Uruguay es un país de avanzada en el derecho cooperativo

Un millón de personas están vinculadas al sistema cooperativo en Uruguay.

0 184

Se llevó a cabo en el Paraninfo de la Universidad de la República, este 17 de julio, el 4º Seminario Nacional de Derecho Cooperativo, organizado por la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop).

Esta instancia de encuentro e intercambio fue además «una actividad preparatoria del Seminario de Derecho Continental Cooperativo, que se desarrollará desde el 20 al 22 de noviembre en Costa Rica, en el marco de la Conferencia Regional de Cooperativas de las Américas», explicó Graciela Fernández, presidenta de Cudecoop.

Según Fernández, «fue una muy buena actividad, con presencia del subsecretario del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, planteando su experiencia en la Organización Internacional del Trabajo, OIT, sobre el trabajo en el futuro, aportando una visión importante de lo que fue el documento elaborado por el centenario de la OIT; la inclusión en ese documento del cooperativismo como herramienta para el desarrollo económico y social».

La presidenta de Cudecoop agregó que: «Contamos con la presencia de destacados especialistas en derecho cooperativo, como por ejemplo Dante Cracovia y Gustavo Sosa. Estamos muy conformes con la actividad, hubo una muy buena concurrencia».

En su exposición, Rodrigo Arim, rector de la Universidad de la República, sostuvo que Latinoamérica tiene un desarrollo muy importante en derecho cooperativo, que no se ve -por ejemplo- en países europeos. Asimismo, sostuvo que en Uruguay se generó una fluida dinámica de intercambio entre las cooperativas y la academia. Al respecto, Fernández aseveró que «Uruguay es un país que desarrolla en forma muy importante al movimiento cooperativo».

El desarrollo del movimiento cooperativo requiere, además, de una normativa que se adecue a las necesidades de la sociedad, políticas públicas que lo promuevan.

Acerca de este punto, Graciela Fernández manifestó que «nuestro país tiene una trayectoria muy importante de integración social en lo que tiene que ver con el cooperativismo, hay muchas cooperativas, muchos socios cooperativos y un buen desarrollo de políticas púbicas comparado con lo que sucedía hace una década. A partir de la promulgación de la Ley General de Cooperativas en el 2008 se institucionaliza el tema de políticas públicas a través de la creación del Instituto Nacional de Cooperativismo (Inacoop)».

Más políticas

No obstante, «necesitamos mucho más, necesitamos más políticas de capacitación y de financiamiento para el desarrollo económico-cooperativo. En eso estamos. No hay limitantes para hacerlo», pero hay un desfase temporal entre la trayectoria del cooperativismo y el diseño y ejecución de políticas públicas.

Fernández explicó que «el movimiento cooperativo en Uruguay tiene muchos años, pero las políticas públicas no». La implementación de políticas públicas «para capacitar, educar, fomentar, financiar, e incidir tiene apenas 10 años. Se ha avanzado mucho, pero hay que seguir trabajando».

Haciendo una brevísima reseña sobre la historia del cooperativismo en el país, cabe recordar que, por ejemplo, la Comisión Nacional de Fomento Rural se creó hace casi 105 años; que Coleme y Conaprole son las empresas cooperativas más antiguas del país, fundadas hace algo más de 80 años; que la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay se creó en 1962; que la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) celebró sus 49 años en mayo de 2019; que las Cooperativas Agrarias Federadas ya tienen 35 años de vida o que la propia Cudecoop tiene una trayectoria de 31 años.

«La ejecución de políticas públicas está dando buenos resultados, si nos referimos al asociativismo en el sector rural, tanto CNFR como CAF se han fortalecido desde un punto de vista institucional. Me quiero referir también al Procoop», un programa que desarrolla capacitaciones y asistencias técnicas destinadas a personas socias o integrantes de cooperativas y precooperativas, y entidades de la economía social. Es el resultado del Convenio y el Reglamento Operativo firmado entre Inacoop e Inefop en 2016 y en el que contribuye Cudecoop como socio estratégico. Ofrece formación en cooperativismo y formación técnica profesional. Promueve aprendizajes teóricos y prácticos para el fortalecimiento del capital humano de la economía social, «estos son pasos muy importantes», concluyó la referente de Cudecoop.

La relevancia del cooperativismo en Uruguay, tanto en lo económico como en lo social, se fundamenta en cifras. En el país hay «un millón de cooperativistas». Respecto a la evolución del número de entidades cooperativas, «en los últimos 10 años se ha triplicado la cantidad de cooperativas, y las que más han crecido son las de vivienda», concluyó Fernández.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.