Tratamiento mínimamente invasivo para el agrandamiento de próstata

La Asociación Española ofrece un nuevo tratamiento para la hiperplasia prostática benigna o «agrandamiento de próstata»: la embolización mediante cateterismo.

0 253

A través de su servicio de Urología y el Centro de Diagnóstico y Tratamiento Endovascular de Cardiocentro de la Asociación Española, la institución incorporó este novedoso procedimiento que permite reducir el tamaño de la próstata de forma mínimamente invasiva.

Hiperplasia prostática benigna

La hiperplasia prostática benigna (HPB) es una afección muy frecuente en los hombres mayores de 50 años de edad. El agrandamiento de esta glándula puede provocar diversos síntomas, como dificultad para orinar, necesidad de orinar frecuentemente, goteo al final de la micción y flujo de orina débil, entre otros.

Embolización de las arterias de la próstata

La embolización prostática es una técnica realizada por radiólogos intervencionistas y urólogos, y consiste en introducir un catéter por la arteria femoral, guiado por angiografía, para ocluir con microesferas las arterias que llegan a esta glándula y así reducir su tamaño.

Este tratamiento es una alternativa cuando la medicación oral ya no surte efecto sobre la afección y el paciente no puede o no desea someterse a una cirugía convencional.

Se trata de una técnica mínimamente invasiva, que se realiza con anestesia local y permite el alta a las 4 o 6 horas, así como retomar la vida normal al día siguiente.

TECNOLOGÍA Y RECURSOS

La embolización prostática se realiza bajo la supervisión del Proctor Dr. Francisco Carnevale, jefe del Servicio de Radiología Intervencionista Hospital das Clínicas de la Universidad de San Pablo – Hospital Sirio Libanés, con el Dr. Omar Clark, jefe del Servicio de Urología de la Asociación Española y el Dr. Marcelo Langleib, intervencionista vascular y neurorradiólogo intervencionista en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento Endovascular de Cardiocentro.

El procedimiento tiene lugar en una sala híbrida de Cardiocentro, que cuenta con un angiógrafo Innova IGS 530, de General Electric, diseñado para adaptarse a diversos procedimientos vasculares intervencionistas, ofreciendo una excelente calidad de imagen, con la menor dosis posible de radiación.

Beneficios

– Procedimiento mínimamente invasivo
– Anestesia local
– Alta a las 4-6 horas
– Mantiene la función sexual y no produce incontinencia urinaria secuelar.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.