Una necesaria expansión en el territorio del Interior

Así lo hemos concebido en estos tiempos de pandemia, donde la riqueza personal de los encuentros ha sido afectada en todos los ámbitos de socialización y no escapa el de la construcción política militante; a la cual estamos acostumbrados en el Uruguay profundo y sencillo.

Este marco de revisión de lo actuado con el sinsabor de la derrota electoral en las nacionales de 2019, han colocado a la fuerza política ante el inevitable proceso de repensar lo que viene y sobre todo; con quienes vendrá.

Esa relación de cercanía y contacto, de mano a mano con la gente de todos lados, de conocer y saber las dificultades del día a día, de ir a buscar las preocupaciones y poner juntos la búsqueda de la solución; la hemos aprendido en varios años de trabajo social con el hoy reelecto Intendente salteño Andrés Lima.

Decididos a ir tras la conquista de las oportunidades que el escenario nacional de solo tres Intendencias del Frente Amplio nos está presentando y que el tiempo actual empuja a recobrar lo perdido; nos hemos puesto en marcha.

Entonces vemos que va asomando un referente en gestión, político, aglutinador de masas, abierto, con profunda empatía social, un ser comunitario, vocacional y servicial desde el Norte del país con ansias de mover los cimientos con lo más simple que hay: hablar con la gente de aquí y de un poco más allá de Salto.

Detrás de él, a su lado y con consolidado posicionamiento arrancamos desde Quebracho – Paysandú.

Salimos un poco del mismísimo terruño de los azahares con el perfume de los naranjales, del añorado río de las aguas del Salto Chico donde nació la ciudad a mediados del siglo XVIII. Vamos acompañando a quien ha alcanzado ribetes de líder político indiscutible de la izquierda salteña.

A puro esfuerzo de trabajo y supremacía demostrada en las urnas ante cada una de las elecciones que disputó.

Esta corriente que no tiene nombre pero siente la camiseta del Interior, es parte integral de un escenario de revisión y reflexión de por qué el Frente Amplio se alejó de la gente y en definitiva; de sus ideales más caros que vienen de casi 50 años de imponente historia política e institucional.

Sabemos lo que debemos de hacer para empezar a recomponer y volver a liderar los avances y transformaciones más importantes de las últimas décadas. No hay otro camino que volver a hablar con hombres y mujeres que decepcionados quedaron porque de ellos nos olvidamos.

Es momento de empezar a contribuir con la renovación generacional en la cual no se pensó ni se ejecutó, cual un proceso de recambio que impidiera la desorientación y fragmentación de la que adolece toda la fuera política.

A una mala campaña y a decisiones desacertadas, debe continuar el espíritu de volver a ser. Nos va en ese camino de profundización de arraigo y coincidencias esparcidas por tierra adentro; el retorno al Gobierno Nacional.

Lo otro es seguir deambulando y creyendo que desde la centralidad de la capital del país todo se pretende saber y conocer. Subestimar la capacidad y la idiosincrasia del Interior es quedarla.

Nunca debió haber ocurrido de esa forma, pero la comodidad de gobernar nos hizo olvidar el deber de sostener una gestión con soporte político y militancia activa.

No estuvimos presentes y relegamos territorio al adversario que nos quitó lo que tanto costó abrazar en casi 50 años de prodigación, esfuerzo, lucha, desalientos y alegrías.

Al final, uno cae en la cuenta de que si no se está siempre con la población de los diecinueve Departamentos; seguiremos quedando lejos de ganar elecciones y lejos de nuestra condición política.

Dejar de temer a la orgánica y decir lo que pensamos por las vías y canales que corresponden, internamente y con altura es la clave. Hacia afuera nada que nos ponga en la escena de la farándula y la perniciosidad de acciones y maneras.

Fortalecer los liderazgos locales de nuestros referentes políticos sin dejar de apoyarlos ni radiarlos será una crucial tarea en orden a recuperar lo perdido.

Acá en el Norte lo entendemos de esa manera, rápidamente. Andrés Lima se lo transmitió a Pepe Mujica en el reciente encuentro y hubo más que sintonía.

Cada quien debe hacerse cargo de lo que no hizo, nosotros ya empezamos a expandir una manera de sentir y hacer militancia. Hemos avisado y además; con tiempo de lograr crecer y aportarle al Frente Amplio pensando en el 2024.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat