UE pide compromisos por un acuerdo posbrexit y ahora aguarda respuesta de Londres

El Reino Unido abandonará la unión aduanera el 31 de diciembre de este año.

Líderes europeos pidieron más negociaciones y compromisos de todos para alcanzar con el Reino Unido un acuerdo sobre las relaciones posbrexit, aunque instaron a Londres a dar los «pasos necesarios», en un gesto que el gobierno británico consideró decepcionante, informó AFP.

En el primer día de una cumbre en Bruselas para discutir esta cuestión, los 27 líderes europeos lograron un delicado equilibrio entre la firmeza y la apertura a continuar con los contactos.

El gobierno británico, sin embargo, no escondió su decepción por esta conclusión, y adelantó que el viernes podría decidir si se mantenía o no en las mesas de negociación.

Al fin de la primera jornada de discusiones, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, reconoció que las dos partes deberían estar dispuestas a asumir compromisos para que el acuerdo se torne posible.

Merkel recordó que los europeos han «pedido al Reino Unido que siga estando dispuesto a asumir compromisos para un acuerdo. Por supuesto, esto también significa que nosotros tenemos que asumir compromisos».

Johnson prepara respuesta

El Reino Unido abandonará la unión aduanera el 31 de diciembre de este año, y desde inicios de 2020 Londres y Bruselas buscan llegar a un acuerdo sobre cómo funcionará su relación a partir de 2021, sin que hasta ahora haya sido posible llegar a un entendimiento.

En cualquier caso, este acuerdo aún debería ser ratificado por Londres y las 27 capitales europeas antes del fin de año, de forma que los negociadores están en una desesperada carrera contrarreloj.

Poco después de conocerse las conclusiones de la cumbre en Bruselas, el principal negociador británico, David Frost, dijo en Twitter estar «sorprendido de que la UE ya no se comprometa a trabajar intensamente» en la consecución de un acuerdo y de que los 27 pidan más esfuerzos a Londres.

No obstante, Frost apuntó que el gobierno de Johnson analizará el viernes el estado de situación antes de decidir cómo proceder con las negociaciones.

«El Consejo Europeo invita al negociador jefe a continuar negociaciones en las próximas semanas, y llama al Reino Unido a que dé los pasos necesarios para que un acuerdo sea posible», señala el punto 5 de las conclusiones de la cumbre con relación al Brexit.

No obstante, los líderes también advirtieron a los países miembros a que «aumenten el ritmo de sus trabajos de preparación, a todos los niveles» para cualquier escenario, incluyendo uno en el que no haya un acuerdo entre Londres y las capitales europeas.

Evitar una ruptura

De acuerdo con las conclusiones del Consejo Europeo, los líderes dejaron constancia de su preocupación «porque el progreso alcanzado en asuntos de interés para la UE es aún insuficiente para que se alcance un acuerdo».

Aunque el documento dejó la responsabilidad por un acuerdo sobre los hombros de los dirigentes británicos, los líderes europeos abrieron una vía para tratar de evitar una ruptura.

Por ello, no solo pidieron al principal negociador, el francés Michel Barnier, que siga discutiendo «en las próximas semanas», sino que además mencionan la determinación de la UE de tener «una sociedad tan próxima como sea posible» con el Reino Unido.

En una conferencia de prensa, Barnier propuso iniciar una nueva ronda de negociaciones en Londres en la próxima semana, en un esfuerzo por tratar de alcanzar un acuerdo este mes.

Barnier había sugerido un abordaje similar al de Merkel, al hacer un paralelo entre las demandas europeas de acceso de sus navíos pesqueros a las aguas británicas, y las exigencias de Londres por el acceso de sus empresas al mercado único europeo.

Competencia leal

Las tres preocupaciones principales de Europa para sellar un acuerdo se centran en las reglas de competencia leal, acordar cómo se controlarán estas reglas, y garantizar el acceso a las aguas británicas para las flotas pesqueras de la UE.

Con relación al marco legal de la ruptura, el titular del Consejo Europeo, el belga Charles Michel, dijo que el Reino Unido debía aplicar el Acuerdo de Retirada en forma plena «y punto final», en referencia a los cambios unilaterales impulsados por Johnson.

En otra discusión de la cumbre, los líderes acordaron postergar a diciembre la decisión sobre la nueva meta de reducción de emisiones hasta el año 2030. La Comisión había propuesto un recorte de 55% en esas emisiones.

Poco después del inicio formal de la cumbre, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, sorprendió al anunciar su retirada inmediata de las reuniones ante el registro de un caso positivo de coronavirus de un integrante de su equipo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat