Un homenaje merecido, pero quizás insuficiente

LA REPÚBLICA recuerda a la recientemente desaparecida actriz uruguaya Mariana Trujillo.

0 17.940

Recibimos la noticia, y costó mucho asimilar lo que estaba escrito. Y ahí es cuando comienzas a ver la persona que ya no está como la viste siempre, pujante, alegre, querida por sus amigos y amigas, que coincidentemente muchos y muchas fueron sus colegas.

Las despedidas, siempre, inevitablemente son tristes. Cuando quien fallece es una persona que inspira amor y respeto, es ahí y sólo ahí cuando percibimos todo el cariño, amor, entrega, solidaridad, lucha que dio a todos los que la rodearon. Y por cierto que no fue avara en ese reparto, los hechos lo demuestran. Mariana Trujillo era auténtica, tenaz, luchadora e inspiradora.

Sin dudas al teatro uruguayo le va a costar mucho tiempo recuperarse de esta enorme pérdida. Aquí una breve y no completa, pero sí sentida reseña de sus trabajos, de sus logros, de sus desvelos y de sus ganas de hacer y crear para el bien de nuestro arte mayor: el Teatro.

Hoy es el teatro, ese lugar que tanto amaste el que te rinde homenaje, el cual quizás nunca sea suficiente, pero lo hace de y con el corazón, igual al que tú pusiste para enriquecer este arte.

Algunos de sus trabajos

1988 «Aspirina para dos» de Woody Allen con dirección de Elena Zuasti (Aquelarre, Alianza Uruguay EEUU)

1989 «Magnolias de acero» de Robert Harling, dirección de Max Ferrá (Alianza Ur-EEUU)

1990 «Metamorfosis, s/Franz Kafka, con dirección de Ernesto Clavijo (Notariado). El mismo año «Consíganme un cantante», de Ken Ludwig, bajo la dirección de Elena Zuasti (Alianza Ur-EEUU)

1991 «Las tesmo. Qué» bajo dirección de Sergio Pereira (Aquelarre, Agadu)

1993 «Boeing Boeing de Marc Camoletti, dirección de Hugo Blandamuro (HVC proas, Centro)

1994 «Nosotras que nos queremos tanto «de Miguel Falabella, dirección de Marcelino Duffau (HVC proas, Centro)

1995 «Tartufo» de Moliere, dirección Ernesto Clavijo (Aquelarre, Circular)

1997 «Después de la caída» de Arthur Miller, dirección de Júver Salcedo (C. Nal, Z. Muniz)

«Arroz con leche (me quiero divorciar)» de Franklin Rodríguez, dirección de Mary Da Cunha (Casa Com. Centro)

«Merengue de misterio» (p/niños), con dirección de Hugo Giachino (Aquelarre, Centro)

1998 «Debajo de las polleras» de Franklin Rodríguez, dirección Bernardo Galli (Caos Prods, Centro)

1999 «Perdida en los Apalaches» de y dirección José Sanchís Sinisterra (T. Mercado)

2000 «Las viudas» de Gerardo Tulipano, dirección Hugo Giachino, «Casting» de Roger Justafré, dirección de Carlos Manuel Varela (El Sótano CLT), «El dulce pájaro de juventud» de Tennessee Williams, dirección Carlos Aguilera (Gaviota)

2001 «Lo que nos robaron» de Griselda Gambaro, dirección Carlos Manuel Varela (Sótano, CLT)

2013 «Más vale sola «de Fernando Schmidt en Teatro de la Candela bajo la dirección de Carlos Muñoz.

2014 fue convocada para integrar el elenco de «Viaje a la Felicidad» de Horton Foote, bajo la dirección de Álvaro Ahunchain, proyecto que no pudo llevar a cabo debido a un quebranto de salud que la mantuvo por un tiempo alejada de los escenarios.

Más recientemente hizo la adaptación de «El extranjero» de Camus, ocupándose junto a Valeria Soca de la producción de este espectáculo, Año 2019 en Teatro de la Candela Trabajó incansablemente en este proyecto.

Sus últimos trabajos actorales fueron «Pareja abierta «de Darío Fo, «Delirio a dúo» de Ionesco, ambos espectáculos en Teatro de la Candela, y «Benditas mujeres, el unipersonal de Fernando Schmidt, en la Vieja Farmacia Solís.

La de sonrisa espontánea

Una actriz talentosa, una directora firme y una autora como pocas. Una docente que entregaba todo para el mejor rendimiento de sus alumnos y alumnas. Se puede decir que era una excelente profesional y no faltaríamos a la verdad. Pero además de estas cualidades, hay que destacar su lado humano, la exquisita persona que era, ese don de gente con el que se nace, que no se estudia ni se inventa. Y Mariana Trujillo era fresca, alegre, de sonrisa espontánea, invitaba a ser feliz.

Era un ser con mucha luz, único e irrepetible. Luchadora incansable, amiga de sus amigos, trabajadora teatral hasta los últimos momentos. Esas personas que pasan pocas veces cerca de nuestras vidas.

El teatro uruguayo perdió a una valiosísima exponente. Siempre te vamos a recordar con una sonrisa.

Hagamos un poco de historia

Mariana Trujillo Ferrera nació en Montevideo en 1966. Actriz, egresada de la EMAD en 1988. Fue fundadora del grupo Aquelarre, en el que permaneció hasta 1995. Autora de teatro y canciones para niños y más recientemente también para adultos. Para muestra recordemos una de sus creaciones «De tarde. En Montevideo», que dirigió en el Circular en el año 1999 con el grupo de egresados de esa Institución.

Ha hecho radioteatro y TV. Trujillo «mostró siempre una impresionante versatilidad interpretativa, tanto en teatro como en televisión. Fue también docente.

En 2014 obtuvo el Premio Florencio por su trabajo en «Esta noche, mejor no», bajo la dirección de Hugo Blandamuro.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.