Posee un mirador frente al mar con ascensorSounión, la otra mansión de Marcelo Balcedo en Uruguay

El secretario general del Sindicato de Minoridad y Educación y además director del diario Hoy de La Plata, Marcelo Balcedo, se encuentra detenido en Uruguay en una causa por lavado de dinero y vaciamiento del sindicato. La Policía se incautó de varias armas de fuego y municiones, dinero en efectivo (500.000 dólares, 6.000 euros y dinero uruguayo), varios vehículos de alta gama y joyas varias, según informó Montevideo Portal. Balcedo fue detenido en su mansión El Gran Chaparral, ubicada en Playa Verde. La casa ocupa todo un cerro frente al mar y tiene un valor aproximado de tres millones de dólares. Pero, no es la única propiedad que el sindicalista tiene en Uruguay. A menos de tres kilómetros de El Gran Chaparral, también en Playa Verde pero muy cerca del mar, se encuentra otra mansión en un terreno de más de 2.000 metros cuadrados llamada Sounión, que posee un mirador con ascensor en un tercer piso. Los pasos de la investigación La Justicia debe indagar ahora si estas propiedades de Balcedo fueron producto de las maniobras de vaciamiento del gremio de Soeme junto a su «mano derecha» Mauricio Yebra, quien se entregó el jueves pasado a la Justicia. Sounión era la casa de Balcedo en Uruguay hasta 2009, cuando le compró a un francés la casa El Gran Chaparral. Se trata de una edificación de ya casi un siglo, con 763 metros construidos, cuyo valor se calcula en unos 600.000 dólares. De acuerdo a la información de La Nación, Balcedo visitaba el lugar con frecuencia y alojaba allí a algunos visitantes. En Argentina, y en busca de pruebas en la causa de lavado de activos contra Balcedo, fuerzas federales allanaron la concesionaria de autos «El Chaqueñito» en Buenos Aires, propiedad de Mauricio Yebra, secretario del sindicalista. ¿Quién es Marcelo Balcedo? Balcedo se hizo conocido en nuestro país luego de ser detenido por Interpol en Playa Verde a pedido de la Justicia argentina. En el vecino país es investigado por presuntamente haber retirado de las cuentas del Soeme unos $ 53 millones argentinos (US$ 5,3 millones) en efectivo, según consigna El Observador. En nuestro país, la Fiscalía, con apoyo del Banco Central, la Secretaría Antilavado y la Policía del Crimen Organizado, trabajan para identificar los bienes del sindicalista detenido, y determinar así si lavó dinero en el país. La Policía incautó armas de fuego y municiones, US$ 500 mil en efectivo, varios cofres de seguridad, además de autos de lujo, en la propiedad en que fue detenido el argentino. Balcedo dirige desde 2012 el Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), uno de los gremios docentes que agrupa a porteros, cocineros y personal de maestranza de colegios e instituciones formativas, pero nunca trabajó en una escuela, informó la diaria. Se trata de un jefe gremial que heredó el puesto de su padre, enrolado en la derecha peronista, aunque con espíritu versátil para tejer conexiones con diferentes ramas de la política. El Soeme, que cuenta con unos 35.000 afiliados, pasó a ser dirigido en 2012 por Marcelo Balcedo tras la muerte de su padre, Antonio Balcedo. Antes de morir, Balcedo padre se asoció a un sector denominado 62 Organizaciones, que en los últimos años funcionó como la central sindical de apoyo a Mauricio Macri, liderada por el gremio de los trabajadores rurales, que congrega a los asalariados peor pagos y más explotados del país. Balcedo es un ingeniero millonario, que cursó una maestría en Estados Unidos, lo que es una rareza entre los sindicalistas. A su vez, la familia Balcedo, con base en La Plata, incursionó hace unos años en medios de comunicación, los que fueron utilizados sin disimulo con fines extorsivos. El periodista Miguel Graziano, que trabajó en el diario Hoy, relató a la diaria el trazo ideológico de la familia: «Se dicen peronistas, hay que ubicarlos en la derecha, pero lo que los manejó siempre fue el billete, sobre todo a Marcelo, el más hábil de todos ellos». La forma más usual de enriquecimiento de sindicalistas es mediante sociedades manejadas por testaferros, que brindan servicios al gremio y a las obras sociales (seguro médico descontado del recibo de sueldo, que es manejado por el sindicato). Sanatorios, laboratorios, aseguradoras de riesgos de trabajo, centros de recreación y hoteles han sido vehículos utilizados para construir pequeños imperios económicos. La otra pata de un buen negocio sindical es asegurarse una base sólida de afiliados, algo que requiere anuencia del Estado. Así fue como Balcedo, pactando con gobiernos peronistas de la provincia de Buenos Aires, logró imponer afiliaciones compulsivas al Soeme. Entre 2007 y 2009, el hoy detenido se mantuvo prófugo de la Justicia, que lo investigaba por supuestas extorsiones vinculadas al negocio del juego. El proceso judicial naufragó sospechosamente. En 2015, la Unidad de Información Financiera hizo una denuncia contra Balcedo por retiro de dinero en efectivo de las cuentas del Soeme por 53 millones de pesos. Los fondos provendrían de Los Monos y habrían ido a parar a algunas de sus empresas en La Plata. Además, como se ve que a Balcedo le gustan los autos, Los Monos le habrían dado el gusto de poner a nombre de un allegado una importante flota de vehículos de alta gama. Los Balcedo, empresarios periodísticos Sus principales medios en La Plata son la radio FM Red 92 y el diario Hoy, en los que el pago en negro y los bajos sueldos han sido la norma hasta hace poco. Miriam René Chávez de Balcedo, alias «Nené», madre de Marcelo, exhibió modos gansteriles para amedrentar a trabajadores. Ella misma los empujaba fuera de la redacción. No hubo medio más hostil hacia los Kirchner que el periódico Hoy. Sus composiciones de tapa son tan explicitas como hilarantes: «Unidos por la corrupción», rezaba un título de 2014 con la imagen de la entonces presidenta y su gabinete; «La década Korrupta»; «No me voy a comer a nadie» (CFK ataviada de Drácula), entre otras. Las tapas de Hoy eran pegadas como gigantografías por toda la capital bonaerense. Pero, por esas vueltas de la política, Hoy recibió cuantiosas sumas de publicidad oficial por parte del gobierno de Scioli, el candidato presidencial que eligió CFK en 2015. Tras el triunfo de Macri, Marcelo Balcedo desplazó a su madre Nené de la dirección del medio; amplió y regularizó algo la redacción, y retomó por orden judicial a empleados que habían sido despedidos a punta de pistola. A Macri y, en especial, a la gobernadora y aliada del Presidente, María Eugenia Vidal, los medios de los Balcedo les han prodigado buen trato, pero últimamente comenzaron a alternar títulos en sentido contrario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat