Se complicó la liga: Atlético volvió a perder y el Real está cada vez más cerca

Un nuevo tropiezo del equipo de Suárez, sumado al triunfo de los «merengues», hizo que la diferencia se achicara a apenas 3 puntos.

La tranquilidad que reinaba en Atlético Madrid hace unos pocos días se hizo trizas. La diferencia de casi dos dígitos que les había sacado a sus escoltas en La Liga se esfumó en un pestañeo: haber ganado apenas 1 de sus últimos 4 partidos, sumado a los triunfos del Real Madrid, hizo que los «merengues» se pusieran a tan solo 3 puntos.

Los «colchoneros» cayeron 2-0 ante Levante en el Wanda Metropolitano, algunas horas antes de que el Real derrotara a Valladolid a domicilio. Aunque el equipo del «Cholo» Simeone tiene aún un partido pendiente que le podría permitir duplicar la diferencia, el Real tendrá en pocas semanas la posibilidad de robarle puntos al Atlético en el duelo directo entre ambos.

Suárez fue de lo mejor

Aunque seguramente no le sirva de consuelo, «El Pistolero» fue el mejor jugador «colchonero» durante el encuentro que terminó en derrota. Pese a que no dejó su marca en las redes, estuvo a punto de marcar un golazo de antología, pero el travesaño se interpuso para que su lejano tiro libre fuera a morir a la red durante el primer tramo del complemento, cuando su equipo estaba perdiendo 1 a 0.

Además, el salteño fue un constante dolor de cabeza por la banda derecha del ataque, desde donde hizo llegarles asistencias a Llorente, Lemar y Félix, quienes se toparon con la monumental tarde del arquero Dani Cárdenas, quien por destrozo fue el futbolista más destacado del encuentro.

Lo cierto es que esta vez la suerte estuvo del lado del Levante. Además de pegar en los momentos justos, teniendo una cuota de fortuna en ambas oportunidades (el primer gol llegó tras desviarse en dos hombres, y el segundo cuando el partido agonizaba y Oblak, dueño del arco «colchonero», subió a cabecear el último corner), contó con una actuación memorable de su arquero.

«Siempre hay momentos de dificultades»

Masticando bronca, el «Cholo» Simeone llegó a la sala de conferencias del Wanda Metropolitano, donde dijo que «cuando uno busca un objetivo es importante llegar, es maravilloso. Pero el recorrido para llegar a eso hay que hacerlo. Hay obstáculos. Es lógico encontrar obstáculos y luego cuando consigues el objetivo lo disfrutas mucho más».

Además, el entrenador argentino insistió en que «los campeonatos son siempre iguales, hay momentos con dificultades. Pero para todos. Aquellos que son fuertes en los momentos malos son los que llegan al objetivo».

Simeone se reservó el final para analizar lo sucedido en el duelo con Levante: «Buscamos encontrar situaciones positivas, no en el resultado que es lo más importante del juego. El primer tiempo fue lento. Pocas ocasiones de ambos equipos. Sin velocidad. Sin lo que se vio en el segundo tiempo. Volvimos a ser el mismo equipo de todo el campeonato. Volvimos a encontrar ocasiones por los costados, un paradón a Lemar, un palo de Suárez… El resultado es malo, pero me quedo con el regreso de Lemar, la segunda parte de Felipe y Lodi, la aparición de Dembélé, la mejoría de ritmo de Joao».

«Josema» encendió las alarmas

Pocos minutos después de que el segundo tiempo se pusiera en marcha, José María Giménez sintió un dolor que lo obligó a pedir el cambio. La preocupación de Atlético Madrid fue doble: no solo perdería a un referente de su defensa para lo que restaba de partido, sino que su presencia se transformó inmediatamente en una duda para el duelo del martes ante Chelsea, por los octavos de final de la UEFA Champions League.

El central uruguayo «fue sustituido en el partido de hoy por molestias musculares» y «queda pendiente de pruebas», según el informe médico oficial de Atlético Madrid, que se espera esta jornada arroje más luz sobre el asunto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat