Matías CanabarroSeinfeld, el coloso de la comedia que cumplió 30 años

Hace tres décadas se emitió por primera vez la sitcom «sobre nada» que marcó época.

0 59

No existe una sitcom que pueda compararse con Seinfeld. Muchas lo han intentado, pero ninguna ha podido igualar su impronta y genialidad.

Por algo, días después de haberse cumplido 30 años de la primera vez que el programa creado por Jerry Seinfeld y Larry David fue emitido, muchos la siguen considerando la mejor serie cómica que existe (y, por ende, uno de los mejores shows televisivos).

Pese a que tuvo 9 temporadas y 180 episodios, es todo un desafío encontrar un capítulo malo. Seinfeld es algo así como Los Beatles de la comedia. Marcó una época y alteró los cánones del género.

De la nada al todo

«Creo que puedo resumir el show en una palabra: nada. El show es sobre nada», le dijo George Costanza a los ejecutivos de NBC, la cadena a la que estaba intentando venderle la idea del programa que había creado junto a Jerry, en la recordad escena del capítulo que fue un guiño a la idea de la que brotó, en la vida real, el gigante creado por Seinfeld y David.

La frase resume la filosofía del programa y muestra una de las puntas de su calidad: la enorme capacidad de crear comedia a partir de los aspectos más insípidos de la vida cotidiana.

Otro elemento importante fue que los cuatro protagonistas, Jerry Seinfeld (interpretándose a sí mismo), George Costanza (Jason Alexander), Cosmo Kramer (Michael Richards) y Elaine Benes (Julia Louis-Dreyfus), no se parecían en nada a los protagonistas tradicionales.

Plagados de desinterés por los demás, llenos de cinismo, hicieron que quedara clara la idea de que Seinfeld no pretendía dar ningún mensaje iluminador. La única misión era provocar risas todo el tiempo, abordando todos los temas con las misma irreverencia.

Otro gran punto a favor de la serie es su multitud de personajes secundarios brillantes. El matrimonio Constanza, Jackie Chiles, George Steinbrenner, J. Peterman, Bania y, por supuesto, el inmortal Newman, son solo algunos de ellos.

«El Concurso», «El Biólogo Marino», «El Restaurante Chino», «La Menta Junior», «El Nazi de la Sopa» y «La Verdad» son solo algunos de los memorables capítulos de esta serie que, alegando ser sobre nada, hablaba de todo.

Algunas curiosidades

Una serie de la magnitud de Seinfeld dejó tras de sí varios datos curiosos. Uno que refleja lo inmensa que fue en su momento es que el último capítulo, emitido en mayo de 1998, fue visto por 80 millones de personas en Estados Unidos, lo que representa casi la tercera parte de la población que el país tenía entonces.

Otra demostración del éxito de la serie es que el minuto de publicidad llegó a costar un millón de dólares por minuto, cifra que hasta entonces solo existía en el Super Bowl.

Un aspecto más pintoresco es que en cada episodio queda demostrado el amor de Jerry por Superman: el clásico superhéroe aparece de alguna manera (remera, poster, muñeco, cómic) en absolutamente todos los capítulos.

Pero, sin lugar a dudas, la mayor prueba de la huella que dejó Seinfeld es que seguimos hablando de ella 30 años después de su debut.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.