#IdearioTexto cifrado

6 742

Me vinculo directamente a la política, algo extremadamente atractivo, y a la vez pesadillesco, una elección estética, estratégica en el momento de escribir textos que pasen la lectura del censor, que habita en cada lector, textos cifrados los denominaba en tiempos pasados… la inclusión de lo político en mi pensamiento y obra responden a una legalidad estética, es decir para mí lo político es inevitable y la única forma de incluir esa inevitabilidad es un régimen estético que se separa de la representación tradicional: como se puede seguir relatando cuando no se puede seguir relatando y respondo a la manera de la modernidad perdida: es imposible esta tarea de relatar el pensamiento, pero hay que seguir relatando y por lo tanto luchemos, avancemos sobre este límite ilimitado, en intensidad creciente…

Y ahora, ya, medito y pienso, porque en tiempos de la Grecia clásica, en el sentido de la «polis», el hombre político era en su perfil particular el ser más libre, pues tenía como virtud su discernimiento, su aptitud para considerar cualquier punto de vista, la máxima libertad de movimiento y sobre todo la valentía de lanzar la verdad, aún a riesgo de su vida… y me pregunto de inmediato, ¿qué ha ocurrido en este tercer milenio en que el hombre político en su sentido original ha desaparecido? Mutó en un Nadie, Nada, con audiencia mediática que en intensidad formal y semántica inversa, no escucha discurso alguno: una experiencia para nada intensa, todo lo contrario… pero cuánta destrucción provoca la ausencia de lenguaje y actos de vida, rodeados de muerte, ambos presupuestos del lenguaje ausente y de la «parca» merodeadora, habitantes de la esfera pública en una democracia privada.

Nos encontramos ante individuos sin posibilidad de mostrarse libre de ataduras y de facetas condicionadas por el medio ambiente, en pleno deterioro, en lo social, cultural y lo político, resumido a instancias de suma violencia, que pierden toda validez al intentar ser puestas en acto, por ser parciales, peculiarmente invalidadas por la ausencia de libertad de instalar sentido al espacio político en lo público… ese territorio en que todas las cosas, en su complejidad, tienen valor, con la anuencia de la comunidad en pleno acto de «ser» sujetos políticos, asimilados a la libertad de pensar, con talento para argumentar en miras a la constitución de una nación o como desee denominarse al espacio donde transiten las vidas de todos… en capacidad de juicio de equilibrio.

No dudo que el espacio de la política debería ser, al contrario de lo que apreciamos hoy, el espacio de la libertad, el espacio en que la violencia y la represión de cada uno sobre el otro, sería excluido de las relaciones entre los hombres y mujeres.

¿Dónde ubicar a gobernantes como Macri en el contexto de la filosofía, del conocerse a sí mismos, de dar espacio al diálogo y sobre todo recupero del sentido de la verdad como destino de nuestras existencias?… el ejemplo del cacofónico Macri, deviene en ser referente ineludible y emblemático de la ausencia de presupuesto humano para regir los destinos de un país, sobre todo como Argentina, donde reina un estado de crisis permanente en las relaciones entre iguales-desiguales… Macri, como Trump, Macron simulando hasta el hartazgo ser quién no es, Xi Jinping malsano heredero de Mao, Lenin Moreno «el panqueque», los candidatos de la derecha neoliberal de Uruguay, como también algunos referentes narcisistas dispersos del Frente Amplio (que tiene la obligación histórica de ganar en las elecciones de 2019 en amplio margen, por y para el pueblo), y sumo a todos/as los demás gobernantes de las más variadas regiones, que siguen sometidos a los principios de la coacción y al derecho del más fuerte, metaforizando al que cuenta con mayor cantidad de corporaciones apuntalando los desastres cotidianos que soportan estoicamente los pueblos, tan poco atentos a su libertad, que tiene el mismo rango que la salud y el hábitat.

Los prejuicios se anticipan al porvenir que no es demasiado alentador, pues se corre el riesgo de que la política desaparezca totalmente… confunden con política, los mercenarios de medios, fabuladores, pseudointelectuales de fogón, funcionarios empresarios blindados y analfabetos del «buen vivir», aquello que va a acabar con la política, es inevitable, pareciera el final se acerca… comenzar un nuevo ciclo de vida política, por y para todos/as los que habitamos este mundo, puede parecer una utopía, y ciertamente lo es hoy… los medios de violencia que comunican todo, menos lo que deben hacer, cuando todo se resume a pocos vocablos para equilibrar el sentido, que aún sin tener espacio hoy, sabemos que es y está subyacente en los pocos actos de contados seres heroicos, para nada promocionados, de hombres y mujeres que se elevan sobre los estadios de la domesticidad, pero cae sobre ellos el silencio, la censura y la persecución sistemática, que los lleva a ser mártires desaparecidos del tercer milenio.

Bajo este punto de vista, se logrará un estado despótico de dominio, de los que ya están instalados en sus sitiales desde donde reprimen, sojuzgan… los poderosos que con sus máquinas de dominación burocrática eliminan la posibilidad de dar sentido a las vidas de miles de millones de seres humanos… lo estamos apreciando en migrantes que no tiene sitio en ningún lugar, las fronteras que se construyen día a día, cuando se glorifica a la web como el imperio del estado virtual sin fronteras, nunca tan fronterizo… el poder de la policía en todas las naciones, prestas a reprimir todo descontento por demás legítimo de los pueblos… ¿algo qué agregar?, claro, como no, sumo a los escribas, los mandarines y mandaderos de la cultura degradante de este milenio de las grandes muertes, que tienden a aniquilar y modificar la historia y su relato olímpico, interpretar a «piaccere» lo que jamás tuvo sitio, ni lugar.

Los prejuicios tienen un rol fundamental en la vida de la gente, incluida por supuesto la política y los que dicen representarla, son perniciosos, peligrosos y como vemos muy eficaces a la hora de ponerlos en práctica, pues están anclados en el pasado, no confundamos con chusmeríos, que tiene hora de vencimiento, con su misión de contagiar abstracción del deber ser, instalando certezas de segundos, pero a fuerza de ser replicadas toman carácter de evidencias… la política debería ser un panóptico gigante de apertura del planeta a la unidad y no un devenir de actos de violencia… aclarar, disipar abriendo el gran angular que proyecte el mundo a vivir, del cual hoy estamos muy distantes y sin embargo tan cercanos, ironía de nuestro ignoto destino de «ser simplemente ser frágiles criaturas, sometidos a nosotros mismos frágiles criaturas».

También podría gustarte
6 Comentarios
  1. ugo codevilla dice
    Estimado Eduardo: En los setenta muchos te hubiesen dicho, es el capitalismo, hoy, en plena alienación masiva, te hablan de la indiferencia de la gente sin explicar bien a bien dónde surge esa mentada indiferencia. Es igual que cuando Mujica señala al consumismo como mal de todos los males pero no al capitalismo. Otra cosa, no somos Nada, somos consumidores. Y claro perdimos el estatus de seres políticos, somos votantes, punto.
  2. Paula Debord dice
    Un texto genial, digno del Mayo francés: “La imaginación al poder”, “Seamos realistas, pidamos lo imposible” se puede agregar a este Manifiesto Liberador que nos regala el Filósofo Eduardo Sanguinetti, un fundador en este tiempo de tendencias que no tardaran en dar frutos en las nuevas generaciones, que ya no compran espejitos de colores. Las estrategias sanguinettianas sobreviven segú pasan los años en numerosos grupos artísticos de todo el mundo que practican un arte con pretensión de subvertir el orden burgués capitalista criminal y canibal. ¡Felicitaciones Maestro!
  3. Daniel dice
    Una muy pormenorizada descripción dr el filósofo Eduardo Sanguinetti. De éstos criminales ladrones y mafiosos de éstos gobiernos no se puede esperar otra cosa.
  4. Rosendo Larguia dice
    Aproximar la poesía filosófica y las artes a la revolución en este filósofo es el imperativo que se da en una síntesis de teoría y praxis. Excepcional artículo.
  5. Marcos Santamarina dice
    Impecable, sin fisuras Eduardo Sanguinetti nos dice muy bien lo que desea, sin red. El temor que le tienen los faranduleros periodistas en Argentina, es para reirse largo y tendido. No le dan changüí para tirar abajo a los chantunes que hablan todo el día en los medios basura. Los llevo a juicio a los representantes de la inteligencia que miente desde la TV y tuvo que soportar el exilio, pero les ganó en buena ley. Hoy por eso lo dejaron al márgen del circo argento. Respetos al filósofo Sanguinetti.
  6. elcacho dice
    Me tomo el atrevimiento de sugerirle a los aludidos de mi patria, que se bañen un poco en los sentimientros de un Maestro. Pero como sè, que su capacidad intelectual no les permite entenderlo, me consuelo tratando de asimilar yo, intentando ser un algo mejor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.