Trabajadores de la enseñanza privada rechazaron propuesta de rebaja salarial

En lo que consideraron “una histórica” asamblea, también definieron que se endurecerán las medidas de lucha si no hay avances en la negociación.

Este viernes se desarrolló -en el Platense Patín Club de Montevideo- una asamblea del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep), que fue considerada “histórica” por los dirigentes de este gremio, la que fue acompañada por un paro general con un nivel de acatamiento “de los más altos de los últimos años”, informaron a LA REPÚBLICA desde el Sintep.

Se trató de una instancia que se apegó a los criterios de cuidado sanitario, que funcionó “en un admirable clima democrático”, donde se deliberó y se construyeron colectivamente “los pasos a seguir en la lucha por los derechos de las familias trabajadoras”, enfatizaron.

Las resoluciones

Por unanimidad, la asamblea general reafirmó la voluntad de las trabajadoras y trabajadores “de continuar la lucha contra la rebaja salarial, la inestabilidad laboral y las arbitrariedades de INAU respecto a la política de descuido hacia los y las trabajadoras de la enseñanza no formal que integran la población de riesgo en el marco de la pandemia por coronavirus”, aseveraron.

En sus resoluciones principales la asamblea general resolvió reafirmar su rechazo a las pautas salariales, ratificando la postura de la dirección del sindicato de no firmar un acuerdo que consagre la rebaja salarial; destacar las iniciativas que ha elaborado el sindicato, tendientes a concretar un acuerdo que destrabe la situación conflictiva y exhortar a las cámaras empresariales y al gobierno a flexibilizar sus posiciones para llegar a un acuerdo. Señalar que ya van tres propuestas presentadas por Sintep y que esta última es la base mínima para formular un acuerdo salarial; ante la intransigencia patronal sobre el mecanismo de estabilidad laboral propuesto por Sintep, se facultó a la dirección sindical para implementar medidas de defensa colectiva ante circunstancias de despidos compulsivos; asimismo se facultó a la dirección sindical a implementar un nuevo paro general de 24 horas en caso de no constatarse avances en la negociación colectiva”.

Además, “por unanimidad la Asamblea General resolvió también rechazar la política de desprotección del INAU hacia los y las trabajadoras de los CAIF y toda la enseñanza no formal. Se encomendó a la dirección sindical a diligenciar una nueva reunión con el directorio de INAU a fin de tratar la protección integral de los y las trabajadoras que se encuentran en el grupo de riesgo. También se definió como un aspecto central el pago de un complemento de partidas para evitar la pérdida del salario real en los CAIF y toda la enseñanza no formal”.

Para terminar, la Asamblea General ratificó “su rechazo a la política de ajuste económico expresada en el decreto 90/20, el recorte general de políticas públicas orientadas a la justicia social y la falta de respuestas hacia los sectores más vulnerables del pueblo”, y además, en dicho ámbito “se ratifica el rechazo integral a la ley 19.889 (Ley de urgencia), por su carácter privatizador, por el cercenamiento de las libertades públicas que impone sobre el ejercicio del derecho a la huelga y por su prescindencia de cara a los verdaderos problemas de trabajo, salario, vivienda y derechos fundamentales de las grandes mayorías sociales”.

1 comentario
  1. corsariosalgari dice
    Para los trabajadores de la educaución, tanto pública como privada, la situación es la misma: desempleo y rebaja salarial. Con la excusa de la pandemia, ha habido muchos despidos, y abunda la mano de obra desocupada: lso colegios privados juntan grupos y con un docente (y un sueldo) cubren dos cargos; en el área pública no se cubren las vacantes y se quire quitar la educuacón inicial de 3 años de Primaria para ajustar aún más el presupuesto. Después dirán, vieron cómo bajamos los gastos del estado?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat