EL "CANARIO" FUE INTENSAMENTE SILBADO AL SER ANUNCIADO Y CUANDO TOCABA LA PELOTATratamiento hostil: la hinchada aurinegra le hizo saber su molestia a Luis Aguiar

Cuando la voz del estadio anunció: «con el número 7, Luis Aguiar», una ensordecedora silbatina nació de la hinchada de Peñarol y se transformó en el sonido ambiente de todo el Centenario. Fue casi como si los demás jugadores tricolores hubieran dejado de existir por un rato. El primer contacto «cara a cara» (si tal descripción le cabe al encuentro de una persona con miles) se produjo, sin embargo, cuando Nacional salió a calentar. Nada tiene de extraño que entonces, la hinchada rival le dé rienda suelta a su vasto repertorio. Usualmente son gritos generalizados, sin ningún destinatario particular. Anoche, y como cabía esperar, hubo un jugador que hizo de pararrayos de la mayoría de los insultos de los seguidores mirasoles: Luis Aguiar. Algunos hinchas prefirieron ignorarlo, pero otros no pudieron contenerse, y le reclamaron a voz en cuello la decisión de haberse ido a Nacional. Incluso le dedicaron algunos cánticos, que muchos otros imitaron. La escena se repitió durante el transcurso del partido, sobre todo cuando el «Canario» tocó la primera pelota del clásico para rematar un tiro libre. Seguramente no haya sido una noche más en la carrera de Luis Aguiar. Duelo de capitanes Escasísimos son los clásicos en que no se produce alguno cruce caliente. El de ayer no fue uno de ellos, pues a los 20’ el partido ganó en tensión cuando Diego Polenta se tiró con todo para quitarle la pelota a Cristian Rodríguez, quien cayó encima del albo. Los capitanes quedaron trenzados por unos segundos (el «Cebolla» le quedó casi a «caballito» por un momento, luego Polenta tiró un codazo que no llegó a destino), y luego se produjo un cruce frente a frente, que no tardó en transformarse en tumulto generalizado que no pasó a mayores gracias a que la inmensa mayoría de los participantes pretendieron separar. La acción terminó con Polenta y el «Cebolla» amonestados. Un regreso imperfecto El primer partido de Carlos De Pena con Nacional seguramente se pareció poco al imaginado por el jugador cuando decidió pegar la vuelta. Primero, porque tuvo que jugar de lateral izquierdo (puesto que no le es desconocido, pero en el que llevaba tiempo sin estar), pero principalmente porque se fue expulsado a los 35’. Y poco puede reprochársele a Jonathan Fuentes, que le mostró la primera amarilla un puñado de minutos antes que la segunda, bien exhibida cuando llegó muy tarde a luchar por una pelota área con un rival. Tuvo compañía, pues antes que terminara el primer tiempo fue expulsado (también merecidamente) el «Cachila» Arias. El debut de Barrera Fue una noche especial para Jorge Barrera, quien vivió su primer clásico desde que llegó a la presidencia de Peñarol. Al respecto, la máxima autoridad mirasol indicó en la previa: «Lo importante acá es Peñarol. Todo clásico es único, con diferentes circunstancias. Este es especial, pero no por ser mi ‘debut’, sino por lo que significa el primero del año, y lo inusual de tener dos partidos con Nacional en una misma semana. No tomamos el partido como un amistoso, sino como un encuentro que debemos ganar». Hubo 30.000 personas El marco de anoche se pareció más al de un partido oficial que el de pasados amistosos veraniegos. Usualmente, las tribunas tienen claros inmensos durante los clásicos en que no hay puntos en juego. Si bien hubo varios, las aproximadamente 30.000 entradas vendidas anuncian que el marco que ofreció el Estadio Centenario estuvo acorde del partido más importante que el fútbol uruguayo es capaz de ofrecer. Seguramente las ganas de ver al equipo en acción por primera vez en el año y el precio de las entradas (menor al que se acostumbró fijar en los últimos tiempos) se unieran para darle vida al marco. La única tribuna agotada fue el sector de la América destinada a Peñarol. Se vuelven a ver el viernes Poco habrá que esperar para ver otro un clásico, ya que los grandes volverán a enfrentarse el viernes a las 21.00 horas. Entonces se producirá el primer Peñarol-Nacional oficial de 2018: será en el marco de la primera Supercopa Uruguaya (se enfrentan el Campeón Uruguayo y ganador del Torneo Intermedio) de la historia. Hoy en la Asociación Uruguaya de Fútbol se sorteará la localía y se determinarán los precios de las entradas. Lo que ya se sabe es que Christian Ferreyra, Richard Trinidad y Marcelo Alonso serán los árbitros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat