Ruíz: «hubo más de 34 mil trabajadores a los que les descontaron 3 días de sueldo por estar en cuarentena»

Ramón Ruíz reiteró que es necesario que el BPS pague todos los días de subsidio cuando un trabajador se certifica por una enfermedad con relación con el covid.

Ruíz

El director Banco de Previsión Social (BPS) en representación de los trabajadores, Ramón Ruíz, se refirió a la situación de los trabajadores que se certificaron por enfermedades que se relacionan con el coronavirus e insistió en la necesidad de no descontar los tres primeros días de sueldo de los trabajadores que lo hagan.

Ruíz indicó que cuando impulsó esta propuesta, se hizo con base en los datos del mes de febero. En aquella ocasión unos 17 mil trabajadores se certificaron por patologías vinculadas con el covid. Para marzo esta cifra se duplicó y alcanzó a más de 34 mil trabajadores. «Hubo más de 34 mil trabajadores a los que les descontaron 3 días de sueldo por estar en cuarentena. Los tres primeros días de sus certificaciones» indicó. Luego añadió que «a veces los trabajadores se certifican más de una y vez y cada vez que lo hacen le descuentan tres días».

En este sentido, el directivo resaltó el sentido de su iniciativa. «Esta medida apunta a cuidarse, a evitar contagios, a bajar la movilidad. Esta propuesta da garantía al trabajador para que, en caso de tener algún síntoma, se certifique con tranquilidad», aseguró.

Además, Ruíz dijo que además de los 34 mil certificados de patologías con relación directa por covid, hubo unas 4 mil más que se relacionan indirectamente. Estas son más de la mitad del total de certificaciones durante marzo, que fue de 77 mil.

Desestímulo

Según el directivo, esta situación desestimula el cuidado por parte del trabajador. «El trabajador dice: bueno, la próxima vez no digo que tengo síntomas o un contacto, porque me van a descontar tres días y los otros me pagan solo el 70%». Nosotros no decimos que se debe pagar el 100% porque para eso habría que cambiar la ley; solo planteamos que mediante un decreto dejen de descontarse los tres primeros días. Y no para cualquier patología sino solo las que se vinculan con el coronavirus».

Negativa del gobierno

Ruíz se refirió a la actitud del gobierno ante la propuesta. «El Ministerio del trabajo nos dio una respuesta solo mediante la prensa, dijo que ese tema no estaba en el orden día. El presidente del BPS también se expresó en rechazo de la propuesta. Nos hubiese gustado charlarlo, porque de repente pudo haber una propuesta relativa; pero no hubo ni diálogo ni contrapropuesta, solo rechazo desde el gobierno», dijo.

«Hay algunos diputados y senadores que están de acuerdo con la propuesta y la semana que viene nos reuniremos con ellos», sostuvo.

Encuesta Continua de Hogares

El directivo del BPS se refirió además a otros temas, como fue el caso de la Encuesta Continua de Hogares que realizó el Instituto Nacional de Estadística. «Tenemos una crisis sanitaria importante; pero también hay una crisis social y económica. En la Encuesta Continua de Hogares se indica que en el 2020 hubo un 10.3% de desocupación, eso significa que hubo 180 mil personas sin trabajo, 180 mil familias, Atrás de estos números hay personas, hay familias», señaló.

«Tenemos más de 347 mil personas ocupadas que sin registro en la seguridad social. Más de 90 mil son trabajadores, ellos no tienen ninguna cobertura de seguridad social», añadió.

«En estos momentos tenemos 72.607 trabajadores en seguro de paro. 22 mil son seguro de paro parciales o flexibles», dijo. Además indicó que Montevideo, Canelones, Maldonado, Colonia, Salto, San José y Paysandú son los departamentos con mayor afectación por el desempleo.

«El promedio de los últimos 12 meses de seguro de paro es de 112 mil personas. De los 72 mil trabajadores en seguro de paro, 31 mil son mujeres y 41 mil hombres. El grupo etario con más trabajadores en este seguro es el de 30 a 39 años», explicó Ruíz.

Inversión y no un gasto

El directivo se refirió a la postura de algunos sectores de reducir los gastos de la seguridad socia. «Para nosotros la seguridad social no es un gasto, es una inversión. Lo que hay que hacer es financiarla, no reducir los gastos, eso es reducir los derechos de la gente. Si se quiere reducir lo que se gasta, hablamos de reducir las prestaciones que se pagan. No hay que mirar la columna de egresos sino de los ingresos, ver cómo ingresar el dinero», aseguró.

«Hay que ver si está bien que los empresarios aporten la mitad de lo que aportan los trabajadores. Hay empresarios que pueden aportar más de lo que lo hacen y hay otros que están exonerados: hay 203 millones de dólares de exoneraciones de aporte patronal. Eso representa la tercera parte de lo que el BPS necesita. Nosotros no pedimos que se eliminen las exoneraciones, sino que se estudien para ver si se mantienen y en caso de que se mantengan, que no se contabilice como déficit, porque es una decisión política», completó el directivo.

Cobro a las AFAP y SNIS

Asimismo, Ruíz indicó que una de las fuentes para recaudar dinero podría ser el cobrar dinero a las AFAP y al SNIS por recaudar dinero para ellas. «La DGI nos cobra de comisión 100 millones de dólares al transferirnos el IVA porque dicen que eso es lo que les cuesta recaudar el dinero. Que le permitan al BPS cobrarle a las AFAP por el trabajo gratis que hacemos. Habría que ver también si le cobramos al SNIS por el trabajo que hacemos al transferirle los aportes que hacen los trabajadores y empleadores», explicó.

«A la propia DGI nosotros le recaudamos el IRPF y se lo transferimos sin cobrar nada. Si nos permiten cobrar, achicaríamos el déficit, y si no nos dejan, que el DGI no nos cobre entonces», apuntó.

«Es muy importante que el BPS sea funcional en lo económico, pero también es importante que sea funcional en lo social», concluyó el directivo.

Humanización de los números

El representante de los trabajadores en el BPS insistió en la necesidad de ver los números de la situación laboral con un enfoque humano. «Por ejemplo, tenemos 220 mil personas que ganan menos de 20 mil pesos. 285 mil personas que ganan entre 20 y 30 mil pesos. Son más de medio millón de personas que ganan menos de 30 mil pesos», enfatizó.

«No podemos naturalizar que haya más de 100 mil nuevos pobres donde hay muchos niños. Los 347 mil pobres que tiene Uruguay son personas que no tienen acceso a un plan de alimentos suficiente ni a los servicios necesarios», lamentó.

 

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales

Abrir chat