Senado aprobó la ley de debates obligatorios para la segunda vuelta

La iniciativa de Amado contó con el apoyo del FA, PI y parte de la bancada del Partido Nacional.

0 229

Con votos del FA, PI y parte del PN, el Senado aprobó la ley de debates obligatorios entre candidatos a la presidencia, mientras que legisladores colorados y algunos nacionalistas votaron negativamente.

«Los derechos y las libertades tienen que ser considerados a la luz de los intereses de la república», dijo el astorista Miguel Vassallo.

El proyecto aprobado, ya elevado al Poder Ejecutivo para su promulgación, mantiene un porcentaje minúsculo de la esencia del que presentó Fernando Amado en 2015 para la obligatoriedad de los debates.

La norma aprobada en la pasada jornada establece la obligatoriedad del debate entre los dos presidenciables que hayan logrado pasar a una segunda vuelta (balotaje).

A su vez, marca que el debate será transmitido en vivo por cadena nacional de radio y televisión, teniendo el mismo un límite de tiempo de dos horas.

Se encomienda a la Corte Electoral lo organizativo en relación al debate. El organismo deberá disponer de las reglas, llegar a acuerdos entre participantes y moderadores en consulta con la organización más representativa de medios de comunicación y el sistema de medios públicos.

Por su parte se establecen principios como trato equitativo, imparcialidad con el fin de garantizar objetivos como intercambio, exposición, propuestas.

En su quinto y último punto, el proyecto marca sanciones para aquel o aquellos candidatos a la presidencia que no quieran acceder al debate. La sanción en cuestión apunta a que el presidenciable que se niegue a participar no perciba la contribución del Estado para la segunda elección nacional (en caso de que esta exista).

El senador de Casa Grande Rafael Paternain fue el miembro informante del proyecto, y si bien reconoció que hay que trabajar para que haya debates de cara a la primera vuelta en el futuro, defendió la importancia de esta norma.

«Esta modalidad de debates reconoce un origen en los debates norteamericanos de la década del 60, uno podría pensar que debates televisivos formarían parte de la política como cultura del espectáculo; se podría dar ese debate».

Javier García dijo estar en contra del proyecto y adelantó que no lo votaría. «El PN ha participado en todos los debates que uno recuerde desde el 84. Podemos decir que el PN tiene una coherencia muy firme con la necesidad de que haya debates políticos, tenemos voluntad y coherencia», manifestó.

«Compartimos el debate, participamos, y desde ya digo en nombre del PN que Lacalle Pou participará en un debate con Daniel Martínez, y si nos toca, también vamos a participar en una segunda vuelta. Este proyecto para nosotros no cambia en absoluto las circunstancias», añadió.

Por la libertad de todos

En otra línea, el nacionalista indicó que a su entender el debate «no es fruto de la obligación. No compartimos que se limite la libertad que tiene una colectividad si no quiere participar, aun estando en desacuerdo».

Tras los dichos de García, el astorista Miguel Vassallo salió al cruce: «Estamos todos de acuerdo con que hay que defender las libertades de las personas, pero siempre a la luz de los intereses generales de la sociedad vista en forma colectiva». «El interés individual está restringido por leyes de este país. Los derechos y las libertades tienen que ser considerados a la luz de los intereses de la república», le respondió.

El proyecto tuvo el apoyo de 19 senadores en 29 presentes, con votos del Frente Amplio, Partido Independiente y parte de los legisladores del Partido Nacional. La otra parte de los nacionalistas, como los legisladores colorados, votaron contrariamente al proyecto.

Tras la votación del proyecto en general, el senador Luis Alberto Heber dejó constancia que, a su entender, esta norma precisaba mayoría especial para su aprobación (21 votos) debido a que era año electoral. Ante esto la frenteamplista Mónica Xavier indicó: «No es materia electoral regular un debate en esta instancia y no requiere mayoría especial». Pero el senador colorado Pedro Bordaberry dijo que «esta ley requiere mayoría especial, no lo decimos nosotros, sino la Corte Electoral».

Ley de debates

La ley aprobada por el Parlamento cuenta con 5 artículos:

1 – obligatoriedad del debate en segunda vuelta (balotaje);
2 – el debate será transmitido en vivo por cadena nacional de radio y televisión, teniendo el mismo un límite de tiempo de dos horas;
3 – se encomienda a la Corte Electoral lo organizativo en relación al debate;
4 – se establecen principios como trato equitativo, imparcialidad con el fin de garantizar objetivos como intercambio, exposición, propuestas, etcétera;
5 – el proyecto marca sanciones para aquel o aquellos candidatos a la presidencia que no quieran acceder al debate.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.