Rusia responde a República Checa con la expulsión de 20 diplomáticos

Moscú ordena la salida de los funcionarios un día después de que Praga echara a 18 diplomáticos rusos y los acusase de ser espías encubiertos

Rusia ha respondido este domingo a República Checa. Un día después de que Praga expulsase a 18 diplomáticos rusos y los acusase de ser en realidad espías encubiertos, Moscú ha ordenado la expulsión de 20 diplomáticos checos. El Gobierno de Vladímir Putin les ha dado poco más de 24 horas para abandonar el país, según ha publicado la agencia de noticias RIA, que cita al Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

República Checa expulsó el sábado a 18 diplomáticos rusos acusados de ser espías encubiertos, y vinculó a los servicios secretos militares rusos (GRU) de estar detrás de una enorme explosión en un depósito de municiones en 2014 en el que murieron dos personas, en Vrbetice.

La policía checa también puso en busca y captura a dos ciudadanos rusos identificados como miembros del GRU y portadores de varios pasaportes, entre ellos uno con los nombres de Alexander Petrov y Ruslan Boshirov. Ambos acusados por el Reino Unido de participar en el envenenamiento del exespía ruso Serguei Skripal y de su hija Yulia en 2018.

Antes de ordenar la expulsión de los 20 diplomáticos checos, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso convocó este domingo al embajador checo en Moscú. «Como nos acabamos de enterar, ha sido convocado al Ministerio el embajador checo», explicó una fuente gubernamental rusa citada por la agencia de noticias oficial, Sputnik.

Moscú ya había advertido de que habría «medidas de represalia». «Expresamos nuestra enérgica protesta a las autoridades checas; tomaremos medidas de represalia que harán que los autores de esta provocación se den cuenta de su plena responsabilidad de destruir las bases del desarrollo normal de las relaciones entre nuestros países», ha asegurado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en un comunicado recogido por la agencia Sputnik.

Según el Ministerio, la expulsión de los diplomáticos rusos fue «la continuación de una serie de acciones antirrusas» vinculadas con Estados Unidos. «Las autoridades checas tomaron una decisión sin precedentes de expulsar a 18 empleados de la embajada rusa con pretextos infundados y artificiosos sobre la implicación de los servicios especiales rusos en la explosión en los almacenes militares de Vrbetice en 2014», concluía la nota.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat