Una pálida versión de Peñarol comenzó el Clausura empatando con Cerro

Los aurinegros igualaron 1-1 en el Tróccoli en el estreno de Mauricio Larriera como DT del equipo.

Lo hecho por Peñarol en el Tróccoli seguramente no se haya parecido en nada a lo que imaginó Mauricio Larriera. Las sensibles bajas (no estuvieron, por diferentes motivos, Giovanni González, Joaquín Piquerez, Matías Britos y David Terans) no alcanzan para justificar el pobrísimo rendimiento del equipo aurinegro, que estuvo falto de ideas y pateó el arco solamente en un par de oportunidades.

Por supuesto, no fue más que un partido, el primero de los quince que los mirasoles disputarán en el Torneo Clausura. Está claro que empatarlo no fue una buena noticia, pues además de demostrar que siguen vivos algunos de los males que acompañaron al equipo en presentaciones del pasado, le da a Nacional la posibilidad de alejarse aún más en la Tabla Anual.

Sin embargo, haber dejado puntos ante Cerro, para el que el empate fue sumamente valioso considerando que todo sirve para zafar de las garras del descenso, no puede tomarse como una profecía infalible del negro futuro que espera a Peñarol en el Clausura.

«Hay que sumar puntos y mejorar el trabajo. Que Mauricio siga trabajando, que los resultados van a llegar. Me quedo con la entrega, con no bajar los brazos, con que los juveniles siguen siendo un positivo para Peñarol. No me voy preocupado, sí con ganas de seguir trabajando», dijo en conferencia el presidente del club, Ignacio Ruglio.

Excesivamente inofensivo

En ocasiones, los primeros minutos son una muestra fiel de lo que será el transcurso del partido. Ayer en el Tróccoli, Cerro empezó controlando la pelota y rondando el área de Peñarol en ofensivas guiadas por Cabrera y Tancredi, que usualmente fueron cortadas por las buenas respuestas de «Tito» Formiliano.

El principal pecado de los «villeros» fue carecer de profundidad, pues conquistaron uno de los rubros esenciales de cualquier encuentro al imponerse en la mayoría de las batallas que se libran en la eterna guerra del mediocampo.

Peñarol extrañó la subida de sus laterales titulares (jugaron Trindade, retrasado por Larriera, y Robert Herrera, lo más flojo de la defensa), estuvo impreciso en el mediocampo y sus delanteros quedaron a la deriva. Pese a la imprecisión reinante y la poca frecuencia con que pisó el área rival, tuvo un mérito valioso: transformó en gol su primera llegada, que nació de una recuperación de Álvarez Wallace, fue guiada por Torres y definida por «Urreta» con un derechazo a la red.

Fue la única llegada de Peñarol en toda la primera parte, y una de las pocas del capítulo. La otra clara fue a los 41’, cuando un zurdazo de González se topó con una excelente atajada de Dawson.

Más de lo mismo

El complemento fue tan aburrido como la primera parte. Lo rescatable para Cerro fue que esta vez pudo vulnerar a Dawson, a quien Falce expulsó (exageradamente) por la falta sobre Maicol Cabrera, que fue derribado por el arquero cuando intentaba transformar en gol un pase que le llegó desde la banda. Él mismo lo cambió por gol para sellar el 1-1, que nadie sabía entonces que sería el resultado final.

Quedar con un hombre de menos llevó a Larriera a realizar varios cambios, que no contribuyeron demasiado a que el equipo mejorara su funcionamiento. La única oportunidad que tuvo Peñarol para llevarse los tres puntos llegó a los 85’, cuando un cabezazo de Núñez (quien junto a Vadocz y el juvenil Valentín Rodríguez fueron los cambios del DT) dejó solo frente al arco a Formiliano, cuyo mal cabezazo se fue lejos del palo pese a estar bien ubicado y sin marca.

De este modo, el empate reinó en un partido que quedó destinado al olvido apenas Falce pitó el final.

Danubio cada vez más preocupado por el descenso

Los hinchas franjeados continúan padeciendo la pésima campaña de su equipo, que volvió a perder y no se adelantó ni un centímetro en la Tabla del Descenso, que actualmente lo muestra en el penúltimo lugar. El elenco dirigido por Leonardo Ramos cayó 3-0 ante Cerro Largo (goles de Cayetano y Borges por duplicado) en Jardines. Por suu parte, los «arachanes» iniciaron el Clausura con el pie derecho, y siguen prendidos en la pelea por la Anual.

8 Comentarios
  1. ME atrevo dice
    lamentable que un cuadro grande ,contra el ultimo de la tabla ,no tire un corner en todo el partido ,jugadores que ganan sueldos enormes para el pais,profecionales que se notaba que no se cuidaron en las vacaciones ,cerro casi les gana solo corriendo
  2. elcacho dice
    «exageradamente»… me parece que se te cayò un pedazo del partidario que llevas adentro.
  3. corsariosalgari dice
    Se sintió la ausencia de Piendibene… Por favor, presentar excusas contra el último de la Tabla del Descenso.
  4. Marcos Sastre dice
    La roja que le perdono a Herrera es para ir viendo como los cuervos llevaran de la mano al cuadro del sistema a definir el campeonato uruguayo 2020, una falta innecesaria de este muchaco que juega porque su padre es el Pepe Herrera sino le hubieran dicho dedicate a las 8 horas, cuanto acomodo cuanta corrupcion.
  5. Máximo Capucho dice
    Menos mal que el tradicional rival, Nacional, también empató. Peñarol es la vida misma, por eso soy manya y espero que los de La República también lo sean.
  6. Máximo Capucho dice
    Era una joda, cada cual con sus sentimientos.
  7. Luis martinez bcb 35637 dice
    En el futbol es todo arreglo no se hagan mala sangre . .mejor miren si sus hijos comen todos los dias bien y aparesen las vacunas para protejerlos
  8. adrifer960 dice
    Espero que Cerro meta asi todo el campeonato

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat