ImpactanteUn pueblo alegre festejó con Tabaré

300.000 almas con sus esperanzas, familias, banderas, acudieron al acto de cierre que culminó con un final emocionante con dirigentes de todos los sectores y los frenteamplistas cantando abrazados.

El Frente Amplio cerró anoche la campaña nacional con un mega acto en la rambla de Montevideo al que asistieron unas 300 mil personas.

En su último discurso antes del domingo, la fórmula del Frente Amplio reclamó a los uruguayos un “voto de confianza, no de agradecimiento” para completar un ciclo de transformaciones que hagan realidad el “país del desarrollo”.

Vázquez aseguró que, el domingo, el Frente Amplio ganará “en primera vuelta y con mayoría parlamentaria” propia (al menos 50 diputados y 16 senadores), “pese a quien le pese”. Ante un imponente marco de público y banderas del FA, el candidato recordó que esta es su cuarta campaña electoral, no obstante lo cual aseguró “no haber visto nunca”  a tanta multitud acompañar, como ahora, al Frente Amplio a lo largo y ancho del país, en alusión a los actos que la fórmula realizara en el interior.  “Ole, Ole, si esto no es el pueblo, el pueblo dónde está”, coreaban los frenteamplistas al unísono.

Vázquez reivindicó la vigencia del proyecto político y, parafraseando al escritor Mario Benedetti, convocó a “defender la alegría como una trinchera”. “Queremos un Uruguay para todos”, sentenció, y anunció que un tercer gobierno del FA trabajará por alcanzar un “país desarrollado” aunque “no de cualquier tipo de desarrollo” sino uno “integral, total basado en los valores, firmes y positivos” como la libertad, la solidaridad, la justicia.

También hizo hincapié en la necesidad de “verdad y justicia” y reafirmó el compromiso de luchar contra “toda forma de impunidad” a lo cual agregó que no se interrumpirá la búsqueda de ciudadanos detenidos desaparecidos. Un gobierno del FA, agregó Vázquez, “tiene que tener humanismo, querer a la gente, y el FA quiere a la gente, a los que son del FA y a los que no lo son”, por eso, el FA “gobernará para todos”.

Afirmó que hoy “el Uruguay está mejor, pero no fue siempre así” y llamó a los jóvenes que no vivieron lo que hizo el FA desde 2004 a que les pregunten a padres y abuelos. “Cuando el FA llegó al gobierno había ollas populares, había niños que comían pasto”, había pobreza, había indigencia y recordó que las variables de ajustes, que siempre aplicaron los gobiernos blancos y colorados, “eran los salarios y las jubilaciones”. “O miento, uruguayas y uruguayos”, repitió elevando al máximo su voz y provocando una ovación del público.

Durante el primer gobierno del Frente Amplio, se debió instrumentar un plan de emergencia, reformas tributarias y de la salud, se implementó el Plan Ceibal, que dotó a todos los escolares de una computadora, y se aprobaron duras normas antitabaco, que enfrentaron al país con la tabacalera Philip Morris. Además, se reactivaron las investigaciones contra represores de la dictadura.

“No pedimos un voto de agradecimiento”, afirmó Vázquez, “porque hicimos lo que teníamos que hacer; cumplimos con los compromisos”. “Queremos un voto de confianza para seguir construyendo el país del futuro”. Por su parte, el candidato a la vicepresidencia Raúl Sendic también vaticinó el triunfo del Frente Amplio el domingo y cumplirá los compromisos asumidos, así como continuará con el programa de cambios y transformaciones (ver nota aparte).

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.