Un niño brasilero fue asesinado dentro de su casa por la policía militar

Recibió el impacto de 70 balas

2 2.137

El joven João Pedro Mattos Pinto, un adolescente de apenas 14 años, falleció luego de recibir 70 disparos, uno a la altura de las costillas, y encontrándose adentro de la casa de sus tíos, en una favela. El hecho sucedió durante una operación de la policía militar, el 18 de mayo. Fue trasladado a un helipuerto sin que se informara a la familia, quienes tardaron casi 20 horas en encontrar el cuerpo. Cuando llegaron a él, debieron encontrarse con que ya se le estaba haciendo la autopsia.

La operación estaba destinada a llevar a la cárcel a varios traficantes de la comunidad de Salgueiro, que tenían órdenes de aprehensión, según relata la policía. Pero estas no fueron ejecutadas. Sin embargo, no pudieron justificar quién y por qué disparó contra la casa donde estaba el adolescente afrobrasilero asesinado y sus tíos. Tampoco hay una versión oficial sobre el traslado del cuerpo. No se sabe si fue extraído de su vivienda o si había salido por sus propios medios a la vía pública.

El asesinato ocurrió el 18 de mayo, pero recién la semana pasada trascendieron detalles de este, y se suspendió a tres policías que participaron en el operativo. Ayer unas 500 personas se aglomeraron frente a la sede del gobierno de Río de Janeiro, del que depende la Policía militar, para protestar. En la movilización se gritaron consignas y se pidió justicia por la muerte de João Pedro.

Una vez terminada la protesta, los policías dispararon balas de goma y lanzaron bombas de estruendo, con la excusa de que los manifestantes no estaban respetando el distanciamiento social. Este hecho en Brasil se da a conocer poco después de que en Estados Unidos fue asesinado un afrodescendiente por la policía, lo que generó protestas masivas y conmocionó a la comunidad mundial, por dentro y fuera de las fronteras de EEUU.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Rotgelio dice
    Las bestias tomaron el poder
  2. alfredo alsamendi dice
    Para los que quieren el gatillo fácil, uno de los sueños del pibe de Larrañaga….Aunque como decía La Mojigata, si son pobres no son niños, son menores…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat