10 preguntas a “Tonga” Reyno“Sueño con un estadio lleno en mi país y gritando: Uruguay, Uruguay”

1 390

 

 

 

 

 

Reyno está representando a nuestro país de manera excelente en Norteamérica y el mundo en artes marciales mixtas, una disciplina que en los últimos años, gracias a su actuación, ha hecho más visible a un país futbolero como el nuestro.

Gastón “Tonga” Reyno se somete a las 10 preguntas de LA REPÚBLICA para contar cómo llegó a conquistar este sueño, como se ganó el apoyo de sus padres -en un principio no estaban muy de acuerdo en que practicara este deporte-, cómo comenzó su amistad con el “Gucci” y cuál es el futuro de su carrera como peleador.

 

1-¿Cómo fue que te iniciaste en artes marciales mixtas y taekwondo?

En realidad, no fue que tenía el sueño de ser peleador de artes marciales mixtas, una cosa llevó a la otra; lo que quería ser era “Tortuga Ninja” (risas) y lo más cercano que conseguí fue esto. Le dije a mamá quería hacer karate, lo que consiguió fue una academia de Taekwondo cerca de casa y así terminé peleando en la jaula.

2- ¿Qué hacías para poder ir a entrenar cuando tu padre no te dejaba?

No me dejaba pelear ni entrenar, entonces decidí mentirles, por ejemplo, peleaba en Argentina y les decía: “Me voy, tengo un seminario” de cualquier cosa, o que tenía un partido de fútbol 5 y me quedaba a dormir en lo de un amigo. Estuve más de dos años mintiéndoles. Hasta que un vecino le mostró a mi papá un afiche de una pelea y se enteraron de todas las mentiras. Fue bastante duro en ese momento porque mis padres se sintieron súper desilusionados  (tengo una relación muy cercana con ellos); me apoyaron siempre en todo, y lo único por lo que no querían que peleara era por mi seguridad, no fue por capricho ni nada, les daba miedo que me lastimaran. Después de eso me saqué una mochila enorme y ahora son mis hinchas número 1.

3-¿Cómo fue que tus padres finalmente te dieron su apoyo?

Me voy a Estados Unidos, comienzo a competir allá, el estar lejos, el ser más independiente, mucho no podían hacer, se sumaban a la aventura o se perdían esa parte de mí como hijo. Siempre estuvimos juntos, pero en ese sentido no les quedó otra, me parece…

4- ¿Cómo fue tu experiencia en Bellator?, una de las competencias más grandes de artes marciales mixtas de Norteamérica y el mundo.

Muy buena, esto nunca lo había contado, fui a Las Vegas a hacer el Play Out donde me hicieron un montón de pruebas físicas, entrevistas y montón de cosas, ya estaba casi pronto para entrar a un Reality Show que se llamaba The Ultimate Fighter Latinoamérica, eran creo 16 peleadores latinoamericanos, y el ganador entraba a la UFC, era lo que iba a hacer, y el día que vuelvo a Kansas me estaba esperando la gente de Bellator en el gimnasio, tuvieron una reunión conmigo, no me hicieron ningún tipo de pruebas. La verdad no me arrepiento porque me sirvió de mucho para crecer en el mundo de la MMA es una organización con una plataforma muy grande, me ayudaron un montón. Ahora estoy en Combate América porque es una mejor opción, lo hablé con ellos, Combate América pagó para que yo estuviera, así que tengo la mejor relación con Bellator.

5- ¿Soñas con la UFC?

En realidad, sueño con un estadio lleno en mi país y gritando: “Uruguay, Uruguay”, no me imagino en ninguna organización, ni ningún cinturón en especial, ese sería como mi gran sueño que me queda por cumplir.

6- ¿Cómo hiciste para adaptarte a una nueva cultura e idioma?, ¿extrañas Uruguay?

Extraño un montón, vengo 5 o 6 veces al año, pero sí, extraño mucho. A veces me pongo a pensar si lo que extraño es al país o mi juventud, pero si tengo 3 o 4 días libres me vengo, con eso te digo todo. Me costó adaptarme, me costó mucho al principio, pero no tenía otra, me adaptaba o no comía, así que en esos momentos es que te das cuenta que tenés habilidades que no sabías que tenías. Con el idioma medio como un queso (risas), cuando llegué tenía que dar clases, daba clases de Taekwondo y me mandaba mil y unas, pero como soy algo cara dura, me animaba y hablaba, daba clases sabiendo poco y nada: “one, two, three”, “yes, no” o “hi” con eso alcanzaba.

7- ¿Qué pelea en lo que va de tu carrera, decís ‘no me olvido más’?

La de Tailandia, el 1 enero de 2012, la verdad tenía muchísimo miedo por lo que estábamos hablando del idioma, la cultura, lo que significa el deporte de Muay Thai para ellos, es un deporte nacional para los tailandeses, es como el fútbol para nosotros, se corren apuestas. Tenía un montón de miedo, no sabía cómo iba a salir, el otro peleador era el favorito y al final terminé ganando por nocaut, en el segundo round y esas son las peleas que te dan la confianza para todo lo que se viene, después te animás a cualquier cosa porque te tenés fe.

8- Tenés una gran amistad con el “Gucci”, ¿cómo fue que comenzó esa amistad? ¿y te trae suerte en las peleas?

Todo empezó cuando lo vi en el Pony Pisador, recuerdo que él estaba comiendo una milanesa, lo saludo y le digo: “Hola ‘Gucci’, ¿cómo andás?” No me dio ni pelota, estaba en otra, porque lo iba a saludar todo el mundo, yo siempre me acuerdo de ese momento, él no, pero yo sí. Luego nos empezamos a hablar por mensaje, él me mandó un texto por una pelea y le dije: “Asesino, yo te re escucho”. Empezamos a hablar y pegamos una onda desde el primer momento, fue amor a primer texto (risas). Cuando vengo a Uruguay andamos juntos, él me fue a ver a Estados Unidos, terminé cantando en un recital de él. Yo no creo en las mufas, la suerte y esas cosas, pero la gran mayoría de las veces que me fue a ver el “Gucci” gané.

 

9- En Uruguay se ha popularizado las artes marciales mixtas y muchos quieren llegar a tu nivel, ¿crees que hace falta más apoyo a la disciplina?

 

Creo que el apoyo no es lo principal, siempre va a faltar apoyo en cualquier deporte, hasta en fútbol que somos súper exitosos falta más apoyo, nunca es suficiente. Pero creo que lo que más hace falta es que se animen, que salgan; en mi caso, me fui con cero apoyo y con una mano atrás y otra adelante, me animé, y salí, cuando no tenés plan B y la única que te queda es que te vaya bien, te va a ir bien, lo difícil es animarse a salir de la zona de confort. No hay que ir a Estados Unidos, podes tomarte un ómnibus e irte a Brasil a la MMA que es enorme o cruzar a Argentina, en mi caso me tomaba la Cacciola e iba al Club de la Pelea. Hay que animarse y salir, si no te animás a salir por tus sueños no importa cuánto apoyo te den, no vas a llegar, si te quedás en la chiquita para salir campeón de la cuadra, no vas a llegar a nada.

10-¿Qué próximos objetivos se vienen para el Tonga Reyno?

La próxima pelea es el 7 de diciembre en Fresno (California) que es la Copa Combate, son los 8 mejores latinos del peso pluma (66 kilos). La verdad tengo muchísimas ganas, puedo llegar a pelear 3 veces en la misma noche, porque de los 8 peleadores queda un campeón, es todo en la misma noche, nunca hice algo así, ya me voy el 11 de octubre a entrenar a full para ese combate y con muchas ganas de representar a Uruguay.

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.