El plazo para acordar se cumple este viernes a la medianoche; de lo contrario habrá otra parálisis de funciones federales por falta de fondosTrump arremete contra demócratas por discrepancias en tema migratorio

0 69

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó ayer a los demócratas de plantear ”nuevas demandas” en materia de política migratoria tras la solicitud de la oposición de revisar los sistemas de detención para los indocumentados.

‘Los demócratas no quieren detener o deportar a los extranjeros criminales. Es una nueva demanda. ¡Una locura!’, refirió Trump como aporte de sus habituales arremetidas en la red social Twitter.

El mandatario aprovechó la ocasión para calificar a sus rivales políticos de ser unos ‘santurrones’. ‘Relajaos y divertíos’, aseguró el magnate presidente.

La financiación de la seguridad en frontera sigue siendo el principal motivo de roce entre los legisladores de los dos partidos, con Trump de por medio reclamando fondos para sufragar el muro que quiere construir en el límite con México.

Los demócratas cuestionan ahora aspectos relativos a la detención, según The Washington Post.

De acuerdo con el rotativo, quieren limitar a 16.500 el número de camas en los centros reservados para inmigrantes, mientras los republicanos reclaman excluir a los delincuentes ya condenados de esta cifra.

El plazo para llegar a un acuerdo en el Gobierno sobre las cuestiones migratorias se cumple el viernes a la medianoche; de lo contrario habrá otra parálisis de las funciones federales debido a falta de fondos.

De acuerdo con un editorial del diario The New York Times, en el tapete estaba también una propuesta de limitar las actividades del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

Los demócratas acusan de excesos a ICE mientras los republicanos le alaban como ejemplo de una política dura hacia los inmigrantes.

Según los analistas, la disputa sobre el ICE refleja la postura de cada uno de los dos partidos en cuanto al tema migratorio.

Republicanos más rigidez

Los republicanos favorecen una rígida implementación de las normas en ese sentido y no quieren relajarlas si los demócratas no les dan dinero para construir el muro fronterizo.

En tanto, los demócratas consideran el muro una idea anticuada, ineficaz e incluso racista y, a cambio de más dinero para seguridad fronteriza, quieren límites a los que consideran actividades innecesariamente implacables del ICE.

Así, el citado rotativo indica que los demócratas proponen limitar las detenciones de quienes se encuentran ilegalmente dentro de Estados Unidos, no los que están en la frontera.

Dicen que su propuesta busca que el ICE se concentre en la detención de los que están sin permiso en el país y que son un peligro para la sociedad, en vez de detener a inocentes y miembros productivos de la sociedad.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.