#OpiniónUn gol a la dignidad

4 1.136

Fue en plena dictadura. Corría el año 1976. El domingo 28 de marzo jugaban Defensor (que finalmente fue el campeón uruguayo) y Nacional en el Estadio Centenario. En ese partido clave para la definición del torneo, hacía su debut en filas violetas, Julio César Filippini, un joven de 19 años de edad promovido al primer equipo desde las divisiones inferiores del club de Punta Carretas.

Defensor (actualmente Defensor Sporting Club) comenzó ganando 2 a 0. Un penal a Filippini se transformó en gol que convirtió Pedro Álvarez y fue el propio Filippini quien hizo el segundo gol. El encuentro finalizó empatado 2 a 2.

Al término del partido, el relator Víctor Hugo Morales entrevistó al joven delantero que en su estreno oficial había sido figura clave en el resultado. Víctor Hugo le preguntó a quién dedicaba el gol. Y Filippini respondió: «a mi hermano y a los compañeros presos políticos del Penal de Libertad».

De regreso a su casa, sus padres que habían escuchado la entrevista por la radio, le dijeron que se escondiera por unos días. La recomendación de sus padres fue premonitoria. Al día siguiente, una patrulla de las fuerzas conjuntas fue al entrenamiento de Defensor. No lo encontraron y Víctor Hugo Morales fue requerido por la policía. Hay más detalles en esta historia. Sólo decir que el gol de un futbolista que hacía su debut oficial con sentida y comprometida dedicatoria, significó el cierre abrupto de su incipiente carrera.

Nunca más volvió a jugar un partido oficial. Desde instancias superiores de los mandos de la dictadura, se ordenó que no podía jugar más. Fue el fin de un sueño, pero Julio César Filippini ingresó en la historia de la dignidad. Hoy, con 63 años, Filippini reclama por verdad y justicia y, como todos los años, será uno de los participantes de la Marcha del Silencio.

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. alfredo alsamendi dice
    Una vergüenza más de las tantas que dejó la dictadura.
  2. Javier dice
    Victor Hugo Morales gran periodista y mejor persona,no fue casualidad que tuvo grandes problemas con el cuadro que en ese momento presidia Cataldi terrible ave de rapinia,aquel glorioso equipo era dirigido por el professor JR De Leon gran profecional y major persona, mis resos a JULIO CESAR FILIPPINI.
  3. Javier dice
    MIS RESPETOS A JULIO CESAR FILIPPINI
  4. Juan Liesegang dice
    Gran dignidad y coraje!!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.