Trabajadores no médicos de la salud privada logran preacuerdo que contempla reclamos

FUS suspendió movilización de hoy debido al avance en las negociaciones, aunque sí se hará el paro parcial de 8 a 15 horas.

La Federación Uruguaya de la Salud (FUS) resolvió suspender la movilización prevista para este viernes, pero de todos modos confirmó la realización del paro parcial de 8 a 15 horas.

El secretario general de la FUS, Jorge Bermúdez, informó que se logró un preacuerdo en el marco del Consejo de Salarios para que los trabajadores del sector no pierdan salario real en un convenio que se extendería por dos años de duración y también se estipularía un acuerdo de estabilidad laboral por un plazo no menor a un año.

En los últimos días se desarrollaron gestiones al más alto nivel del gobierno con la participación del secretario de Presidencia, el ministro y el subsecretario del Ministerio de Trabajo (MTSS) y autoridades de los ministerios de Salud Pública (MSP) y de Economía y Finanzas (MEF) para lograr la fórmula de este preacuerdo que ahora se pondrá en consideración en la próxima reunión de la dirección nacional de la FUS el próximo 11 de diciembre, informó el portal del PIT-CNT.

La FUS tomó la decisión de suspender la movilización prevista para la presente jornada tomando en cuenta la nueva ola de Covid-19 y reiteró el compromiso permanente de la federación y los trabajadores de la salud en el combate al coronavirus y en la defensa de la salud de los uruguayos.

Bermúdez explicó que la FUS intenta llegar «de una vez por todas» a la firma de un convenio colectivo en la salud privada. «Desde julio estamos con eso y por lo tanto aspiramos a que se termine la situación de conflictividad en la salud privada por la falta de un convenio colectivo», apuntó.

El preacuerdo establece el mantenimiento del salario de los trabajadores en un convenio de dos años de duración y también incluye una cláusula de mantenimiento de la estabilidad del empleo por un plazo de un año.

Bermúdez reiteró la preocupación de la FUS por la situación laboral del país y específicamente del sector de la salud privada que también se verá afectada en plena pandemia. En este sentido, advirtió que seguramente surjan nuevos brotes de Covid-19 durante la temporada estival y el trasiego de personas durante el verano. Así las cosas, Bermúdez subrayó la importancia de los puestos de trabajo en la salud para enfrentar la pandemia.

Consultado sobre las condiciones del mantenimiento de los puestos de trabajo en el marco del preacuerdo logrado este jueves, el sindicalista aclaró que las condiciones implican que ninguna institución podrá despedir trabajadores alegando motivos de reestructura. «Esto no significa inamovilidad», aclaró.

Por otra parte, el dirigente del gremio de los trabajadores no médicos de la salud privada aseguró que los trabajadores han defendido sus planteos y aclaró que, bajo ningún aspecto, se trata de alterar los estamentos de cada institución.

«No pasamos a dirigir las instituciones. Las instituciones y su poder de dirección lo tienen quienes las dirigen. Después podemos discutir si algunos de las que las dirigen ganan un millón de pesos por mes o dos millones de pesos por mes, si hay salarios en el sector que oscilan entre 400 y 600 mil pesos por mes, lo que claramente hace que este sector viva de crisis en crisis. Esa es una discusión posterior. Aquí estamos hablando de la firma de un convenio colectivo que estaría justamente poniéndole fin a una situación de conflictividad que se viene arrastrando desde julio».

Satisfacción

Para el secretario general de la FUS, el preacuerdo alcanzado en esta jornada «es un avance» y brinda «satisfacción». Al respecto, remarcó que es un paso hacia la solución pretendida por los trabajadores. «No parece una cuestión lógica que si todo el mundo y el propio gobierno reconoce que los trabajadores de la salud privada están en la primera línea de enfrentamiento del Covid-19 que no se pudiera llegar a un acuerdo colectivo en el sector y no se sostengan los puestos de trabajo y el salario», en un ámbito que según explicó, «tiene una inequidad salarial brutal».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat