#IdearioVenezuela

2 319

Un informe presentado por la Resolución del Consejo de Derechos Humanos en la ONU sobre «Protección y promoción de los Derechos Humanos en la República Bolivariana de Venezuela» informado por la alta comisionada Michel Bachelet da una muestra clara de la situación del país. No es un informe de la OEA -financiado principalmente por EEUU- y de su desprestigiado secretario Luis Almagro convertido en rey de las piruetas políticas, ni informaciones parciales de un lado u otro o que provengan de agencias norteamericanas. Es un informe que relata una foto actual; resumimos algunos de sus conceptos.

El deterioro en el nivel de vida básico de los venezolanos es casi trágico. Un salario mínimo de 7 US$ alcanza para cubrir el 4,7% de una canasta básica, violaciones al derecho de la gente a una adecuada vida con un deterioro progresivo y muy agudo de servicios básicos como el transporte público, la electricidad, el agua o el gas natural.

Las violaciones al derecho a la alimentación

Se estima que 3,7 millones de venezolanos se encuentran en estado de desnutrición, la mayoría comen 1 o 2 veces al día según un amplio número de entrevistas realizadas.

En materia de salud hay graves carencias de la asistencia de salud básica y falta de medicamentos, han reaparecido enfermedades erradicadas, no hay anticonceptivos con riesgo de contagios de VIH, embarazos no deseados o embarazo adolescente. Entre 11/2018 y 5/2019 fallecieron 1.557 personas por falta de medicamentos y un 20% de mujeres fallecieron por realizarse abortos en condiciones de insalubridad en un país donde el aborto no es legal.

Dice el Informe que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) han sido responsables de detenciones arbitrarias, maltratos y torturas de opositores, políticos y de sus familiares, represión de las manifestaciones y su disidencia desde 2014. Quienes deben proteger a los ciudadanos como la Fiscalía General, los jueces y la Defensoría del Pueblo no llevan a las personas responsables a la Justicia, ni protegen a personas víctimas y testigos contribuyendo a la impunidad y a la repetición de las violaciones. Múltiples leyes y reformas han facilitado estos atropellos en disposiciones vagas, aumentos de sanciones por hechos que están garantizados por el derecho a la libertad de reunión pacífica, el uso de la jurisdicción militar para personas civiles y restricciones a ONG para representar a víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Según la ONG Foro Penal Venezolano hay 15.045 personas detenidas por motivos políticos entre 2014 y 2019 (2091 en los primeros 5 meses de este año). Actualmente hay 793 personas detenidas, 1.437 liberadas incondicionalmente y 8.598 liberadas condicionalmente y sujetas a extensos procesos judiciales. Se han constatado en la mayoría de los casos desapariciones forzadas donde las autoridades informan al tiempo sobre el paradero de los detenidos y en casi todos los casos se han detectado tortura, trato o pena cruel inhumana o degradante. Entrevistado unos 150 casos de esos detenidos han manifestado la aplicación de corriente eléctrica, asfixia de bolsas de plástico, simulacro de ahogamiento, palizas, violencia sexuales, privación de agua y comida, posturas forzadas y exposición a temperaturas extremas. Las autoridades no investigan ni llevan a la justicia a quienes cometen estos actos.

Se han restringido los medios de comunicación independientes clausurando emisoras de radio y canales de TV, aumentando progresivamente las detenciones de periodistas. Desde 2016 se han erosionado las instituciones democráticas fundamentalmente la Asamblea Nacional sobre todo luego que esta aumentara los escaños de la oposición en el año 2016.

El número de personas obligadas a dejar Venezuela ha aumentado de manera dramática desde 2018 emigrando en condiciones de extrema vulnerabilidad.

El Gobierno se niega a reconocer la magnitud de la crisis y como respuesta ha incrementado los planes de programas sociales pero de manera discriminatoria por motivos políticos y los ha utilizado como instrumento de control social.

Todos sabemos que Venezuela ha estado asediada desde el punto de vista político, diplomático, económico y militar. Sabemos además que Guaidó es un títere de los intereses norteamericanos que buscan apropiarse de las reservas petroleras venezolanas que son el 24% de las reservas mundiales por encima de Arabia Saudita (21%)

Somos conscientes del embargo norteamericano, que se han quedado con las reservas venezolanas que radican en el exterior, de la confiscación de la sucursal de PDVSA en EEUU y la congelación de todos los activos de venezolanos en el exterior. Que gran parte de la oposición es golpista, que han atentado contra el presidente Maduro y una larga lista de agresiones.

Son todas medidas que han agravado una situación preexistente pero que solo aminoran en parte la responsabilidad del actual gobierno venezolano en la grave crisis política y humanitaria en la que se ve sumido el país.

El gobierno venezolano ha surgido de las urnas y si la oposición no se presentó a las elecciones no deslegitima su autoridad. Pero a esta altura parece ser lo poco de legitimidad que le queda. El informe presentado por ONU es gravísimo y hiere nuestra sensibilidad y nuestros valores.

El gobierno ha tenido una actitud impecable hasta el momento con un justo equilibrio entre no avalar el proceso de deterioro del gobierno venezolano ni hacerle el caldo útil a los que quieren apropiarse del país por la fuerza y sin legitimidad.

Pero se impone de manera urgente una salida política y una postura más firme para salvaguardar el pueblo venezolano.

Si tiene 4 patas, si mueve la cola y dice guau guau es probable que no sea un perro, pero se le parece bastante. Por las dudas hay que tratarlo como tal.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. ugo codevilla dice
    Gracias Gerardo por poner los puntos sobres las íes. Aunque nos duela, en el paisito hay muchos que olvidaron lo que significa el linchamiento económico y el empecinamiento del imperio por voltear a Maduro.
  2. Adrián dice
    Sinceramente excelente el análisis de la nota; así como los he criticando hoy debo felicitarlos. Creo que habría que agregar alguna aclaración no menor: 1 – Seguramente USA habrá financiado tal estudio pero la encargada Michelle Bachelet no es precisamente un títere de nadie y de hecho mujer de izquierda chilena. 2 – Tal como dice el informe la persecución política cruel desde el 2014 creo no permitió presentarse a los principales candidatos de la oposición. 3 – El congelamiento de activos y la entrega de CITGO a Guaidó fue en Enero de este año por lo que lejos está la debacle venezolana relacionada a eso; que la habrá acentuado es seguro pero nada tiene que ver con todo el resto. Ojalá de hagan todos los esfuerzos para que los hermanos venezolanos puedan salir de ese régimen y recuperen su libertad y su dignidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.