Sumando miradas para la conservación de la biodiversidad

Se realizó en Montevideo el taller de capacitación en América Latina y el Caribe sobre Conservación, Uso sostenible de los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y los Derechos de los Agricultores.

0 76

La actividad, que culminó el 8 de agosto, congregó a representantes de 14 países de la región y fue organizada por la Secretaría del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (Tirfaa), la Representación en Uruguay de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de nuestro país (MGAP).

Durante la apertura del taller Fernando García Préchac, director de Recursos Naturales del MGAP, manifestó que el Tirfaa «fue ratificado en Uruguay por una ley, por lo tanto es vinculante, se integró a la norma pública y dentro de esa ley, lo que se establece es, primero, garantizar las obligaciones que se toman con el tratado que son sobre todo de intercambio y cooperación.

En segundo lugar, cooperación sobre todo para la prospección, la conservación y la buena utilización de los recursos para la alimentación y para su uso sostenible, dentro de lo cual el mantenimiento de la diversidad genética es clave».

En tanto, Vicente Plata, Oficial a Cargo y Representante Asistente de la FAO en Uruguay, destacó la importancia del Tirfaa a ese nivel y en la conservación de la biodiversidad como parte del objetivo mayor de luchar contra el hambre y proveer alimento al mundo.

El director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, destacó la importancia de mirada regional sobre estos temas y de la cooperación sur-sur: «La visión de lo regionales clave en los temas ambientales, pero también en los temas agropecuarios; el poder compartir experiencias de lo que estamos viviendo cada país y cómo podemos apalancarnos en conjunto creo que es clave en un pensamiento de desarrollo con una mirada regional, así que quería agradecer el apoyo de la FAO en esa lógica».

Explicó que en el Mvotma, como punto focal del protocolo de Nagoya, «venimos trabajando hace algunos años en la puesta en valor de nuestros recursos genéticos.

Hemos ido al territorio con la sociedad civil, la academia, con los demás ministerios, y ahí uno toma la dimensión de cómo la población, cuando se le brindan las herramientas y la información, valora la necesidad de gestionar nuestros recursos genéticos como país y como región».

Respecto a la necesaria coordinación entre los puntos focales nacionales de estos tratados internacionales manifestó que la coordinación con el punto focal del Tirfaa (el MGAP) es «evidente, natural». Agregó que «necesariamente tenemos que coordinar, cada uno desde su mirada. La protección en general de los recursos genéticos va más allá de si son naturales, criollos o son foráneos».

Durante el taller se presentó el «Proyecto de Articulación Nacional para la Gobernanza y Gestión Colectiva de la Diversidad Genética y sus Conocimientos Asociados en la Agricultura Familiar y Campesina del Uruguay».

La Red Nacional de Semillas Nativas y Criollas, la Red de Agroecología del Uruguay y la Comisión Nacional de Fomento Rural serán las organizaciones a cargo de ejecutar el proyecto, en articulación con la Universidad de la República y el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.