Segundo y último debate entre Trump y Biden

Esta vez los micrófonos de los candidatos estarán apagados durante las declaraciones de su oponente.

A 12 días de las elecciones, este jueves será el último debate entre Joe Biden y Donald Trump, en la ciudad de Nashville, del estado de Tennessee. Este será el segundo y no el tercero como estaba programado, ya que luego de dar positivo Trump la Comisión para el Debate Presidencial dispuso que este fuera virtual, pero el presidente rechazó participar.

El primer encuentro entre ambos candidatos fue a fines de setiembre en Cleveland y no fue para nada amistoso. El debate estuvo marcado por el caos, las constantes interrupciones (Trump interrumpió más de 70 veces a su contrincante) y los insultos de ambas partes. Biden se refirió al republicano como “mentiroso”, “racista” y “payaso”. Por su parte, este le arremetió con “no hay nada inteligente en ti”.

Por lo que, se espera que para este nuevo debate el tono no sea distinto. En los últimos días Trump incrementó los ataques y aseguró que la familia del demócrata era una “empresa criminal” y aseguró que los negocios de su hijo en Ucrania cuando este era vicepresidente de Obama, son una prueba suficiente.

Esta podría ser la última oportunidad masiva de Trump para ganar votos. Según el promedio de encuestas de RealClearPolitics, Biden está por encima por 7,5 puntos porcentuales a nivel nacional y mantiene una distancia. Sin embargo, esta tendencia va disminuyendo.

Nueva modalidad

Ambos estarán separados por una mampara ya que el presidente dio positivo de covid-19 a principios de mes. Además, habrá un piso entero dedicado a realizar test y los resultados estarán en minutos. El que de positivo no podrá ingresar al auditorio y deberá autoaislarse a la espera de instrucciones. Para los negativos habrá una pulsera que los habilitará a moverse por determinadas zonas.

Para evitar las interrupciones que sucedieron, la Comisión de Debates Presidenciales decidió que mientras uno esté hablando, el micrófono del otro estará apagado. Trump dijo que le parecía “muy injusto” y acusó a la moderadora Kristen Welker, de la cadena NBC, de ser una izquierdista demócrata. Sin embargo, no será ella la encargada de apagar y prender los micrófonos, sino que estará a cargo de la producción.

Los republicanos enviaron una carta a la comisión en la que critican que una “persona anónima” tenga autoridad para cortarle el micrófono a los candidatos. Bill Stepien, jefe de campaña de Trump, en intención de burla llamó a la comisión como “Comisión para el Debate de Biden”.

El debate tendrá seis segmentos de 15 minutos y los temas a tratar son: coronavirus, cambio climático, seguridad nacional, liderazgo, familia y racismo. Llama la atención que no esté dentro de estos la política exterior, tema importante y tradicional en el tercer debate.

 

 

1 comentario
  1. corsariosalgari dice
    En caso de mpate se define por tiros penales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat