#IdearioTres acontecimientos

0 43

En los últimos días han ocurrido tres acontecimientos que vale la pena relatar porque pueden significar nuevas expectativas y esperanzas para el Frente Amplio: el discurso de Tabaré Vázquez en Antel Arena sobre la rendición de cuentas; la extraordinaria marcha feminista del 8 de marzo; los últimos datos que proporcionan diversas encuestadoras.

En el artículo de la semana pasada titulado “Tabaré en el Antel Arena y el Frente Amplio” analizamos el discurso muy preparado y muy trabajado del Presidente de la República. Fue una especie de reaparición exitosa de Tabaré que retomó sus mejores éxitos del pasado, que entusiasmó a la gente, que aplaudió permanentemente durante todo el discurso, que gritó, cantó y se retiró feliz del acto. Fue un muy buen inicio de temporada para la campaña electoral con nuevas expectativas y esperanzas.

El 8 de marzo, día de la mujer, se realizó la marcha por 18 de Julio en Montevideo y varias más en el interior del país para avanzar en la equidad de género. Nuevamente fue multitudinaria, probablemente superando en cantidad de asistentes a las anteriores, con mucha alegría, con muchas consignas, algunas complementarias y otras contradictorias, pero siempre de muy amplios coros. No son aceptables consignas contra la Iglesia Católica ni las acciones contra la Iglesia del Cordón. Para mí una de las novedades mayores de esta marcha es la enorme cantidad de jóvenes y muy jóvenes, que seguramente superaban el 90% de los asistentes. Los distintos movimientos por la equidad de género han logrado cambios importantes en los últimos años. La alta presencia de jóvenes muestra que estos movimientos tienen un futuro esplendoroso para seguir avanzando en sus objetivos y que se van generando incluso cambios culturales. Las posibilidades del Frente Amplio para ganar espacios en estos movimientos como militantes y votantes, es bastante importante.

En estos días tenemos resultados de tres encuestas sobre resultados electorales encabezadas por el Frente Amplio: Radar con 37%, Factum con el 38% y Cifra con el 34%. En las dos primeras las diferencias con el Partido Nacional, que es el segundo, es de alrededor de 9 puntos; mientras que en la tercera, la diferencia es de 4 puntos pero tiene 18% de votos en blanco e indecisos. El FA está primero pero todavía lejos del necesario 50% para ganar la elección. De todas maneras es un dato relevante estos nuevos números de las encuestas. Estas son fotografías del momento, pero también marcan tendencias que en la actualidad están favoreciendo al FA.

Oscar Bottinelli dice que las diferencias que el FA tiene con respecto a la misma fecha de 2014, marcan un descenso por los descontentos y desencantos de los frentistas. Por lo tanto, los esfuerzos por variar esta situación son indispensables. Hay que analizar las causas centrales de estos descontentos, si tienen que ver con la acción gubernamental o con el de la fuerza política. Si tienen que ver con el amiguismo, con inicios de corrupción, con factores ideológicos, con temas específicos como los de la seguridad y los del empleo y así sucesivamente. Pero también es muy relevante atender a los nuevos votantes que alcanzarán a alrededor de 270.000. Estos no vivieron bajo gobiernos de los partidos Blanco y Colorado, y no conocen esas experiencias. Estos jóvenes viven alrededor de los avances tecnológicos, como los distintos usos de los celulares, tienen nuevas preocupaciones, probablemente nuevos valores, otras experiencias sociales y políticas que es imprescindible atender para poder ganarlos. La expresión femenina del 8 de marzo fue un excelente ejemplo para captar sus intereses.

Casagrande tiene un papel muy relevante para el futuro del FA. En un marco de unidad -tema central para toda la campaña- se ubica ideológicamente a la izquierda del Frente Amplio. Presenta una organización con muchos jóvenes, lo que le facilita acceder a los nuevos votantes. Es el sector político más feminista, lo que le permite una enorme entrada a los jóvenes que se manifestaron el 8 de marzo. Casagrande debe explicitar sus esfuerzos y logros en derechos humanos y ciudadanos. En el marco de la unidad debe expresar sus puntos de vista en seguridad, economía y política internacional. Casagrande puede retener dentro del FA descontentos por la izquierda. No es una tarea sencilla pero es muy importante poder concretarla, para que el FA gane su cuarto gobierno consecutivo y Casagrande pueda mantener la senadora y lograr diputados.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.