#OpiniónSepa quiénes se oponen a la Ley de Inclusión Financiera

5 1.008

Cuando una ley hace ruido es porque toca intereses -muchos de ellos poderosos- o rompe el statu quo o termina con determinados estereotipos culturales fuertemente arraigados en la sociedad. Una mezcla de todo eso es la Ley de Inclusión Financiera y ciertamente el argumento de la “libertad” de elección es un mascarón de proa que esconde las verdaderas razones de tanta resistencia.

¿Quiénes se oponen a esta ley? ¿Cuáles son los grandes intereses afectados?

Hagamos el ejercicio de desentrañar quién o quiénes se oponen y por qué:

1) Las casas prestadoras de dinero. Todos aquellos que hacen frondosa publicidad en diferentes medios cobrando intereses altísimos que apuntan a créditos rápidos y para sacarte de un apuro cuando terminás pagando casi el doble de lo que pediste. Se le termina gran parte de la clientela, ya que muchos de esos trabajadores o pasivos que cobran su sueldo o jubilación por intermedio de un banco pueden acceder a préstamos en condiciones más “normales” y a tasas muchos más bajas. A este grupo podemos sumarle los prestamistas, las casas de cambio que hacen este tipo de “operaciones” y todo aquel que se las ingenia por dar prestamos “fuera del sistema”.

2) Los evasores fiscales. Aquellas empresas que con la generalización de la tarjeta de débito o de crédito no tienen otra que facturar sus operaciones. Con el efectivo pueden vender fácilmente en negro; con la tarjeta no… ¡Están fritos! Se aferran al viejo sistema y no se dan cuenta que la nueva era será cada vez más controlada en Uruguay y en el mundo, y que por imperio de la tecnología la evasión irá tendiendo cada vez más a cero.

3) Los narcotraficantes. No hay cosa que más moleste a un narco que no poder mover su mercadería y su dinero. El efectivo es lo mejor para ellos, es el dinero que no deja rastros. Cuanto más bancarizado un país, cuanto menos efectivo se utilice más dificultades para que operen y más desestímulo para sus operaciones.

4) Los lavadores de dinero. Ídem con los lavadores financieros nacionales e internacionales. Todo lo que sea dinero “sucio” proveniente de actividades ilegales o directamente no declaradas se encuentra en serias dificultades con esta ley. No pueden operar, no pueden ir a un Banco y depositar 200, 300 mil dólares sin justificar de dónde provienen. ¡Qué problema!

De más está decir que poco tiempo atrás, y sobre todo en la época de los 90, una persona se presentaba en un banco y le preguntaban: 1º ¿Su nombre? Chapo Guzmán; 2º ¿Su número de cuenta? 123456; 3º ¿Cuánto va a depositar? Un millón de dólares en efectivo. Y sanseacabó, ese era el trámite. ¡Qué tiempos aquellos!

5) Los que no entienden el mundo que se viene. Los que les cuesta ver que de la misma forma que desapareció el trueque y se pasó al dinero como moneda de cambio, en poco tiempo el dinero en efectivo será una pieza de museo y asistiremos a la etapa del dinero electrónico.

6) Los que tampoco entendieron que aquel mundo de opacidad financiera, donde venían capitales de todo el mundo y de cualquier procedencia ya feneció por decisión de los grandes intereses del planeta. No es compatible la globalización, los enormes flujos de fondos que se domicilian en una nube con los ingresos que los estados deben percibir para hacer frente a sus obligaciones. El agujero es insostenible.

7) Los oportunistas políticos. Aquellos que piensan que “cualquier monedita sirve” y se prenden a todo aquello que tenga movimiento con una expresión contraria al gobierno. Ni siquiera se toman el trabajo de seleccionar con criterio político y sentido de país. El día después está muy lejos de cualquiera de sus consideraciones.

Pero quizás quienes promueven la derogación de esta ley no se dan cuenta de lo más grave. Nos quieren instalar 20 años atrás en el tiempo, con el agravante que en estos tiempos los próximos 20 años serán equivalentes a 40 del pasado. Nos quieren retrotraer a la época medieval medido en términos modernos.

Lacalle Pou parece no haber advertido esto. Su principal asesora económica, Arbeleche, parece que sí, ya que dijo estar de acuerdo con esta ley, contradiciendo la opinión de su propio líder.

En fin, chicos, pónganse de acuerdo.

También podría gustarte
5 Comentarios
  1. Pitín dice
    Sr. Periodista : usted ha omitido , no se si deliberadamente , que muchos comercios siguen sin aceptar, para compras con descuentos especiales por pago contado , la tarjeta de Débito; solo efectivo ó cheque. Aducen Comisiones excesivas y pagos diferidos en el tiempo por parte del Emisor . EL ESTADO URUGUAYO SIGUE ESTANDO AL SERVICIO DEL SECTOR FINANCIERO , ASOCIADO A ÉL , QUITANDOLE A LA POBLACIÓN LIBERTAD DE ELECCIÓN .
  2. Robert dice
    Exactamente,la ley fue puesta “a prepo”, y enriquecio a los prestadores que por medio de ella pagan sueldos. EL unico fin es el control del dinero por parte del estado. Y se apoyan en varias ideas, entre las cuales surje una que enuncia que el dinero electronico es mas seguro. Nada mas falso! En cuanto a lo de los prestamistas e intereses… el propio estado permite que los intereses trepen hasta casi un 300 %. Asi que usted miente con su declaracion de que cobran el doble. Todos cobran mas del doble!!!
  3. Roque Di leva dice
    Sin duda que la llegada de la inclusión financiera es el principio del combate a los negocios injustos y terminar con los vivos que se enriquecieron y se enriquecen a costilla de la gente con intereses altos, precios irrisorios sin control de mercado, el sistema financiero va ser necesario para el Estado mejorar el control y permitir conocer los negocios ilícitos que diariamente crecen enormemente. cientos de personas oportunistas siguen en la joda sin que nadie los vigile y que mejor manera de frenarlos , las obligaciones fiscal para todos y no solamente para los mas pelados. Sacar la plata de la calle es lo mejor para todo nosotros, algún día se terminaran los chorros.
  4. Eduardo dice
    Para los que no les gusta la inclusión financiera, y ponen argumentos tan poco sostenibles , como que “muchos” comercios no aceptan el pago con tarjeta , o que pierden la libertad de elegir, les comento algunas cosas. Seguramente en su caso, ya disponían de tarjetas de crédito y además tienen dinero en un banco. Pero para la mayoría de los trabajadores eso no era así, en cambio ahora pueden acceder al crédito y a dejar su dinero en el banco. El uso de las tarjetas de débito, no es obligatorio. Ud, puede retirar todo su dinero, meterlo donde lo crea seguro ( puede leer a Papillon) , y pagar siempre en efectivo. Cuando dicen que muchos comercios no aceptan tarjetas, deberían decir, algunos pocos , cada vez menos , comercios no aceptan tarjetas. Si hasta en las ferias te las aceptan.!!! Y si no te la aceptan, basta con ir hasta un cajero, Abitab o Redpagos, y retirar el dinero. El mundo entero tiende hacia eso, y dentro de menos años de lo que piensan algunos seguramente el dinero como tal no exista más.
  5. Juan dice
    Les molesta porque los obliga a trabajar en blanco o cuando no te hacen factura te descuentan el iva que se quedan con el .Por favor han robado durante años no al estado sino al consumidor no se hagan lo tontos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.