«Uruguay no puede estar en desorden cuando es una perla blanca en América Latina»

El director de la OPP, Álvaro García, habló sobre el trabajo que realizan los equipos en la transición de cara al 1º de marzo.

4 1.678

Es uno de los elegidos por Tabaré Vázquez para trabajar junto con él y Juan Andrés Roballo en la transición hacia el 1º de marzo, cuando no sólo cambie el gobierno, sino el signo político de Uruguay. Mañana, los coordinadores de la transición recibirán la totalidad de la información de los ministerios y organismos que luego será entregada al gobierno electo.

En entrevista con República Radio, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, habló a la transición que arrancó «vertiginosamente», los roces que hubo con el equipo del presidente electo Luis Lacalle Pou y su futuro político y el rol de su sector político, Plataforma -que integra el sublema Progresistas liderado por Mario Bergara-, durante cinco años en los que el Frente Amplio (FA) deberá reasumir el rol de oposición.

La transición comenzó con mucha conflictividad, ¿cómo trabajan los equipos?

Arrancó vertiginosamente. El lunes pasado conjuntamente con el doctor Roballo y a pedido del presidente de la República participamos del encuentro con el presidente electo y su equipo. Estuvimos conversando con el equipo del gobierno entrante y luego tuvimos una breve reunión con el presidente Vázquez y el presidente electo, allí informamos cuál era el punto de vista del gobierno acerca de la transición, de la mayor y mejor buena voluntad para hacer que esta transición sea fluida en beneficio para la gente y la entrega de información y cómo tenemos pensado el proceso.

¿Cómo está pensado?

Comunicamos que tenemos una solicitud de información con un instructivo a todos los Ministerios con datos que les estamos solicitando muy detallados sobre aspectos fundamentales, como por ejemplo la situación del Ministerio en general, principales planes estratégicos, relacionamiento con otros organismos, lineamientos objetivos y programas implementados en el período, con qué presupuesto 2020 cuentan, con qué recursos humanos, detalle de contratos, inversiones, litigios que eventualmente tenga ese Ministerio y las comisiones en las que participa.

Todo esto lo vamos a recibir nosotros el día 10 de diciembre (mañana), vamos a compilarlo y se lo vamos a entregar al gobierno electo. Dijimos claramente en ese momento que es un puntapié inicial porque la complejidad del Estado es tan grande que a partir de este proceso también esperábamos que ya estuvieran designados los ministros entrantes y que pudiéramos, a partir de esta información, ir generando las reuniones bilaterales correspondientes.

El balance del que habló, ¿tendrá una instancia pública?

Estamos trabajando en un informe con un formato similar al que se presenta en la rendición de cuentas. El informe económico financiero que incluye una cantidad de aspectos sociales y en general de toda la gestión de gobierno lo estamos armando para tres períodos de gobierno. Nos resulta importante informar eso, cuál ha sido la gestión del FA en sus tres gobiernos, vamos a adjuntarlo al informe de transición y probablemente en las primeras semanas del año que viene, más próximo a la entrega del gobierno, se realicen instancias públicas. No está definido pero creo que sería bueno.

En el Ministerio de Economía ya hay una jerarca designada, y uno de los temas que generaron fricciones fue el aumento -o el no aumento- de las tarifas, ¿hablaron con Azucena Arbeleche al respecto?

Estuvo Arbeleche con cuatro técnicos más y nos pidieron información acerca de tarifas, acerca del ajuste de salarios públicos, acerca del ajuste de la BPC y el ajuste de Imesi. Eran preocupaciones que tenían previas a todo este flujo de información, a eso se le agregó algún tema sobre los ascensos militares, sobre algunos temas internacionales y la postura de Uruguay ante el tema de Bolivia y solicitar en el Mercosur la cláusula democrática.

Cuando esté todo el gabinete electo designado tendremos la posibilidad de hacer esas reuniones bilaterales. En el caso de las tarifas sí hubo ruidos y nos preocupamos de aclarar algunas cosas, hubo sorpresa por lo que había informado el ministro Moncecchi. Lo único que hizo el ministro Moncecchi fue responder una pregunta de la prensa y recordó una decisión que ya había sido tomada, la primera sorpresa que tuvimos es que no se conociera

De todas formas, el anuncio fue hecho en julio.

Los hechos objetivos son que el gobierno el 29 de julio pasado, a través del ministro Moncecchi, anunció que las tarifas no van a ser ajustadas durante el resto del año y probablemente hasta el fin del gobierno. Al día siguiente, el ministro Murro hace una declaración que lauda el tema: hasta el fin del gobierno no va a haber ajuste de tarifas. La información era pública y estaba más que clara, aparentemente fue sorpresiva para el gobierno electo.

Nos preocupó quitar toda suspicacia política, no hubo un doble juego porque teníamos una reunión por un lado y por otro el recuerdo de un anuncio que se había realizado y una decisión tomada. Escuchamos cinco años a la oposición decir que había que bajar las tarifas públicas y, cuando subían inclusive menos que la inflación, aun así hablaban de «tarifazo».

Tabaré Vázquez dejó claro hace meses que va a gobernar hasta el último día, ¿es así?

Es así y tenemos la obligación de hacerlo porque van a seguir sucediendo hechos en los cuales el país tiene que ser gobernado y el gobierno electo tiene derecho a gobernar a partir del 1º de marzo. Se puede hacer una transición, Uruguay tiene bases democráticas suficientes como para también seguir aprendiendo en este tema. El Frente Amplio ha hecho mucho hincapié en hacer buenas transiciones; en particular el presidente Vázquez ya lo hizo con nuestro propio cambio de gobierno y lo vamos a hacer ahora indiferentemente con un cambio de gobierno y cambio de partido. Acá el gobierno es gobierno hasta el 29 de febrero.

Esta transición se da luego de una elección muy reñida y en la que hubo varios cruces entre políticos oficialistas y de la oposición, ¿cómo se trabaja con ese punto de partida?

En campaña electoral hubo afirmaciones muy temerarias por parte del actual presidente electo, y las respondimos como correspondía. Ahora estamos en otra etapa y todas las partes deberíamos asumir esta nueva situación, porque es un gobierno electo que nos va a conducir durante cinco años y todos somos responsables por el cuidado de la democracia y el respeto a las instituciones.

Ya dejamos la campaña atrás, ahora nos queda trabajar fuerte. Ante algunos de los epítetos que han sido dichos en estos días por parte del presidente electo dijimos: «no los vamos a responder». Se habló de irresponsabilidad, la actitud del gobierno fue extremadamente responsable dado que tres meses antes de las elecciones y sin saber cuál iba a ser el resultado de la misma, e independientemente del resultado, ante los números que las empresas públicas estaban brindando teníamos la tranquilidad de poder tomar esa decisión sobre las tarifas.

¿A qué atribuye semejante cuestionamiento?

Está equivocado porque el gobierno ha actuado responsablemente. Ante la gran cantidad de reclamos, y contrariamente a lo que dijo la oposición durante cinco años, el gobierno bajó tarifas, el gasoil bajó en términos reales y desde el 3 de enero del 2018 no mueve su precio. Estamos en niveles de paridad de importación.

Otra de las declaraciones que se hicieron desde el gobierno entrante fue que se recibía «una casa en desorden».

Uruguay no puede estar en desorden cuando es una perla blanca en América Latina en cualquiera de los indicadores que podamos ver, tanto del punto de vista económico, social, cultural, político y el cuidado ambiental. Uruguay si no está en el primer lugar anda en el top 3 en América Latina, no se puede hacer una afirmación de ese tipo. Fue un discurso de campaña. Deberíamos ir saliendo de los discursos de campaña, estamos en otra etapa.

¿No hay un talante muy arrollador de este nuevo gobierno que viene y que por ahí empiezan los roces?

Cada uno asume y toma las decisiones que quiera tomar; en eso es lo que haga el gobierno electo y como sea su actitud -en tanto y cuanto no esté afectando la vida de los uruguayos- no me preocupa. Sí me preocupa que se hagan afirmaciones que no corresponden. Una cosa es estar en la oposición, cualquier discurso es soportable, el otro tema es estar en el gobierno.

Hubo un tema con el arancel del Mercosur del que también se había hablado que era necesario abrirse al mundo y que Uruguay está aislado. Después vino el acuerdo Mercosur-Unión Europea y Mercosur-EFTA, uno de los principales acuerdos que hoy han sido firmados en el mundo y la oposición no abrió la boca. Es distinto estar en la oposición y hablar, y es distinto ser gobierno y tener que actuar.

¿Mucho de lo que se está pidiendo está al alcance de cualquier ciudadano uruguayo?

Prácticamente todo. Uruguay viene llevando adelante una política de transparencia que incluye varias leyes; una de ellas es la ley de transparencia pública en la cual si la información no está colgada en alguna página web, el ciudadano tiene el derecho de solicitar dicha información. Nos parece que es una gran política que facilita estos procesos de transición.

¿Avizoran algún roce que pueda llegar a ser un problema? ¿Encontraron un mecanismo para tratar de suavizar lo más posible?

En todos estos procesos uno trata de cuidar la relación, porque da una visión de franqueza pese a la discrepancia. Vamos a estar brindando la información correspondiente, cada parte actúa y es responsable de lo que hace.

Aspiro y espero que con la actitud que el gobierno está tomando de apertura podamos tener un proceso de transición adecuado para que el país aprenda, siga incorporando esto como un aprendizaje permanente que, si en algún momento de la historia futura se da la situación a la inversa, sea recíproco y no importe si hay cambio de partido en el gobierno o no porque estamos convencidos de que un proceso de transición es positivo para la democracia. Vemos contradicciones, planteamos nuestras razones, nuestros números y es la actitud que creemos que hay que tomar.

En el caso de la OPP, ¿se habla de un nombre posible para ocupar esta dirección?

No hemos recibido ninguna comunicación de persona designada al frente de la OPP.

¿Cuál es el proyecto a futuro de Álvaro García?

En lo personal no sé, en lo grupal la iniciativa que tomamos a partir de las elecciones fue la creación del grupo Plataforma. Continúa el proyecto de la lista 982 conjuntamente con la Dra. Cristina Lustemberg, vamos a hacer un encuentro nacional conjunto el día sábado 14 y vamos a estar recibiendo a todos los compañeros y compañeras que han apoyado el proyecto de lista 982.

Nos hemos reunido con queridos compañeros con los que creamos el sublema Progresistas: las listas que acompañaron a la Vertiente Artiguista, Fernando Amado y su movimiento y nuestra lista, la 982, nos estamos reuniendo y estamos llevando adelante acciones para darle una mayor organicidad al trabajo de Progresistas, una mayor presencia conjunta y un trabajo futuro.

En el caso de las departamentales de Montevideo, ¿habrá que esperar que vuelva Martínez?

Creo que es un dato importante, y algunas otras incógnitas que habrá que ir despejando.

¿Podrían tener un candidato del sector?

Nos gustaría poder manejar la posibilidad de un nombre, todo esto tiene que estar supeditado al mejor desempeño del Frente Amplio.

Progresistas «será un espacio abierto»

García consideró que el «diagnóstico de fragmentación» que hay a la interna del Frente Amplio no es «saludable» para el nuevo rol opositor que deberá cumplir la fuerza política desde el 1º de marzo.

«Cuando arrancamos con Cristina hablamos de sumar espacios, fuimos logrando esos objetivos y ahora con Progresistas seguimos aportando en ese camino, va a ser un espacio abierto», aseguró, y dijo que tanto a él como a la diputada electa les parece «importante brindar esa imagen de renovación del FA en este proceso». El FA, comentó, «está procesando una campaña electoral en medio de una renovación política, y queremos aportar a las mejores raíces del Frente Amplio con una cabeza de siglo XXI».

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. Mirapaarriba dice
    URUGUAY, UNICO PAIS EN EL MUNDO, DONDE SE REPRODUCEN INSECTOS REPULSIVOS Y MALIGNOS CAPACES DE RATIFICAR DOS VECES LA LEY DE IMPUNIDAD Y QUE OSTENTA UNA MURALLA EN LA SUPREMA CORTE EN PROTECCION DE M I L I C O S LADRONES TORTURADORES ASESINOS Y VIOLADORES DE LOS DDHH. ETC. A PESAR DE HABERSE RENOVADO L@S 5 MINISTR@S QUE LA INTEGRAN, Y QUE 4 YA FALLARON DIAMETRALMENTE LO OPUESTO. QUE VERGONZOSAMENTE, EL Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), DECLARO: NUESTRO PAIS NO CUMPLE “ Los compromisos asumidos en materia internacional y viola lo dispuesto por la sentencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”: “Estado uruguayo debe llevar ante la Justicia a todos los sospechosos de crímenes en dictadura – A.I. (Amnistía, Internacional); Y “CIDH: “Suprema Corte de Uruguay está en “grave incumplimiento” del derecho internacional”, ETC.
  2. Pedro de la Heroica dice
    Que maravilla, la perla Oriental del Uruguay…nada Los mantiene mas lejos de la realidad que vivir con un sueldon de Estado por 15 años… Es todo tan facil y tan lindo… perlado…
    1. Rotgelio dice
      Pedrito. García estaba manejando empresas en Brasil cuando lo llamo Astori para ocupar un cargo. Ninguno de los que se van va a pasar hambre. Son sustituidos por un combo de incapaces, nada más. Como será que Alfie no aceptó un cargo, no se quiere quemar con esta murguita que se viene
    2. Bahamonde dice
      Una perla falsa, en la que 600.000 uruguayos sobreviven con salarios que nominalmente no llegan a los 20.000. Y hay que sumarle los 300.000 jubilados que cobran menos de $ 12.500, cifra reconocida por el mismo BPS. Conclusión, si cumpliste 30 años, no sos empleado público, si no estás currando con una pensión de preso político… No seas gil, borrate mientras estás a tiempo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.