/

Bajaron un 60 por ciento las ventas en 2020

Tras caída en venta de autos, el sector se recupera

La Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU) tuvo un año 2019 negativo ya que fue el peor de la década en cuanto a ventas, y la pandemia de 2020 agudizó más este problema. A fin de año vieron un incremento y ahora están en niveles de venta pre pandemia.

Gerente de ACAU, Ignacio Paz / Foto: Portal Movilidad

La Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU) se formó desde hace 16 años. Está integrada por 22 empresas que representan a más de 50 marcas. Las compañías venden vehículos de pasajeros, utilitarios, camiones y ómnibus cero kilómetro. Algunas empresas conocidas son AYAX, que vende Toyota, Lexus y Suzuki; General Motor Uruguay que distribuye Chevrolet o Hyundai Fidocar con la marca Hyundai.

“Se formó a través de un proceso de unificación de distintas cámaras que estaban compartimentadas. Se unificó en una sola que es ACAU. Esas empresas representan el 90 por ciento del parque automotor. El objetivo fue unirse para tener más fuerza ya que todas tienen intereses en común, si bien entre ellos son competidores, como es la regulación del mercado, y que esa sea ajustada a lo que se puede cumplir”, manifestó a LA REPÚBLICA el gerente de la Asociación, Ignacio Paz.

Uruguay es un tomador de productos, importa y vende, pero no los produce. Desde ACAU se tiene contacto con otras asociaciones y los socios están en permanente intercambio con las fábricas. Además hablan con las autoridades a la hora de regular temas específicos del mercado automotor.

“A partir del año 2017 comenzó una caída bastante sostenida y sistemática. Dos años más tarde, en 2019, se dio el peor de la década. Con la pandemia, que comenzó en marzo de 2020, la caída se pronunció. Fue del 60 por ciento en algún caso si se compara mes a mes con el año anterior”, puntualizó.

Además, agregó que si se comparan esos dos años, el último tuvo “caídas importantísimas. No a nivel de Uruguay sino a nivel mundial. De hecho hubo fábricas cerradas en un 100 por ciento. Después comenzaron lentamente a hacer parte del horario y no todo. De a poco fue tomando de vuelta el ritmo normal, pero hubo varios meses de caídas muy importantes”, comentó.

La pandemia generó mucha incertidumbre en personas y también en empresas que evitaron hacer un gasto en la compra de un vehículo. Nadie sabía en ese momento qué duración podría tener esta pandemia y sus efectos.

En la actualidad, señaló que de a poco se ha restablecido el ritmo del comercio, después de las caídas fuertes de abril y mayo del año pasado. En noviembre recién se pudieron superar las ventas que se realizaron en el mismo mes del 2019 y hasta ahora han sostenido ese buen ritmo. Inclusive el 2021 tiene mejor resultado que el 2019.

“Eso se da por varios factores. Es una economía 100 por ciento dolarizada y acá el dólar se ha mantenido estable. Eso también genera un ámbito de certidumbre que ayuda, además de que se hicieron las ventas que no se pudieron realizar en 2020”, indicó Paz.

En tanto, expresó que “para el futuro sigue un poco instalada la incertidumbre, pero la vacunación es lo que ha liberado un poco esa duda. Todos tenemos una cierta confianza en que va llegar a un éxito”.

Por último, sobre el futuro de autos eléctricos que se avecina, dijo que la Ley de Promoción de Inversiones 19.90, es utilizada para este fin. La ingeniería de esta ley dice que cuando se realiza un proyecto de inversión se le da un puntaje de acuerdo a distintos parámetros.

“Por ejemplo, te dan mejor puntaje si empleas gente uruguaya, si pones tecnologías limpias como paneles solares y demás, o si incluís vehículos eléctricos. Ese puntaje luego se traduce en un beneficio fiscal a través de las empresas que pagan el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE). Eso hace que el vehículo quede a un precio accesible. Hoy es casi el único mecanismo por el que se vende este tipo de autos”, puntualizó.

Todavía son caros en origen y aún está instalada esa “guerra cultural” de tratar de convencer a la gente de que el vehículo eléctrico es seguro y que lo va poder usar sin dificultades. Hay desconfianza en los cargadores y su autonomía. Sin embargo, UTE anunció la colocación de 140 cargadores nuevos a lo largo de las rutas del país.

“Eso va provocar que la gente se sienta más segura al momento de tomar la decisión. Todavía son números insignificantes en el total del mercado, pero creo que cuando se dé el crecimiento va ser exponencial. Cuando uno vea que el vecino tiene el eléctrico, él también lo va querer y el contagio se va dar”, sentenció.

La clave:

“Naturalmente la tecnología de los autos eléctricos es mucho más amigable con el medio ambiente. Un vehículo eléctrico tiene 2.000 ítems contra 20.000 ítems que tiene uno a combustión. Los servicios que se le deben hacer son mucho más sencillos ya que no tiene casi fluidos, no hay cambio de aceite y la mecánica es mucho más simple. De a poco se verán los beneficios que tiene”.

Ignacio Paz
Gerente de la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Empresas

Abrir chat