músicaSantullo: viejo conocido

Fernando Santullo, hace una semana tocó en Agadu y se presenta hoy en La Trastienda. El líder de la exitosa banda de hip hop El Peyote Asesino, extinta hace más de 10 años, contó, de paso por Uruguay, lo que será el show: “Vol.2 Canciones del futuro reciente”.

0

Ha sido líder de la primera banda de hip hop que se consagró, como lo fue El Peyote Asesino. Temas como “Elemental” o la versión de “Satisfaction” (tema emblema de los Rolling Stones) rapeada y con letra propia, se transformó en temas clásicos que conocían casi todos los adolescentes de los años 90, entre los cuales me incluyo.

Tras la separación de la banda conformada por grandes músicos (ver recuadro) como Juan Campodónico o Luciano Supervielle, Fernando Santullo volvió al ruedo con temas de El Peyote con una nueva banda llamada Kato. Recuerdo que tocaron en la última versión del Pilsen Rock celebrada en la ciudad de Durazno. Después de ese suceso, “L. Mental”, como solía llamarse el compositor en la época de su anterior etapa, Santullo se radicó en Barcelona desde 2001 ya que obtuvo una beca para estudiar periodismo.

Desde el viejo continente, además de estar capacitándose, siguió haciendo música y realizando columnas de opinión versionadas con música rap, para el portal Montevideo.com.

Cuando se hace un tiempo, vuelve a su tierra para ver a su familia, estar con Agustina, su hija y grabar alguna canción junto con alguno de la cantidad de músicos que lo acompañan desde la época del Peyote Asesino. En la oportunidad, Qué Vida! Conversó con él a la salida del rodaje realizado en la sala Blanca Podestá, correspondiente al ciclo de Autores en vivo de Agadu (Asociación General de Autores de Uruguay).

¿Qué sensaciones tiene después de tocar ante cien personas acá en Agadu?

Agadu lo define como un rodaje. Grabamos un material y televisión en formato dvd, que saldrá en un futuro. No es común, tiene las interrupciones propias de una grabación. Repetimos temas muy pocas veces por pedido del director para modificar la iluminación. Si fuera en vivo, seguíamos y no pasaba nada. En general no hubo errores. De todas formas, los errores existen todo el tiempo. No es un show. Es una grabación con público. Tocar en un lugar tan pequeño hace que se entienda todo súper claro, es a favor. En cambio, para la música que hacemos nosotros, nos juega un poco en contra porque esa claridad le saca intensidad al recital.

¿De qué se trata el último disco “Vol. 2 Canciones de un futuro reciente”, que vas a presentar el próximo 6 de octubre en La Trastienda?

Es una especie de contradicción que juega con la idea de estar haciendo canciones de toda mi trayectoria de Peyote y Kato, con un sonido más moderno que las versiones anteriores. A mi mamá que me escucha desde que comencé, le gusta más que lo que hacía antes cuando me preguntaba: “¿Por qué estás todo el tiempo relajando gente?” Ahora mis dos padres están encantados con las letras. También sé que hay fans del Peyote que tienen 20 años, que no le dan bola a lo que hago ahora.

Espero que para el show de La Trastienda (mañana) tenga el triple de energía que el disco en estudio. Vamos a tener un repertorio más largo con temas del Peyote como lo son “Cable pelado” y “Mal de la cabeza”, que probablemente sea el tema con el cual cerremos el show. También haremos algunas versiones. Adelanto que puede haber un tema de Eddie Grant, músico de las Antillas muy rítmicos.

¿Creés que tenés un estilo muy particular dentro del género rock?

Con el Peyote intenté traducir el hip hop al castellano. No quería hacer lo mismo. Entonces me pregunté: ¿Qué puedo tener yo que no tengan otros raperos? Entonces dije: Tengo todo el lunfardo rioplatense y la forma que tenemos de hablar. Partimos de eso y lo mezclamos con “Guitarra negra” de Alfredo Zitarrosa, con los payadores, con Atahualpa Yupanqui recitando poemas y el resultado es esto. No tiene nada que ver con todo eso, pero tiene todas esas influencias. Esto no es rap sino que una especie de payador. Es difícil porque tenés que saber rapear y ser uruguayo y tener esa intención.

En la música del último disco, lo mismo. Es hip hop pero tiene miles de referencias al folclore, a la milonga, al tango. Entonces es hip hop y rock. La idea es hacer una mezcla que no se parezca a nada.

Gustos & Placeres

Perfume: Hugo Boss.

Auto : Cualquiera que no me deje tirado.

Ropa formal: No uso.

Ropa informal: Cualquiera que no se abra por las costuras.

Comida preferida: Demasiadas para nombrar una sola.

Hobby: Planespotting

Té, mate o café: Mate, café y té, en ese orden.

Cantante o compositor ideal: Demasiados, dificil señalar uno.

Mejor banda: Más difícil aún que la anterior.

Cantante actual: Mark Lanegan

Libro: Un par de cientos de ellos.

Película: Blade Runner

Ciudad: Castelldefels

Balneario: Piriápolis

Sitio en Internet: www.santullo.net, claro

Barrio para vivir: Baixador, que es donde vivo.

Integrantes de El Peyote Asesino

Equipo base

– Fernando Santullo (L. Mental) – Voz (1994-1999)

– Juan Campodonico – Guitarra (1994-1999)

– Luciano Supervielle – Teclado y Sampler (invitado en 1995 y 2009)

– P.P. Canedo – Batería (1994-1999)

– Carlos Casacuberta – Voz y guitarra. (1994-1999)

– Daniel Benia – Bajo (1994-1999)

Integrantes de Santullo

Casi el mismo equipo

Producido por juan campodónico y gustavo santaolalla.

Grabado y mezclado por Julio Berta en elefante blanco (Montevideo, Uruguay)

y Anibal Kerpel en la casa (Los Angeles, EEUU).

Músicos:

Fernando Santullo: voz y programaciones.

Juan Campodónico: programación, guitarras.

Sebastián Peralta: teclados, guitarras, programación.

Luciano Supervielle: piano, scratches en al viento y autómatas del vicio.

Gustavo Santaolalla: coros, percusiónes, armónica en solo, guitarra eléctrica en quien.

Gabriel Casacuberta: bajo, contrabajo, silbidos en autómatas del vicio y solo.

Javier Casalla: violín.

Martín Ferres: bandoneón.

Jorge Camiruaga: vibráfono.

Fernando Cabrera: voz en no juego más.

Aníbal Kerpel: piano y moog en esencia.

Roberto Rodino: batería en solo, percusiones.

Adrián Sosa: batería en no juego mas e intacto.

Agustina Santullo: voz en intacto.

Nerea: voz en esencia.

José Luis Yabar: guitarras.

Pablo Bonilla: programaciones.

Biografía.

Agitada vida

Fernando Santullo nace en Montevideo, Uruguay, en 1968. A los 8 años se exilia con su familia en México, donde vivirá hasta 1985. En ese año regresa a Uruguay y, tras comenzar dos carreras que no eran lo suyo, estudia Sociología en la Universidad de la República.

En 1990 vuelve a México DF, desde donde viaja a Nueva York, regresando a Uruguay en 1992. Poco después de ese retorno y ya trabajando como periodista cultural, da sus primeros pasos en la música, formando la banda Peyote Asesino junto a Juan Campodónico.

Peyote Asesino editó dos discos, el primero y homónimo en 1995, editado por el sello Orfeo; y “terraja”, de 1998, editado por Universal con la producción de Gustavo Santaolalla. Tras la disolución de Peyote en 1999, Santullo forma Kato, con quienes se trasladará a Barcelona a finales de 2001, quienes editarán su único disco en 2003, con el sello Bizarro.

En 2005 retoma contacto artístico con Juan Campodónico y comienza a trabajar en las canciones que aparecen en el disco “mar dulce” de Bajofondo: “ya no duele”, interpretada por él; y “el mareo”, nominada al Grammy latino 2008 a la mejor canción alternativa y que es cantada por Gustavo Cerati.

Entre 2006 y 2008 trabaja junto a campodónico y sebastián peralta, en las canciones que integrarán su disco “Bajofondo presenta Santullo”. Grabado por los miembros de Bajofondo y músicos invitados, el debut solista de fernando santullo ha sido producido por Juan Campodónico y Gustavo Santaolalla y acaba de ser editado por Surco/Universal.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.