"La Antártida parece muy lejana, pero tiene mucho que ver con los productores rurales y con las capacidades de mantener el Uruguay natural", apuntó Juan CristinaSeis profesores y 16 estudiantes viajaron a la Base Antártica

0 262

“La Antártida significa analizar un laboratorio natural de millones de años de evolución con un sistema aparte, lo cual tiene consecuencias en la salud, en la industria y en la comprensión de los fenómenos naturales que nos afectan en Uruguay”, dijo el director de la Escuela de Verano de Introducción a la Investigación Antártica, Juan Cristina, al partir ayer junto a profesores y estudiantes hacia ese continente.

Seis profesores y 16 estudiantes de la Escuela de Verano de Introducción a la Investigación Antártica (EVIIA), organizada por la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República y auspiciada por el Instituto Antártico Uruguayo, partieron ayer a la hora 09:00 desde la Brigada Área n.º 1 hacia la Base Científica Antártica Artigas.

Cristina, director y profesor de la Escuela Antártica, dijo a la Secretaría de Comunicación Institucional que el objetivo principal de la misión es formar recursos científicos en un área fundamental para la política de Estado. “Uruguay integra un concierto muy selecto de naciones que tienen voz y voto en el Tratado Antártico en el que cada país se posiciona de acuerdo a las investigaciones que realiza”, explicó.

“Llevar a cabo la actividad ha significado un cambio cultural en las actividades de la Base Antártica, así como una importante contribución a la formación de investigadores polares en Uruguay, lo cual redundará en una mayor investigación de calidad que sostenga la presencia del país como miembro consultivo del Tratado Antártico”, indicó.

“La Antártida significa analizar un laboratorio natural de millones de años de evolución con un sistema aparte, lo cual tiene implicancias que quizás no se puedan ver a simple vista, con consecuencias tanto en la salud, como en la industria o en la comprensión de los fenómenos naturales que nos afectan en el Uruguay”, dijo.

Agregó que lo que ocurre en la Antártida afecta el sur del océano Atlántico y, por consecuencia, a Uruguay, que debe adaptarse a los cambios climáticos.

“La Antártida parece muy lejana, pero tiene mucho que ver con los productores rurales y con las capacidades de mantener el Uruguay natural”, apuntó. “También tiene importancia en las políticas de pesca y en el desarrollo del mar territorial”, agregó.

El científico añadió que, diplomáticamente, para Uruguay la Antártida es una oportunidad de profundizar relaciones internacionales. “Hay países muy importantes que están lejos en el continente, pero son los vecinos contiguos en esa zona”, subrayó.

Los ministros Menéndez, De León y Nin Novoa vistan la base uruguaya

La evolución de la operativa uruguaya en su Base Científica Artigas es el tema central que analiza en ese lugar el Gabinete de Asuntos Antárticos, del que participan los ministros Jorge Menéndez, de Defensa, Eneida de León, de Vivienda y Medio Ambiente, y Rodolfo Nin Novoa, de Relaciones Exteriores, junto a otras autoridades. La visita, que incluye una inspección de obras de infraestructura, finalizará hoy.

La reunión en la Base Científica Antártica Artigas, de la que también participan la directora nacional de Energía del Ministerio de Industria y Energía, Olga Otegui, y el presidente del Instituto Antártico Uruguayo, Daniel Núñez, posibilitará aprobar el texto de la Política Nacional Antártica, el Plan Estratégico 2045 y la conformación de un grupo de trabajo para redactar un programa quinquenal que determine actividades y metas de los próximos años.

Uruguay es uno de los 29 miembros consultivos del Tratado Antártico, lo cual significa que cogobierna y administra la zona junto a otros 28 países.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.