Una década sin Mario

Benedetti, uno de los escritores más importantes del idioma español, este viernes fue homenajeado por todo el mundo.

0 154

“Uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene el derecho de no hacer lo que no quiere”. Esta es una de las tantas célebres sobre la vida que escribió Mario Benedetti, quien es quizás uno de los escritores más importantes de la lengua española, y del cual, este viernes 17 de mayo, se cumplieron 10 años de su muerte.

Es de los más célebres isabelinos y con su pluma abarcó todos los géneros literarios, como las novelas, cuentos, ensayos y el reporteo.

Con una serie de actividades, tanto en el extranjero, como en nuestro país, se le rindió homenaje.

En Uruguay, la Fundación Mario Benedetti se efectuó la inauguración de una muestra de cuadros que pertenecieron a Mario, denominada “desde Frasconi y Carlos Matta, hasta Mariano Rodríguez y Portocarrero; una presentación de humor político, en la senda de Damocles; una charla sobre Benedetti crítico literario; y “Quienes cantan leen”, donde se leyeron poemas de Mario (Ana Prada, Pata Kramer, Rubén Olivera, Fernando Schmidt y Gerardo Ciancio).

Un poco de su historia
Nacido el 14 de setiembre de 1920, Benedetti es probablemente el más famoso exponente que ha dado Uruguay a las letras en idioma español. Muchos de sus más de 80 libros fueron traducidos a más de 20 idiomas. Varios de sus títulos alcanzaron récords de ventas en Uruguay y otros países.

También muchos de sus poemas y cuentos fueron musicalizados o adaptados a producciones audiovisuales. Sus obras tienen un fuerte arraigo en la cultura popular en los países de lengua castellana.

Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés, Daniel Viglietti y Nacha Guevara lo cantaron. También, aportó a su éxito Sergio Renán, que llevó a la pantalla grande sus novelas Gracias por el fuego de 1985 y La Tregua de 1974. Esta última protagonizada por Héctor Alterio y Ana María Picchio y que se convertiría en la primera película argentina en ser nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera.

Nacido en la ciudad de Paso de los Toros, departamento de Tacuarembó, Benedetti integró la Generación del 45, a la que pertenecen también la poeta Idea Vilariño y el escritor Juan Carlos Onetti, entre otros destacados intelectuales.

También trabajó como periodista; en 1948 fundó y dirigió la revista Marginalia y luego integró la redacción del semanario Marcha en el que llegó a dirigir la sección literaria. Pasó varios años de exilio en Perú, Cuba y España.

Además fue galardonado en 1999 con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y en 2005 con el Internacional Menéndez Pelayo.

También recibió la Orden Félix Varela, por parte del Consejo de Estado de Cuba en 1982. La medalla Gabriela Mistral en Chile en 1995, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Valladolid y de Alicante en España, en 1997. Además de el Premio Iberoamericano José Martí en reconocimiento a toda su obra en marzo del 2001.

El 17 de mayo de 2009 poco después de las 18hs., Benedetti murió en su casa de Montevideo, a los 88 años. El Palacio Legislativo fue designado como el sitio de su velatorio. En el marco de este hecho, el gobierno uruguayo decretó duelo nacional y dispuso que su velatorio se realizara con honores patrios en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo.

Su cortejo fúnebre fue encabezado por integrantes de la FEUU y del PIT-CNT, entre otras personalidades y amigos del escritor, y cientos de ciudadanos que acompañaron al mismo, quedando de manifiesto su fuerte arraigo popular. Fue sepultado en el Panteón Nacional del Cementerio Central de Montevideo.

¿Qué hace la Fundación Mario Benedetti?
En el artículo 2 de su testamento, el poeta uruguayo dejó el siguiente mensaje sobre los objetivos de la fundación: “El objeto de la Fundación será la conservación, organización, clasificación, ordenamiento, promoción, difusión, administración y edición de la obra de Mario Benedetti, así como el apoyo y aporte a organizaciones defensoras de los derechos humanos, en especial las dedicadas al esclarecimiento y la investigación de los detenidos desaparecidos en nuestro país, respetando en todo caso el pensamiento y convicciones del autor. Dentro del objeto se entiende comprendido el desarrollo de actividades culturales vinculadas al ámbito literario, tales como talleres, concursos, proyectos, recitales de poesía, mesas redondas y conferencias; concesión de becas por concursos; museo, biblioteca”. Más información en www.fundacionmariobenedetti.org

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.