"Es una marca histórica (conseguida) en medio de tantos retrocesos y persecuciones políticas"Un millón de brasileñas se unen contra el candidato Jair Bolsonaro

1 181

Un millón de brasileñas conforman ayer una comunidad digital que prevé realizar este mes actos en todo el país contra el fascismo y la extrema derecha, representados por el candidato a la presidencia Jair Bolsonaro.

“Es una marca histórica (conseguida) en medio de tantos retrocesos y persecuciones políticas”, escribió Ludmila Teixeira, una de las administradoras de la página en Facebook que se encargó de organizar el grupo “Mujeres unidas contra Bolsonaro”.

Al dar a conocer la noticia, el diario digital Brasil 247 destacó que desde su lanzamiento la página estuvo recibiendo cerca de 10 mil solicitudes de adhesión por hora, por lo cual fue necesario ampliar a 50 el número de moderadoras y a nueve las administradoras del sitio.

“Mujeres unidas contra Bolsonaro” muestra entre sus integrantes una diversidad de inclinaciones políticas, en su de mayoría del campo de la izquierda, que tienen un punto en común: combatir a Bolsonaro y a las fuerzas fascistas promovidas por los medios golpistas, explicó por su parte la colaboradora Janete Moro.

Según las reglas posteadas en el perfil de la página no son permitidos discursos de odio, bullying, promoción, spam o comentarios sobre otros candidatos.

El primer acto previsto por “Mujeres unidas contra Bolsonaro” tendrá lugar el próximo día 27 en la ciudad de Sao Paulo y de acuerdo con las organizadoras ya confirmaron su participación en el mismo más de 11 mil integrantes.

Diputado federal hace 27 años por el Estado de Río de Janeiro, el ex capitán del Ejército ganó notoriedad en el Legislativo más que por sus resultados, por su discurso autoritario y en defensa de la dictadura, así como por sus comentarios machistas, homofóbicos y racistas y por sus permanentes ataques a los movimientos sociales.

Es de todos los integrantes de la Cámara baja el que más veces debió responder ante el Consejo de Etica (cuatro) y figura como reo en el Supremo Tribunal federal (STF) en dos acciones penales en las cuales es acusado de injuria y apología del estupro.

En la más reciente encuesta de intención de voto, realizada por el Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope) entre los días 8 y 10 de septiembre, Bolsonaro aparece como el mejor colocado entre los 13 presidenciables (ya no figuró el nombre del ex presidente Lula), con un 26 por ciento de respaldo.

La cifra supone un incremento de cuatro puntos porcentuales con relación a mediados del pasado mes de agosto, lo cual analistas atribuyen a una reacción del electorado ante el ataque con un arma blanca sufrido hace una semana por el representante de la ultraderecha mientras participaba en un acto de campaña en el Estado de Minas Gerais.

También podría gustarte
1 comentario
  1. paulina dice
    Los evangélicos en América Latina aprovechan no solo los espacios que pierde la Iglesia católica, sino también el desencanto de la gente con la política y los gobiernos (provocado por ellos mismos muchas veces). Con una fuerte presencia en los barrios populares de la región, las iglesias evangélicas cuentan con radios, canales de TV y fuerte presencia en las redes sociales. Y la fidelidad que logran la hacen valer cada vez más en la arena política, a veces con acuerdos electorales, otras impulsando sus propios candidatos. En Costa Rica, Fabricio Alvarado. En la vecina Guatemala, fue el teólogo evangélico y cómico Jimmy Morales. Como presidente, Morales se ha visto salpicado por acusaciones de financiamiento electoral ilícito, el procesamiento de su hijo y hermano por fraude, o gastos de miles de dólares públicos en lujos y regalos. En Venezuela y Colombia, los pastores Javier Bertucci y Jorge Antonio Trujillo. En Brasil, donde los evangélicos tienen una bancada con decenas de parlamentarios en el Congreso y un pastor es alcalde de Río de Janeiro, podría ser clave el apoyo que le den al candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro, que figura con chances de pasar a la segunda vuelta electoral en octubre.  Los evangélicos colombianos dan apoyo a Iván Duque, el candidato del Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe. Pero, como mostró la campaña en Costa Rica, ese activismo religioso en temas de relaciones de familia, sexo o reproducción contribuye a una mayor división política con quienes discrepan con sus dogmas, en una región donde también aumenta la cantidad de no creyentes: 18%, según Latinobarómetro. corolario:…………………………………………………………..¡¡aay dios-tuyo… qué lacra el Bolsonaro!!, ¿tendremos especímenes así en Uruguay…??… mm… … mm…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.