BODAS DE PLATA PARA LA DECANA DE LAS ORQUESTAS TROPICALES DE URUGUAYSonora Borinquen, la que hizo bailar a varias generaciones

Cuando se escucha “Elena, Elena”, “Cometa Blanca”, “Muñeca de bazar”, “Camionero” o “Por el batey”, sabemos que quien está interpretando estos temas es el ritmo inconfundible de la decana, de Sonora Borinquen, la orquesta de los Goberna, quien esta noche recibirá un homenaje a los 50 años de trayectoria ininterrumpida, en el Teatro de Verano.

0

Borinquen irrumpió en los escenarios producto de la decadencia de otros ritmos en las salas bailables, primero el jazz y el tango, y pese a que el creador de la orquesta, Carlos Goberna, salió a hacer bailes con una Scola do Samba, terminó convencido de que el destino era por el lado tropical y allí encaminó sus pasos.

Pasaron cincuenta años de música, con momentos muy buenos, con otros críticos, soportó los vaivenes propios de un ritmo que logró imponerse en la sociedad uruguaya evadiendo estigmas, se transformó muchas veces en la interna pero mantuvo su estilo, un sello inconfundible que hoy la hacen ser la orquesta que hizo bailar a varias generaciones.

LA REPÚBLICA habló con su creador, Carlos Goberna, un hombre que pese a su edad, que reconoce llevar con orgullo, aún se sube al escenario, porque “quiero estar en cada detalle, siento que si no estoy yo algo me falta”, reconoce, por más que sabe que tiene la espalda cubierta pues desde hace algunos años lo acompañan en el escenario sus dos hijos.

Todo se remonta a fines de la década del ‘50 cuando Goberna despuntaba su vicio de músico integrando una orquesta de Jazz, “era lo que se bailaba entonces junto al tango, después armé una scola de samba porque era el boom, pero al poco tiempo fue decayendo el trabajo. “Coco” Bentancur, que organizaba bailes, me dijo: “Carlitos, cambiá que esto se muere”. Pensé en armar una orquesta de tango porque soy tanguero, pero como entonces estaba en auge lo tropical, con Pedro Ferreira, Raúl Noda, Combo Camagüey, Sonora Cienfuegos, Sonora Panamá entre otros tantos, con algunos músicos de la scola y otros que llegaron aparecimos el 28 de febrero de 1964 en los carnavales con Sonora Borinquen.

Cincuenta años de trabajo y de éxitos

A partir de ahí pasaron cincuenta años de trabajo, de éxitos, de muy buenos momentos, de otros críticos, viajes, discos de oro, reconocimientos y el placer de escuchar un ritmo especial que Goberna califica como “único y propio de barrio Palermo, así como las comparsas tienen una cadencia, nosotros en la orquesta también la tenemos”.

En ese breve repaso tan rico de su historia hay algunos mojones importantes, que debieron transitar pues estaban en medio de la movida. Recuerda como un cambio trascendente la aparición de Karibe con K allá por los ‘80, cuando “de la mano de Eduardo Ribero cambió la orientación de las orquestas, las hizo más “luminosas” con trajes carnavalescos, con gurises lindos que bailaban adelante, inventaban pasos y ahí hubo dos caminos a seguir. Los que estaban en sintonía con Ribero o con Karibe y los tradicionales que quedamos como Cienfuegos, Cubano, Latino, Camagüey, Borinquen… Nosotros no transamos con trajes brillosos, ni con el bailecito…la verdad estaba muy grande para eso”.

Pero no fue el único cambio grande al que Borinquen no se afilió, porque después aparecieron, según Goberna, “los vivos que inventaron orquestas que ni siquiera cantaban. Ponían chiquilines adelante y largaban una grabación para que hicieran play back, una vergüenza que desprestigiaba a la música tropical”.

Goberna, que está además muy vinculado a la directiva de Sudei, se siente orgulloso de no haberse apartado de una línea de trabajo, de tocar en vivo siempre y fundamentalmente de armar orquestas en base a verdaderos grupos humanos con códigos y una estrecha relación. Al punto que varios integrantes estuvieron más de 24, 25, 28 años, “lo que habla de cómo nos manejamos, si uno no está conforme se va y listo”.

Una orquesta que sigue vigente

El director tropical, quien fuera designado ciudadano ilustre hace un par de años, añora por ejemplo las grandes salas, la seguidilla de bailes durantes tantas noches, pero por el contrario agradece que hoy su orquesta siga siendo convocada en bailes grandes, en salas más pequeñas, en pizzerías, en fiestas particulares y en diferentes eventos tanto a nivel nacional como internacional.

Se define como un fanático de su orquesta, del trabajo y de la responsabilidad porque “siempre quiero estar. A veces, en invierno estoy calentito, mirando tele y sin embargo a la hora de estar en determinado lugar, estoy. No falto nunca y me cuido la salud justamente para estar siempre”.

Quedan atrás en la charla anécdotas, recuerdos, pasajes importantes que no da para plasmarlos en este espacio. Sabe que hoy será un día diferente para él y para su orquesta y lo quiere “vivir a pleno, con orgullo y con la felicidad de compartir nuestra música con tanta gente que nos ha acompañado durante tanto tiempo”.

El tema insignia

Oscar Leis, quien estuvo 37 años en la orquesta, fue el primero que interpretó el tema insignia “Por el Batey”, despues su hijo Carlos Jr. y hasta él mismo lo interpretó.

El nombre

Reconoce que el nombre de la orquesta surgió prácticamente sin saberlo. Dice que había un cantante, Alfonso Ortiz, que interpretaba el tema “Lamento borincano”, obviamente con ritmo y música de origen centroamericanos. Después me enteré que Borikén es el nombre nativo de la Isla de Puerto Rico y a los nativos de ese lugar les llamaban tainos. La deformación la hizo más fonética y nació la Borinquen”.

Una extensa discografía

Tiene en su haber más de 50 placas exclusivas y compartidas grabadas dentro de distintos formatos soportes (long plays, cassettes, CD, video) editado por los sellos Macondo, Orfeo, Rainbow, Sondor, Top Record, Límites, Latin Zone y hasta alguno internacional. Nueve fueron premiados como “Disco de Oro” por su volumen de ventas.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.