Santa Fe recibirá la cumbre del Mercosur tras acuerdo con la UE

Ministros de Economía se reúnen al sábado; ingreso de Bolivia en carpeta.

0 176

El Mercosur, el mayor bloque comercial de América Latina, celebrará entre el lunes y el miércoles próximos una nueva cumbre de jefes de Estado, esta vez en la capital santafecina, provincia argentina, en momentos en que está a punto de cerrarse un acuerdo comercial con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por su sigla en inglés).

Otro de los puntos tiene que ver con el ingreso de Bolivia como socio pleno del Mercosur, del que ese país es socio comercial, al igual que Chile, desde fines de los años 90, indicaron. Las reuniones preparatorias de la cumbre comenzarán el próximo fin de semana para dar paso a las de los grupos Mercado Común (negociadores) y el Consejo del Mercado Común, formado por los ministros de Relaciones Exteriores y de Economía de los miembros del bloque (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay). La agenda oficial marca que el sábado próximo habrá una reunión de los ministros de Economía.

Vigencia

El ministro de Relaciones Exteriores argentino Jorge Faurie explicó ayer que «para que entre en vigencia tiene que estar aprobado por los cuatro países del Mercosur», además de estar ratificado por cada miembro del bloque y del parlamento de la Unión Europea.

Los ministros argentinos de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, destacaron ayer que los puntos económicos y comerciales, que incluyen las bajas de aranceles, podrán entrar en vigor en 2021 de manera provisional.

Los funcionarios indicaron que, a diferencia de los temas ambientales, políticos o institucionales que requieren de la aprobación del parlamento de la Unión Europea y luego la ratificación del parlamento de cada miembro del bloque, en los temas económicos y comerciales se instrumentó una facultad delegada al Parlamento Europeo y pueden comenzar a estar operativos anticipadamente.

«En este momento está terminándose la redacción y luego comienza la inicialización que hacen los jefes negociadores y posteriormente es el término de mandarlos para la aprobación de los parlamentos», explicó Faurie.

«Todos los capítulos que tienen que ver con política, aspectos institucionales, temas ambientales, compromisos genéricos de la UE, entre otros, requieren la aprobación del Parlamento Europeo y luego la vuelta por los parlamentos de cada miembro del bloque; mientras que lo que es económico y comercial tiene una facultad delegada», dijo.

«Por lo tanto, salvo que se presente alguna objeción a ser discutida, los aspectos comerciales y económicos son aprobados por el Parlamento Europeo, lo aprueba la comisión y puede tener una aplicación provisional previa», aclaró.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.