La trayectoria real ha estado salpicada por los escándalos desde su ascenso al trono en mayo de 2019Un caniche con rango de mariscal, concubinas y cuatro bodas: los caprichos del Rey de Tailandia

Maha Vajiralongkorn, más conocido como Rama X, afronta una de las peores crisis del país rodeado de polémicas.

La trayectoria real del Rey Maha Vajiralongkorn, conocido como Rama X, ha estado salpicada por los escándalos desde su ascenso al trono el 4 de mayo de 2019. Fue en octubre de 2016 cuando su padre falleció, pero el heredero estableció que no sería coronado hasta cumplir el periodo de luto. La ceremonia de entronización en sí supuso un claro ejemplo de lo que estaba por llegar: 30 millones de euros para cubrir una celebración que se prolongó hasta tres días, en los que se movilizó a miles de personas de los cuerpos de seguridad. Oro, diamantes, elefantes blancos… toda una oda a la ostentación.

A diferencia de su padre, que estuvo casado con la reina madre Sirikit desde 1950 hasta su muerte, Rama X se ha casado en cuatro ocasiones, la última de ellas hace un año y medio, por sorpresa, y tres días antes de su coronación, con la actual Reina Suthida, una antigua azafata de vuelo de 41 años que había formado parte de la guardia personal del Rey.

Actualmente hacen vida prácticamente separados; él reside habitualmente en un hotel de Baviera y ella en otro cerca de Zúrich y se ven en contadas ocasiones. Y es que, aunque se encuentran actualmente en Tailandia -tratando de gestionar una de las peores crisis del país-, el Rey, de 67 años, ha conseguido modificar la constitución para que, en su ausencia, no sea necesario nombrar a un regente que le sustituya durante dichos periodos.

Partidario de la poligamia, Rama X ya se había casado en tres ocasiones antes de dar la sorpresa y contraer matrimonio con su amante, la Reina Suthida. La primera fue en 1977 con su prima materna, la princesa Soamsavali Kitiyakara, madre de su hija Bajrakitiyabha, de quien se divorció en 1993 para poder casarse de nuevo y a quien acusó de infiel. El año siguiente se casó con la actriz Yuvadhida Polpraserth, con quien mantenía una relación desde hacía tiempo. Dos años después esta fue exiliada a Reino Unido junto a sus cinco hijos por una presunta infidelidad del Rey. En 2001 hubo una tercera boda con Srirasmi Suwadee, una exbailarina de origen humilde que en 2014 fue desterrada a una aldea acusada de corrupción.

Pero más allá de sus cuatro matrimonios, el Rey ha generado gran polémica por su harén de concubinas. Sin ir más lejos, en julio de 2019, el monarca otorgó por sorpresa a una antigua enfermera de 34 años y miembro de su guardia personal, Sineenat Wongvajirapakdi, el título de «noble consorte real» por primera vez en casi cien años, pues el título quedó obsoleto tras la abolición de la poligamia en la Casa Real en 1935. No obstante, en octubre de ese mismo año el palacio anunció que le retiraba todos los títulos reales a la consorte, a la que despojó de sus rangos militares por supuesta deslealtad al quebrantar el código de conducta para los miembros de la corte, según rezaba el comunicado que emitieron en noviembre del pasado año. «No estaba agradecida (por el nombramiento) y no se comportaba acorde a su título», añadía el escrito.

Mucho se habló del paradero de Sineenat Wongvajirapakdi, quien, según señalaron desde el país, podría haber fallecido en prisión. Pero en setiembre de este 2020, Rama X sorprendía ordenando la liberación de Sineenat de la cárcel femenina de Lat Yao, en Bangkok, para incorporarse de nuevo al harén del rey en el Grand Hotel Sonnenbichl de Baviera, donde se alojan en exclusiva todos los miembros de la corte.

Un caniche «militar»

Cuando todavía era príncipe -y su madre ya avisaba del comportamiento inusual de su hijo en lo que respecta a las relaciones sentimentales- el actual Rey de Tailandia nombró a su caniche Foo Foo, mariscal jefe del aire. La mascota fue una de las protagonistas de un video filtrado en el 2007 en el que aparecía su entonces mujer, la princesa Srirasm, realizando casi desnuda una fiesta de cumpleaños con el animal. El perro murió en 2016 y fue incinerado después de cuatro días de ritos budistas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat