#OpiniónUruguay y la situación internacional

2 267

Para un país pequeño como el Uruguay los acontecimientos internacionales tienen un peso importante. Existe incertidumbre económica y derechización política. Seguramente en el campo económico, lo más resaltante es el ascenso de China y la competencia y conflictos con EEUU. Los aumentos de aranceles que inicia el gobierno de Trump y que contesta con medidas similares China, profundizan las incertidumbres.

Si no hay acuerdos se proyectan efectos negativos a nivel mundial. Mientras tanto, terceros países pueden aprovechar para colocar en EEUU, rubros afectados por los aumentos de aranceles, provenientes de China. También terceros países pueden aprovechar para colocar en China, rubros afectados provenientes de EEUU, especialmente rubros derivados de recursos naturales.

En el plano político, el permanente aumento de las desigualdades son uno de los factores más relevantes para comprender los descontentos sociales y el avance de la extremaderecha en EEUU, con el Brexit, en Italia, Austria, Polonia y Hungría.

La gran novedad es que la extrema derecha se instale en América del Sur, con el triunfo de Bolsonaro en Brasil, que es el principal país de América Latina con repercusiones relevantes sobre todos los países de la región.

Para un país como Uruguay que exporta básicamente recursos naturales, la influencia de los precios internacionales de sus productos de exportación es muy relevante para su evolución económica. Pero además, sus vínculos con Brasil y Argentina tienen mucho peso.

Brasil ha sido por muchos años su primer comprador de bienes, hoy relegado a una segunda posición por las compras de China. Pero junto a Brasil, Argentina y Paraguay conforman el Mercosur, un proceso de integración económica de extraordinaria relevancia, por su historia, la actualidad y especialmente el futuro, con un mundo donde avanzan las innovaciones y los cambios tecnológicos. Lo relevante para el 2019 serán las decisiones del nuevo gobierno de Brasil con respecto al Mercosur, donde surgen muchas incógnitas e incertidumbres.

La Argentina, el otro gran vecino, sufre una profunda crisis económica con efectos negativos sobre Uruguay. Está aplicando un importante ajuste económico en acuerdo con el FMI con caída del PBI, aumento de la desocupación, alta inflación y descenso de los salarios reales. Pero además, con un aumento del tipo de cambio superior al 100%.

Esto repercute negativamente en Uruguay, donde al atraso cambiario de los últimos años se agrega esta elevada devaluación argentina. Ello significa menor entrada de turistas argentinos, mayores dificultades de colocar productos industrializados desde Uruguay hacia la Argentina y mayor competencia entre ambos países para colocar rubros similares en mercados externos.

Uruguay va a cerrar el 2018 con crecimiento económico, pero con problemas de inseguridad, de desempleo y de descontentos. 2019 es el año electoral y el Frente Amplio va por su cuarto gobierno consecutivo. Hay tres encuestas arriba de la mesa. Equipos da primero al Partido Nacional con 4 puntos de ventaja sobre el FA; Opción da empate entre ambos y Radar con 6 puntos de ventaja del Frente Amplio sobre el partido Nacional.

Faltan Cifra y Factum. Difícil sacar conclusiones, salvo un probable balotaje entre el Frente Amplio y el Partido Nacional, y un importante descenso del FA con respecto a las encuestas del 2013, un año antes de las elecciones de 2014.

Un triunfo del Partido Nacional vendría en línea con los gobiernos de Argentina y Brasil donde ya conocemos los resultados extremadamente negativos de Temer y Macri. Un gobierno, por ejemplo, de Lacalle Pou significaría una importante pérdida de conquistas alcanzadas en los 14 años de gobiernos del FA. Hoy hay descontentos en filas frentistas, pero habría que reflexionar sobre los negativos resultados de un gobierno del Partido Nacional.

Al Frente Amplio le quedan 10 meses para volver a entusiasmar, para aprovechar de los permanentes cambios tecnológicos, para que la inversión pública juegue un rol decisivo en las necesarias mejoras del empleo, para superar el atraso cambiario que le otorgue más posibilidades de competitividad a la industria manufacturera y los servicios, para avanzar en una estrategia de desarrollo que atienda prioritariamente la inserción internacional con rubros de mayor valor agregado y contenido tecnológico y el empleo productivo y digno.

Políticamente el Frente Amplio hizo un gran esfuerzo de unidad en su último plenario, con sanciones por diversos tipos de irregularidades de integrantes de la fuerza política. Hubo un interesante acuerdo político que nos generó nuevas y favorables expectativas para el próximo futuro. Pero la actitud del diputado Darío Pérez al no acompañar la ley sobre financiamiento de los partidos políticos y algunas declaraciones de Sendic, vuelven a entorpecer la unidad de acción.

Pero hay tiempo para la recuperación, para la construcción, para enfrentar la cultura de la derecha y de los grandes medios de comunicación. Es imprescindible que la izquierda gane la próxima elección para seguir avanzando en las transformaciones, como ejemplo para la región y para ayudar a enfrentar los procesos de derechización regional.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Agustin dice
    Bueno, ya que predecís el posible futuro del Uruguay si Lacalle Pou ganara las elecciones, por que no nos decís quien va a ganar las elecciones? Bueno gracias por simplemente decir idioteces acompañadas por un inmenso sentimentalismo al frente amplio. Objetividad 0, No habla de los cambios que podrían proponer cada gobierno, sino del choque negativo o positivo que generarían. Es todo un profeta.
    1. Agustin dice
      Perdóname, pero no se de donde sos analista, ya que para analizar se necesita objetividad y eso este texto refleja el antónimo de objetivo. Si algún día comprenderíamos que los sistemas de izquierda, keynesianos no sirvieron nunca, podríamos volver a ser la Suiza de América, pero bueno, por gente que no pone la razón ante el corazón y se cree el cuento populista de la izquierda, de sacarle a los más ricos para darle a los pobres y así quedamos. Por que no miramos otros países como ejemplos? Dejamos de hacer inventos que la historia ha demostrado que no sirven o son pocos eficaces. Chile y Perú ya nos han superado en crecimiento económico y usan una doctrina liberal en el tema económico. Si los otros pueden, por que nosotros no? Porque somos como burro con zanahoria. Nos creemos la teoría de la izquierda en un mundo donde todos reciben lo mismo, mientras que no consideramos por que el que pone más esfuerzo no puede recibir más. Como dice Friedman, si pones la igualdad por delante de la libertad, no sacas ningún beneficio. Mientras que si pones la libertad por delante de la igualdad (la igualdad ante la ley únicamente), obtenes mucho de los dos. Parece que en Uruguay nadie lee autores de economía que han sacado a países como los nórdicos de grandes crisis y los han llevado a donde están hoy en día. Gracias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.