El ejercicio permanente de la toleranciaUna primera respuesta a Ana Jerozolimski

4 1.428

 

 

 

 

En estos días he leído con mucha atención algunas columnas de opinión de Ana Jerozolimski, con respecto a la presencia de Roger Waters a la sede de nuestro PIT-CNT.

Nos ha dicho que deberíamos decir con respecto a lo que vimos cuando estuvimos en Israel, invitados por la Histadrut, recordándonos las partes más convenientes de una entrevista que le concedimos, para sustentar sus opiniones contrarias a la presencia de este gran artista en nuestro local.

Ha intentado por todos los medios embarrar la cancha, dejarnos del lado de los que generamos odio o hacemos silencio por temor no se sabe a qué demonio de la situación del conflicto entre Israel y Palestina, y de lo que vimos en Israel.

Me pareció inoportuno y hasta oportunista responderle en medio de la visita de tan célebre artista, que levanta la bandera de lucha contra personas de la antipolítica como Trump y Bolsonaro, que levantó la bandera de los familiares de los desaparecidos. Como muchos otros músicos y artistas, demuestran lo mejor de su construcción creativa, esa que provoca que cientos de miles de personas paguen su entrada para ver a un fenómeno que conmovió varias generaciones, y al mismo tiempo ser militantes de distintas causas que consideran vale la pena abrazarse. En nuestro país, por suerte, son muchos compañeros y compañeras que se han abrazado a las mejores banderas del movimiento obrero.

Dos organizaciones vinculadas al apoyo al pueblo palestino nos solicitaron en préstamo el local sindical para hacer una actividad con Roger Waters. Hicimos múltiples consulta y unánimemente resolvimos prestar el local y darle a Roger Waters la oportunidad de expresarse libremente, es decir defendiendo como siempre la libertad de expresión, salvo que esas expresiones apoyen al fascismo, cuestión que en este caso no solo no sucedió, sino por el contrario invitó a pelear contra el fascismo en el mundo.

Probablemente sería más sencillo quedarse disfrutando de sus éxitos, de su actual popularidad, pero elige un camino más complejo, el de enfrentarse a múltiples poderes. Obviamente esto genera múltiples resentimientos y hasta necedades, al punto de que escuchamos perplejos que no se le tendría que haber dado el título de visitante ilustre de la ciudad. ¿Acaso no es un visitante ilustre de nuestra ciudad de Montevideo? Yo creo que sí y que hizo bien la Intendencia de Montevideo en darle esa distinción, y hago mía las palabras de Mariana Percovich, sobre lo que significó para nosotros la película “The Wall” y todas las cosa que había que hacer para poder verla.

La música y el nivel artístico de Pink Floyd como uno de las bandas más potentes de rock es indiscutible, como también su etapa como solista en la que logra colocar 40 mil personas en un estadio. Una convocatoria así es para muy pocos en nuestro país.

Muchas de las posiciones que sustentó tanto en la Intendencia como en el local de nuestra central obrera las comparto en buena medida. Tengo una diferencia sobre los boicots, de hecho expresé mi opinión en el semanario hebreo, tal cual lo dice en su nota Jerozolimski. Allí sostenía que “Yo las experiencias que he visto de boicot han sido todas negativas. Porque quien paga finalmente no es el que tiene el capital, que de alguna manera u otra, va a reorientar su problema. El que lo termina pagando es el eslabón más débil, que no se puede mover, que lo único que tiene es su trabajo como centralidad de vida. Si el trabajo para los trabajadores es el salario, es el orgullo de poder llevar el fruto de su trabajo a su casa y compartirlo con su familia, es el trabajo de su esposa, es la construcción de una familia alrededor de una situación”. Esta posición yo la sigo sosteniendo y cuando se trató el tema en el Ejecutivo de nuestra central, se compartió no apoyar un boicot por estos temas.

Lo mismo, pero en una dimensión gigantesca, comparada con una iniciativa civil, es el bloqueo salvaje que sufre el pueblo cubano hace varias décadas, y que solo votaron en la ONU, EEUU e Israel. Bloqueo que viene pagando el pueblo cubano con múltiples peripecias, cómo explicará Jerozolimski semejante barbaridad, porque la diferencia entre una iniciativa civil y una política de estado resuelta por EEUU para bloquear a Cuba y solo apoyada por el gobierno Israelí.

Entonces, no parece ser tan coherente la posición sostenida por la periodista, quien sólo siente dolor con medidas tomadas contra su pueblo y parece sentir una enorme apatía cuando la medida es contra otros pueblos, por ejemplo con el pueblo cubano.

Nosotros le hemos prestado el local a estas organizaciones y pudieron decir lo que nos gustó y lo que no, porque creemos en la libertad de expresión. La libertad no es que la gente diga lo que nosotros queremos, es que todos puedan expresarse conforme a lo que piensan o sienten. Menos mal que esta libertad no está en manos de esta periodista, sino solo se podría analizar su punto de vista con respecto al conflicto.

Con respecto a la Histadrut, a todas las personas con quienes nos reunimos le trasmitimos todo lo que pensábamos en relación al conflicto del Medio Oriente, y esa posición es clara y contundente. Muchos miembros de la Histadrut nos manifestaron su acuerdo con nuestra posición.

Nuestra posición siempre fue darle oportunidad a las partes de expresarse con toda la libertad. “En ese cuadro político se ubica la situación de Palestina para la cual seguimos reclamando una solución al conflicto, el fin de las agresiones del gobierno israelí sobre el pueblo palestino, y el reconocimiento del Estado Palestino y de Jerusalén como capital compartida con el Estado de Israel tal cual lo resolviera en su momento las Naciones Unidas”. Resolución del XII Congreso del PIT-CNT.

En esa línea organizamos una actividad en las que participaron y dieron su opinión con total libertad, los señores Alejandro Hamed y Damián Szvalb.

Esta posición no es nueva, aunque sorprenda a la periodista, pero en la década de los 90, con varios dirigentes de la época, encabezados por el querido compañero Pepe D’Elía recibimos a un enviado de Yahir Arafat, en una reunión que duró más de dos horas. Eso no era un impedimento para reunirnos con el Comité Central Israelita, o con las demás organizaciones judías en el Uruguay para conocer todas las opiniones.

La periodista está muy mal informada y (es raro en un periodistas), el PIT-CNT no convocó a ningún boicot hasta el momento, lo hizo el expositor Roger Waters y las organizaciones convocantes, por lo cual tiene un error de origen, no habernos consultado para conocer nuestro punto de vista.

Nosotros encontramos en Israel una organización potente, que garantiza un piso de derechos laborales muy altos, y lo expresamos en varias entrevistas, por las que fuimos duramente cuestionados por un pequeño grupo de personas que sostienen que la única verdad es la que ellos sostienen y los demás somos débiles ideológicos o bobos, según el caso. Igual de grave que la posición de la periodista Jerozolimski, que considera que podemos ser traidores y o débiles por no comentarle al gran músico y activista lo que vimos en Israel y en verdad lo importante era escucharlo a él y sus posiciones.

Yo no comparto el 100% de las posiciones que él sustenta, pero sí una enorme parte, y me provoca admiración que la gente se comprometa con las causas de los más débiles, y más cuando tiene una situación de privilegio de acuerdo a sus ingresos.

Debería la periodista tratar conocer más al PIT-CNT, porque hasta el último día de nuestras vidas, la libertad es un bien a preservar, entre ellas la libertad de expresión.

La intolerancia y la manija parecen estar en el orden del día, nosotros vamos a seguir levantando el internacionalismo de los trabajadores, y entre opresores y oprimidos nuestra posición va a ser colocarnos del lado de los oprimidos. Viene desde el fondo de nuestra historia, historia que hemos pagado con asesinatos, desapariciones, torturas y exilio, enfrentando con mucha dignidad al terrorismo.

La casa del PIT-CNT es de puertas abiertas y lo seguirá siendo, y no vamos a perder esta condición ni por empujones de una periodista, ni por presiones indebidas, porque no es un capricho, es una convicción.

Tal vez deberían ser coherente y reclamar al gobierno de Israel que no sea uno de los dos países que apoyan el bloqueo más largo y duro a un pueblo latinoamericano.

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. Pepe Le Pu dice
    Lo mas triste es que esta “periodista” (en realidad no lo es, solo escribe en los medios), trato de “antisemita” a Roger Waters. Solo porque no esta de acuerdo con Israel. Una actitud bien fascista, si no estas de acuerdo conmigo, eres mi enemigo. LA MEN TA BLE. (y mas lamentable es que le den tantos espacios, representando a una parte tan pequeña de la poblacion uruguaya)
  2. Peteco dice
    Este tema Israel/Palestino…es milenario! Tiene raices religiosas..politicas..ideologicas! No es ni facil.. ni muy entendible,para occidente! Lo cierto si…es que hay intolerancias plenas de uno y otro lado.. y poco y/o ningun ni fecundo dialogo.Pq desde el momento que ninguna parte accede..a ser flexible en algo …la otra tampoco lo hace..y es evidente por los hechos historicos…que ninguna parte quiere verdaderamente convivir en paz! Pq si asi fuese…hace años…se hubiesen sentado(lo hicieron…si exito!) y sincerado unos y otros y buscado soluciones plausibles para unos y otros..y COMPROMETERSE Y RESPONSABILIZARSE EN SERIO…POR LA PAZ! Claro…cuando hay..una ciudad milenaria.. compartida religiosamente por varias Religiones..y “todos la quieren como Capital o referente para si,es dificil..lograr acuerdos! Cuando una parte..se extiende y extiende en un territorio..reclamado por la otra…evidentemente…que no busca la Paz..sino,imponer unilateralmente su criterio! Y por logico..la otra parte…reaccionara! Israel/Palestina…deben aprender a convivir..con sus difefencias..y tratar de ser mas tolerantes! Ambas naciones tienen derecho a ser…Naciones..libres y tener su parte de territorio y existir soberanamente y justamente! Es dificil. .comprender eso? Claro…Israel militarmente es una potencia…y Palestina…usa..”piedras..etc”! Asi…tampoco..habra justicia y paz…si no se deja de lado,la soberbia e imposiciones! Opino..somo como ciudadano…y creo,en forma objetiva! Creo que es un tema…dificil..y que algun organismo internacional de peso…o grupos paises…mediar..con logica y sentido comun..entre ambas naciones! La Paz y sus propios pueblos…valen el esfuerzo!
  3. Ugo Massu dice
    El millonario Roger Waters, con su saco de cuero al estilo nazi, apoya el boicot a Israel, siendo así heredero de los nazis que boicoteaban a los judíos de Europa. Los que hoy gritan “Judíos fuera de Palestina” son los herederos de los que ayer gritaban en las calles europeas “Judíos váyanse a Palestina”. Ayer llamaban a los judíos europeos intrusos extranjeros, y hoy usan el mismo calificativo para los judíos del Medio Oriente”. El PIT-CNT la erró feo en su recepción al antisemita de Roger Waters. ¿O el uso de cerdos con escudos de David no es antisemitismo? “La casa del PIT-CNT es de puertas abiertas y lo seguirá siendo”, escriben. Si es para recibir a fascistas y antisemitas, esto es lamentable, y peor aún, es traición.
  4. Carlos dice
    ¿Piedras? ¿No sabe este señor que Hamás oculto entre los civiles lanza misiles, cientos, Miles de misiles?¿Respeto por otras religiones? ¿No sabe este señor que la mezquita de la roca, patrimonio cultural de la humanidad construída encima de los templos derrumbados del judaísmo?¿Escuchó usted acaso que hubiera alguna intención de demolerlo para recuperar esos restos?¿No? Pues efectivamente a nadie se le ocurre, ni tampoco afectar las iglesias y el santo sepulcro cristiano, porque Israel respeta a las otras religiones, cosa que no ocurre en la gran mayoría del mundo árabe donde un día hoy y otro también oímos que atentan contra este templo budista, derrumban aquella iglesia, etcétera, etcétera.¿Paz? ¡Claro! ¿Pero como lograrla cuando en su propia constitución tienen por escrito destruír el estado judío y crear el estado “palestino” (y pongo con comillas por gusto) va desde el mediterráneo al Jordán? Egipto en la guerra de los seis días perdió el Sinaí -que territorialmente es más grande que el propio Israel, que es más chico que Tacuarembó- y cuando estuvieron dispuestos a garantizar la paz le fué restituída, fin del problema. El tema es que los “palestinos” no son un pueblo, tomaron la denominación que le dió el protectorado británico para denominar a la gente que habitaba esa zona. Sus “hermanos” musulmanes los expulsan como perros de sus países y los usan como ariete sin importarle un pepino su destino. Hay que interiorizarse del tema y luego opinar. ¿BDS? Antes de ese BDS tendría que haber una autocrítica en nuestro querido PIT-CNT y tener honestidad intelectual de aplicarle el mismo tratamiento a Arabia Saudita ( por su masacre Yemen), Rusia por sus actuales inmensas masacres en Chechenia y aledaños, por su criminalidad homofóbica y la inmensa violación de los derechos humanos donde pone el pie, a USA , bueno, no me da ni un libro, Malasia, Turquía, y un etcétera muy largo de países continuará en la barbarie ¿No?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.