#OpiniónTrabajar para el malla oro o para el pelotón: la diferencia entre un modelo excluyente versus incluyente

En una de las tantas «cadenas» disfrazadas de conferencia de prensa hablando del día después el presidente Lacalle insistió con que lo más importante era crear condiciones para que el «malla oro» condujera la salida económica y después eso traería buenas consecuencias de derrame para el resto.

1 161

Y esta afirmación la hizo para fundamentar por qué no iba a poner impuestos al capital. Ya hemos dado ese debate y hemos dicho que desear esa medida es injusto y además contrario a la necesidad actual. Pero no es ese el debate que quiero dar ahora.

Quiero cuestionar la vieja teoría liberal del derrame, hoy bajo su nueva versión del malla oro.

Si la economía al salir de la pandemia comenzara su recuperación exclusivamente en base a las grandes empresas el efecto derrame sería casi nulo.

Primero porque su impacto en el empleo es muy bajo, la mayoría del empleo se concentra en las medianas y pequeñas empresas sobre todo las que trabajan en el.mercado interno (el pelotón) En 2017 presentamos un trabajo del Cuesta Duarte en que los complejos agroexportadores en su conjunto a pesar del enorme aumento exportador habían reducido su nivel de empleo entre 2007 y 2017.

Segundo porque su efecto multiplicador en compras de insumos o sea, hacia atrás es también concentrado y de poca monta.

Tercero porque su aporte al fisco.en impuestos es menor (por ejemplo la presión tributaria del agro es de 9% sobre PBI, de las más bajas del sector productivo).

La clave de una salida equilibrada pospandemia es que la.mayor parte de los sectores sostengan ciertos «motores prendidos» para seguir usando terminologías del gobierno. Y ello supone apoyos durante la crisis sanitaria a las pequeñas y medianas empresas, sostener el nivel de empleo y subsidios a los sectores desligados de la seguridad social.

Ni más ni menos que la propuesta del Frente Amplio que hicimos al presidente hace 45 días y de la que han puesto en marcha 1/3 de las mismas y algunas de ellas muy tardíamente. La respuesta global del gobierno a la crisis no ha sido global, ha sido insuficiente en escala y potencia y ha sido en muchos casos tardía cuando el fenómeno (inflación, dólar) ya se había disparado.

Pero además de estas medidas hay que garantizar ingresos a los trabajadores y por ello es clave renovar los consejos de salarios por un año más tal cual vienen, sobre todo teniendo en consideración el empuje inflacionario fruto de la inacción del gobierno.

Y al mismo tiempo realizar políticas públicas llamadas anticíclicas que expandan la demanda de empleo en este momento crítico. Y ello significa adelantar obras públicas, adelantar obras bajo régimen PPP que están prontas. El gobierno no solo no lo ha hecho sino que por el contrario decide reducir 15% el gasto e inversión pública con fuerte afectación a vivienda y obra pública. Claro, trabajan para el malla de oro y no para el pelotón.

Y si algo faltaba para demostrar esto es la presencia el viernes de la confederación empresarial integrada por la Asociación Rural, la Cámara de Industrias que en su exposición dieron un enorme. apoyo a la LUC. Apoyaron la regla fiscal innecesaria restrictiva y fuera de contexto.

A la desinclusión financiera con su riesgo de informalidad, evasión y lavado de activos, al debilitamiento de las empresas públicas, a la reducción de funcionarios públicos y tantas cosas más del modelo concentrador y excluyente que expresa la LUC. Claro, ellos son.malla oro. ¿Por qué preocuparse por el pelotón?

Nosotros a lo largo de 15 años por el contrario nos preocupamos por el pelotón. Recibimos un país con 40% de pobreza y salimos con 8; recibimos un país con 13,7% de desempleo y lo dejamos con 9,5 creando 250 mil puestos de trabajo; recibimos un país con 42% de informalidad y lo dejamos con 24%; recibimos un país que había perdido 25% de su salario real y lo subimos 60%; recibimos un salario mínimo de 70 dólares y lo llevamos a 400; recibimos un país con una deuda bruta de 105% del PBI y lo llevamos a 63%.

Porque nosotros trabajamos para el pelotón.

Y ahora desde este lugar de oposición seguiremos defendiendo los intereses del pelotón.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Pedro de la Heroica dice
    No han entendido nada parece…lo tienen todo mal…pídanle a Danilo que se los explique de nuevo. Han dejado un país en el cada habitante debe 18,000 dólares, lo cual es literalmente impagable y vamos a estar toda la vida pagando intereses de esa deuda… en que la gastaron??..en aviones presidenciales, fiestitas de Ancap, inversiones fallidas como Portland y regasificadora, plantas deficitarias como alur y elefantes blancos como el ciclo combinado de ute que no tiene gas…Ademas metieron 60,000 empleados públicos que hay que pagarle el sueldo… así se funde un país…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.