Una mujer fallecida en Montevideo y cuatro casos en Treinta y Tres

Según el último reporte del Sinae, se elevó a 29 el número total de muertos; el último caso se trata de una mujer que estaba en el CTI desde marzo.

2 1.484

En la presente jornada se procesaron 948 análisis y se detectaron 4 casos positivos nuevos de Coronavirus Covid-19, todos ellos en el departamento de Treinta y Tres. Ya están identificados los contactos y se mantiene un estricto seguimiento epidemiológico.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo se han procesado 72.553 tests y se han registrado 960 casos positivos de Coronavirus en todo el territorio nacional. De ese total, 858 ya se recuperaron. Ayer se confirmó un nuevo fallecimiento por Coronavirus. Se trata de una paciente de 70 años que estaba internada en Montevideo. Ya son 29 las defunciones por Covid-19 en Uruguay.

La mujer fallecida este lunes era la única paciente con covid-19 que se encontraba hospitalizada en cuidados intensivos desde fines de marzo. Al regresar de un viaje en el Caribe, la mujer presentó tos, fiebre y falta de aire. Se encontraba desde entonces bajo tratamiento.

En las últimas semanas se le había aplicado un respirador mecánico. Actualmente hay 73 casos activos, es decir, personas que están cursando la enfermedad, ninguna de ellas se encuentra en cuidados intensivos y ninguna en cuidados intermedios.

Del total de casos positivos confirmados, 149 corresponden a personal de la salud. 127 de ellos ya se recuperaron, 21 están cursando la enfermedad y 1 falleció. Los departamentos con casos activos al día de hoy son 5: Canelones, Maldonado, Montevideo, Paysandú y Treinta y Tres.

En Treinta y Tres, la Policía va a controlar que se cumpla la cuarentena. Calculan que unas 80 familias en cuarentena estarán bajo vigilancia policial, alrededor de 150 personas.

El jefe de Policía, Gustavo Silveira, dijo que se realizarán patrullajes por los domicilios de las personas que deben cumplir con la cuarentena.

Proyecto Echo: asesoría para policías y privados de libertad

El Ministerio del Interior comenzará a trabajar con el Proyecto Echo, una iniciativa presentada por uno de los científicos que asesora al gobierno por el nuevo Covid-19, Henry Cohen, que se centra en la salud mental y las adicciones tanto de los funcionarios policías como de los privados de libertad.

Este proyecto, que fue fundado en Estados Unidos hace 17 años, tiene como objetivo «desmonopolizar el conocimiento médico y democratizar la atención de los pacientes», dijo Cohen, principalmente aquellas que viven en centros que no están poblados o en las zonas rurales.

Cohen hizo referencia a que este proyecto también se implementará en las cárceles del país.

«Con el Ministerio del Interior hemos trabajado los últimos años y por diferentes motivos no pudimos comenzar a practicarlo con sanidad policial», explicó el médico. Sin embargo, aseguró que hay un nuevo interés por parte de las autoridades y que ya comenzaron las reuniones de trabajo con el equipo que va a hacerse cargo de llevar adelante el proyecto.

«La idea es promover la salud mental de los funcionarios policiales y también la salud en general de los privados de libertad», explicó el médico, que remarcó que «no están privados de los otros derechos humanos».

A su vez, el Ministerio del Interior y la Secretaría Nacional de Deporte firmaron un convenio para que los presos puedan trabajar en arreglos de plazas de deportes de todo el país. Además, la secretaría podrá hacer arcos de fútbol y rugby en el polo industrial.

New Scientist destaca a Uruguay y a Cuba

Los resultados obtenidos en Uruguay en la lucha contra el coronavirus, al combinar testeos masivos y un buen rastreo de contacto en lugar de imponer cuarentenas obligatorias, ha generado varios titulares en la prensa internacional.

La prestigiosa publicación científica New Scientist se sumó a los reportes sobre Uruguay al destacar en uno de los artículos de su última edición únicamente a dos países de América por su lucha contra el nuevo coronavirus. «Cómo Cuba y Uruguay eliminan el coronavirus mientras sus vecinos luchan», es el título del artículo.

Primero, New Scientist destaca a Cuba, un caso muy distinto al de Uruguay pero que ha obtenido buenos resultados. En entrevista con científicos de la Universidad de Florida, destaca que, a pesar de tener la población más envejecida de las Américas, el país tuvo solo 2.348 casos y 86 muertes, en una población de 11 millones y medio de habitantes.

«Lo que le falta en materiales, lo tiene en mano de obra: tiene el mayor porcentaje de médicos por paciente del mundo, con 8,19, en comparación con los 2,15 de Brasil y los 2,6 de Estados Unidos», recuerda New Scientist. Antes de que se registrara el primer caso, el Gobierno cubano envió a doctores, estudiantes de medicina y enfermeros a averiguar puerta por puerta si había personas con síndromes respiratorios y a informar sobre la enfermedad.

Se rastrearon los contactos de los sospechosos de tener Covid y se envió a pacientes a centros de aislamiento. New Scientist destaca que Uruguay, a diferencia de Cuba, no cuenta con un Gobierno autoritario para detener los brotes. Además, tiene fronteras terrestres, lo que incluye un intercambio complicado con Brasil, en este momento el epicentro de la pandemia en Sudamérica.

«Y sin embargo, hasta el 1 de julio Uruguay había reportado solo 963 casos y 27 muertes. Eso es igual a 264 casos y siete muertes por millón de habitantes, en comparación con los 6.370 casos y 285 muertes de Brasil», dice la publicación. «Quizá sorprendentemente, Uruguay nunca impartió una cuarentena obligatoria. Cuando el país confirmó el primer caso, el presidente Luis Lacalle Pou cerró fronteras, escuelas y canceló eventos públicos, pero pidió a la población aislarse si era posible», agrega.

«El gobierno no tuvo que pedir a la gente que se aislara, lo hicieron ellos mismos», dice a New Scientist Giovanni Escalante, representante de la OMS para el país. Además, el gobierno llevó a cabo medidas enérgicas de testeo y rastreo de contactos, sumando una app que permite solicitar atención y test, informa la publicación, que adjudica el éxito a estos aspectos y a la rápida respuesta a la pandemia, igual que en el caso de Cuba.

Escalante reporta que el Gobierno pidió a la OMS información para aprender de experiencias registradas en otros países y se interiorizó sobre las mejores prácticas de testeo. «Los laboratorios de test pasaron de uno a 25 y envió científicos a Brasil para capacitarse», reporta.

«Uruguay realizó 162 tests por caso nuevo de Covid 19 hasta el 26 de junio, el número más alto de Sudamérica», dice New Scientist. «Varias lecciones deben aprenderse de su respuesta», dice Escalante, una de las cuales es la importancia de un mensaje claro. «Hubo una buena estrategia de comunicación y un solo mensaje», dice.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. NTX dice
    Mientras tanto el gobierno de marsupiales multicolor trae en barquito a los argentos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat