Tratamiento con ibuprofeno inhalado para Covid-19 no tiene eficacia comprobada

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva y la Sociedad Argentina de infectología recomiendan que el ibuprofeno inhalado no sea empleado con fines terapéuticos.

El año pasado se presentó el tratamiento con ibuprofeno inhalado en Argentina. Los científicos Dante Beltramo y Roxana Alasino subrayaron que no era una «cura» para el COVID-19, sino un tratamiento «de rescate» que atiende la inflamación pulmonar. El nebulizador consiste en una modificación de la molécula del ibuprofeno. Que la convierte en soluble en agua y se convierte en una solución para nebulizar que transfiere sus propiedades con capacidades mucolíticas.

El uso compasivo del tratamiento con ibuprofeno inhalado en el país vecino, mostró resultados positivos en 201 pacientes internados con cuadros moderados a severos de coronavirus y ya de alta. Su aplicación permitió acortar los tiempos de recuperación.

El aumento de los casos de coronavirus y la mejoría clínica presentada por pacientes contagiados con el virus que utilizaron ibuprofeno inhalado en Argentina, generan que médicos locales indiquen el tratamiento en Uruguay. Aunque este no esté habilitado por las autoridades sanitarias. En algunos casos son las familias de enfermos con COVID-19 quienes lo solicitan.

En Uruguay, representantes del proyecto presentaron la documentación a asesores del ministro de Salud Pública, Daniel Salinas. La administración del medicamento debe ser indicada de forma «compasiva» (procedimiento restringido a casos excepcionales).

La cartera aún espera «la carpeta con los protocolos de investigación». Es decir, la «evidencia científica» que respalde que el fármaco pueda emplearse en personas sin ningún tipo de complicación.

Prof. Director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la República, Dr. Julio Medina hizo referencia en su cuenta de Twitter al tratamiento con ibuprofeno inhalado para Covid-19 utilizado en Argentina.

«Los estudios sin un diseño adecuado no dan la evidencia de buena calidad para sustentar un tratamiento. La mayor debilidad de la propuesta de hacer ibuprofeno inhalado es la falta de un grupo control en los estudios. Esto determina un nivel de evidencia que es insuficiente para demostrar eficacia y seguridad. El planteo de las dos sociedades científicas mas importantes de argentina en este tema (SADI y SATI) han objetado su uso. Estaremos atentos a la evidencia que surja en futuros ensayos de investigación en Argentina», manifestó.

Comunicado de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva respecto al tratamiento

«En vista que su eficacia no ha sido comprobada, que hay objeciones de seguridad en relación con los pacientes, y que plantea un riesgo para el personal tratante, la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva recomienda que el ibuprofeno inhalado no sea empleado con fines terapéuticos».

Comunicado de la Sociedad Argentina de Infectología refiriendo al tratamiento

«Desde la SADI vemos con enorme preocupación la forma en la que organismos gubernamentales, nacionales, provinciales y municipales, están alentando, de muchos modos, la utilización de medidas terapéuticas para COVID-19 carentes de evidencias concretas que muestren su utilidad clínica».

«A la fecha no se ha presentado ningún proyecto de investigación diseñado apropiadamente con el fin de probar su utilidad».

«La utilización de una medicación en carácter de uso compasivo, solo se encuentra autorizada para pacientes debidamente identificados, lo que excluiría su utilización en forma masiva como actualmente se pretende».

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat