varios países que comercian con la sangre de civiles y apoyan el terrorismo en Siria», dice la nota citada por la agencia SANA. El texto subraya que cada vez que el Ejército sirio lanza una operación exitosa contra los terroristas, aparecen informaciones sobre el uso de armas químicas. El Centro Ruso para la Reconciliación desmintió los informes sobre un ataque con cloro en Duma y expresó la disposición a enviar especialistas de protección química para recopilar información que confirme que las acusaciones fueron inventadas. También el Ministerio de Exteriores de Rusia afirmó que se trata de denuncias falsas que buscan justificar una posible intervención militar en Siria. Tuits de Trump «Presidente Putin, Rusia e Irán son responsables por apoyar al Animal Asad. Alto precio a pagar», afirmó Trump en un par de tuits que comienzan con una discusión sobre el ataque en Guta Oriental, donde rescatistas afirman que fuerzas leales al régimen usaron gas de cloro. «Muchos muertos, incluidas mujeres y niños, en un insensato ataque QUÍMICO en Siria. El lugar de la atrocidad está bloqueado y cercado por el ejército sirio, haciéndolo completamente inaccesible al mundo exterior», dijo Trump que hace un año ordenó disparar 59 misiles contra una base del régimen sirio, en represalia a un ataque con armas químicas en abril de 2017 en el que murieron más de 80 civiles. Los Cascos Blancos, los socorristas que operan en las zonas rebeldes en Siria, un grupo rebelde así como la oposición en el exilio acusó al régimen de haber llevado a cabo el sábado en Duma ataques con armas químicas. En un comunicado conjunto, los Cascos Blancos y la organización no gubernamental SAMS (Syrian American Medical Society) afirman que 75 personas murieron en este ataque con «gas tóxico». También dieron cuenta de «más de 500 casos, en su mayoría de mujeres y niños» que presentan «síntomas de una exposición a un agente químico». Un video difundido por los Cascos Blancos en twitter y presentado como grabado luego del presunto ataque químico, muestra una maraña de cuerpos sin vida, incluidos los de mujeres y niños, con espuma blanca saliendo de sus bocas. Firas al Dumi, un socorrista en Duma, habló de «escenas espantosas». «Había muchas personas sofocándose, algunas murieron inmediatamente», dijo a la AFP. «Era una masacre. Había un olor muy fuerte que provocó dificultades respiratorias en los socorristas». Fue imposible confirmar estas informaciones por fuentes independientes. Moscú desmintió con firmeza estas informaciones. Teherán, otro aliado de Damasco, consideró que estas acusaciones son un nuevo «complot» contra el régimen sirio. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que obtiene sus informaciones utilizando una red de informantes en toda Siria, no pudo confirmar estas denuncias. El drama levantó una ola de críticas internacionales. Londres estimó que «de confirmarse que el régimen utilizó otra vez armas químicas, será un nuevo ejemplo de la brutalidad de Asad». Las autoridades turcas, que apoyan a algunos grupos rebeldes activos en Siria, dijeron que sospechaban de el régimen por este ataque, «de quien se conocen los antecedentes sobre el uso de armas químicas». El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo estar «particularmente alarmado» por el presunto uso de gas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat