A pesar de que el país está en un lugar tan remoto, los empresarios de la costa oeste de EEUU podrían llegar a sus refugios en aviones privados directamente sin escalasUn refugio en caso de que surja un apocalipsis mundial

1 340

Las personas más ricas de EEUU han encontrado un refugio en caso de que surja un apocalipsis mundial: Nueva Zelanda. Debido a su remota ubicación, el país de Oceanía es considerado el lugar ideal para huir de una guerra nuclear o una epidemia masiva.

En los últimos dos años, siete empresarios estadounidenses de Silicon Valley adquirieron búnkeres de 150 toneladas, que fueron trasladados a Nueva Zelanda y enterrados allí, informa Olivia Carville, columnista de Bloomberg.

A pesar de que el país está en un lugar tan remoto, los empresarios de la costa oeste de EEUU podrían llegar a sus refugios en aviones privados directamente sin escalas.

El aislamiento, que antes se consideraba un obstáculo al desarrollo económico, se convirtió en un activo, señala la columnista. Así, los extranjeros pueden ‘comprarse’ su permiso de residencia en Nueva Zelanda por medio de un visado de inversores.

Uno tiene que gastarse 6,7 millones de dólares en el transcurso de tres años, razón por la cual los empresarios estadounidenses se pusieron a comprar en muchas ocasiones auténticas mansiones, inundando Nueva Zelanda de capital, destaca Carville.

Según sus estimaciones, en el año fiscal 2017 hubo 17 solicitantes de EEUU para obtener este visado. La columnista subraya que después de la elección de Donald Trump como presidente del país norteamericano, el número de solicitudes creció considerablemente. Previamente había un promedio de seis solicitudes.

Aunque los empresarios estadounidenses se han gastado millones de dólares en los inmuebles neozelandeses para ‘adquirir el permiso de residencia’, este plan parece haber llegado a su fin, cuenta la columnista.

Así, el Gobierno de Nueva Zelanda tomó la decisión de prohibir a los extranjeros comprar inmuebles en el país, una decisión que entrará en vigor dentro de varios meses, añade Carville.

El ex primer ministro neozelandés, John Key, dijo que si uno quiere tener un plan B para el caso de que tenga lugar un Armagedón, esa persona buscará el lugar más remoto con el ambiente más seguro.

“Si se lo preguntas a Google, te dirá que es Nueva Zelanda. Se conoce como la última parada antes de la Antártida. Mucha gente me dijo que quisieran tener un inmueble en Nueva Zelanda por si el mundo se va al diablo en un santiamén”, dijo.

La columnista encuentra el origen de ese afán por refugiarse en la cultura estadounidense que comenzó durante la Guerra Fría, cuando los niños tenían que practicar la maniobra de agacharse y cubrirse. A esta guerra la siguieron cultos religiosos apocalípticos y otras profecías, agrega.

“Lo que diferencia a Silicon Valley es que los que se entretienen con el terror al fin del mundo tienen los medios para poner en acción planes elaborados”, cuenta Carville.

Al final, Nueva Zelanda podría no ser el lugar idóneo para refugiarse de un posible apocalipsis. Según cuenta Robert Vicino, fabricante de los búnkeres que compran estos millonarios, en caso de que un asteroide caiga en el Pacífico la isla quedará completamente bajo el agua.

También podría gustarte
1 comentario
  1. paulina dice
    Un bolso Hermes Birkin o un reloj Rolex han pasado de moda en lo que se refiere al gusto de los ricos. Ahora no basta. Tal vez sea mejor y primordial un evento de Bluefish. Han organizado desde una cena privada para seis personas a los pies del David de Miguel Ángel en la Galleria dell’Accademia en Florencia, mientras los comensales escuchaban al famoso tenor italiano Andrea Bocelli; hasta giras en batiscafos Mir (una especie de submarinos rusos) hacia el sitio donde se hundió el Titanic. Te colocan treinta camas victorianas de dos plazas con sábanas de seda y colchón inflable en medio de un bosque, (velada inolvidable); etc. Otro negocio para entretenerlos es el búnquer atómico. Particularmente en el Oeste del EEUU, en estados poco poblados como Idaho, se empezaron a oír en las décadas de 1970 y 1980 historias de personas atrincheradas en búnkeres capaces de resistir por varios días o incluso semanas sin necesidad de recibir aprovisionamiento externo. Hoy en día la venta de búnkeres se ha disparado por causa de Trump; aunque con Obama tuvo un índice alto, debido a la creencia de que provocaría incidentes internos… Las instalaciones actuales cuentan con guardia exterior armada y con última tecnología de (ej.) “ventanas-monitor”; donde se observa el exterior de la construcción (filmado). Hablamos de millones. Mas también está: el “económico”; unos U$S 69.000. (risas)… (Ahora si… ¡¡largá el arroz): «O; una movida en Durazno»…………….. (Esta es la “oferta”)……………. Bien baratito para los medio-pelo. ¿¿Te cuesta??: …………..un tanque de nafta , …………..un sombrerito de cow-boy, …………..un smart-phone con carga, …………..un orador gauchesco que agite, …………..un orador tonto-bolonio que …………..finja y …………..un guacho-ganso-típico, …………..seis o siete “peones” que pilotéen …………..un mosquito fumigador que le “zumbe” …………..las cabezas a los concurrentes …………..mientras filman? y… ¡¡bingo!!; ¡¡”éxito en Durazno»; (la capital del carozo)!! Asistid… ¡¡mediopelizad vuestra parroquia…!!… Mediopelizadla y sobre todo “-arrodilláos y orad-“…!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.