NOSTALGIASe cumplen 31 años de la partida del gran Alfredo Zitarrosa

Reconocido como uno de los más importantes compositores e intérpretes de la canción popular Latinoamericana, Alfredo Zitarrosa fue un hombre polifacético que cultivó la poesía, el periodismo y la locución.

0 584

Alfredo Zitarrosa, nació en esta capital, en Montevideo,  el 10 de marzo de 1936, falleció en la misma, el 17 de enero de 1989. Con su muerte, Uruguay perdió el símbolo de su canción en el mundo, y a un luchador por la paz y la libertad.

En la partida de nacimiento figura: Montevideo, 10 de marzo de 1936. Nombre: Alfredo Iribarne. Primero llevó el apellido materno y luego adoptó el de Durán, por los tíos que lo criaron, hasta que en su adolescencia un argentino —llamado Alfredo Zitarrosa— se casó con su madre y le dio el apellido definitivo con el cual sería conocido.

Su vida, junto a sus tíos en una zona rural de Uruguay, influyó notoriamente en lo que sería su repertorio musical, esencialmente de raíz campesina. «No soy folclorista; soy cantor popular uruguayo, y mi canto es fundamentalmente de raíz campesina; todo es milonga, milonga madre, madre incluso del tango y del candombe».

Reconocido como uno de los más importantes compositores e intérpretes de la canción popular Latinoamericana, Alfredo Zitarrosa fue un hombre polifacético que cultivó la poesía, el periodismo y la locución.

Su vida en una zona rural del país hasta su adolescencia, influye notoriamente en lo que será su repertorio, de raíz popular.

Comenzó como locutor de radio en 1954 y poco después obtuvo su primer premio como poeta, en un concurso organizado por la Intendencia de Montevideo.

Viajó como periodista a Chile y Perú y a su regreso inició su carrera como autor e intérprete de canciones nativas y populares que le dieron fama local, posteriormente en América Latina y durante su exilio con el régimen militar, reconocimiento mundial.

Las primeras actuaciones internacionales de Zitarrosa tuvieron lugar en 1965, durante el tradicional Festival de Cosquín, Argentina, donde conoció a Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui y a otras figuras de la canción latinoamericanas, con quienes entabló una gran amistad.

En la década de los 70, el cantautor fue distinguido con un premio a su trayectoria por el gobierno de Venezuela.

Vinculado desde joven al partido comunista uruguayo (PCU) apoyó a la coalición de izquierda «Frente Amplio» desde su creación, en 1971.

Tras el golpe militar de 1973 sus canciones fueron prohibidas por el régimen tantos en actos públicos como en emisoras, y debió exiliarse en España y México durante ocho años.

El 31 de marzo de 1984 Zitarrosa regresó a su país en medio de un gran júbilo popular y fue el primer artista que volvió del exilio cuando el régimen militar estaba aún en el poder.

Una caravana por las primeras avenidas acompaño el retorno a Montevideo del cantautor, quien ofreció un recital a miles de admiradores en el estadio Centenario.

Entre sus canciones destacan «Milonga de ojos dorados», «En mi país», «Doña Soledad», «Milonga para una niña», «Mire amigo», «El violín de Becho», y «Stefanie», todas ellas éxitos internacionales.

Su sensibilidad y humanismo lo llevaron a expresar sus sentimientos escribiendo poemas, en los que intentaba justificar lo que parece «injustificable», según apuntaba y describía el llanto de un niño «como el motor de mis rebeldías».

En 1958 ganó el premio municipal de poesía con su libro «Explicaciones», siendo uno de los jurados el famoso escritor compatriota Juan Carlos Onetti.

Su extensa discografía con más de 25 discos editados dejará, para las futuras generaciones, el recuerdo de una estupenda voz quizá algo «triste» como fue definido por críticos extranjeros, pero sobre todo el mensaje íntimo que «una guitarra y una canción puede más que las armas de un ejército para derrotar a una dictadura».

En el exilio Zitarrosa compuso uno de sus mejores temas, «Guitarra Negra «, considerado por la crítica como su creación «épica» más importante surgida en el período 1973-83.

Sin su voz ya nada es lo mismo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.