Retorno voluntario a clase en etapas a partir de junio, anunció ayer Lacalle Pou

La habilitación será escalonada y comenzará el 1º de junio; la segunda etapa comenzará el 15 de junio y la última el 29 de junio; cada nivel, región, «tiene un justificativo científico y pedagógico para ese retorno».

2 695

El presidente de la República Luis Lacalle Pou anunció este jueves el regreso presencial de las clases en los centros educativos en el primer día del mes de junio. El mandatario estuvo acompañado del ministro de Educación Pablo Da Silveira, el presidente de la ANEP Robert Silva y el director de la OPP Isaac Alfie.

«Para nosotros es un día bien importante, hay muchas familias esperando qué va a pasar con la educación de sus hijos. Fue un proceso de mucho trabajo, hombres y mujeres se han puesto el equipo al hombro», dijo Lacalle.

El presidente recordó que el 22 de abril «empezaron las escuelas rurales» y el porcentaje de asistencia se fue ampliando. También recordó que los hisopados en escuelas rurales han dado negativo, al igual que en trabajadores de la construcción que también volvieron a la actividad ese día. Lacalle destacó el respaldo de la comunicad educativa y de los científicos «para tomar este paso».

«A fin de junio, los estudiantes en Uruguay van a estar cursando de manera presencial. Va a ser en tres etapas», anunció el presidente.

«El gobierno decidió habilitar el retorno, pero en esta habilitación reside la voluntad. Es un retorno voluntario», añadió.

«Estamos pensando en los niños, en su futuro. Nos mueve la justicia y la igualdad de oportunidades», agregó el presidente y sostuvo que los docentes y direcciones volverán el próximo lunes a los centros educativos.

Lacalle Pou afirmó que hay un justificativo pedagógico y científico para el retorno a las clases. «El gobierno elabora, piensa, escucha, se asesora, y toma decisión en un sentido pero depende de los uruguayos también», consideró.

El 1°, 15 y 29 de junio. Esos son los tres días en las que se distribuirán las etapas que el gobierno definió para retomar las clases presenciales de forma voluntaria. El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, afirmó en una extensa conferencia de prensa que gracias a la «espalda y respaldo» de los científicos que asesoran al gobierno pueden «dar este paso prudente» respecto al recomienzo de clases.

La primera etapa, el 1° de junio, el Poder Ejecutivo acordó extender el reinicio de la educación rural presencial a todo el país y a todas las modalidades, incluyendo las de educación media. A su vez, se reabrirán las escuelas que atienden a estudiantes de particular vulnerabilidad educativa y social, en todo el país excepto Montevideo y área metropolitana.

Habilitarán la apertura de las escuelas de educación especial en todo el país, «lo que será instrumentado paulatinamente atendiendo a las características de cada centro», acotó el presidente del Codicen, Robert Silva, junto al mandatario. También reabrirán el último año de educación media superior, es decir el Bachillerato de Secundaria y de UTU, excepto Montevideo y área metropolitana.

En cuanto a la segunda etapa (15 de junio), el gobierno decidió habilitar la apertura de los centros de primera infancia y de educación inicial en todo el país. Esto incluye a los centros CAIF, los centros de educación inicial de ANEP y a los centros privados de primera infancia. Asimismo, habilitarán todas las escuelas primarias públicas y privadas, excepto en Montevideo y área metropolitana.

El Poder Ejecutivo acordó habilitar todos los liceos públicos y privados, y la formación técnica tanto de nivel medio como terciario, excepto en Montevideo y área metropolitana. Se reabre únicamente Bachillerato de Secundaria y de UTU en Montevideo y el área metropolitana. Reabrirán también -únicamente- el último año de formación en educación en todo el país.

Respecto a la tercera etapa, el gobierno acordó reabrir todos los centros educativos de Primaria y Secundaria, tanto pública como privada. Mientras dure la emergencia sanitaria, la asistencia de los estudiantes será totalmente voluntaria. En conversación con los periodistas luego de la conferencia, Silva confirmó que la idea es que 2 días estén de forma presencial y el resto de forma remota. Las jornadas escolares no podrán extenderse más de 4 horas diarias, respetando todas las medidas de prevención establecidas por la autoridad sanitaria y los protocolos de aplicación.

En tanto, los ingresos y salidas deberán ser escalonados a efectos de evitar aglomeraciones en dichas instancias. Los recreos serán espaciados y por turnos, evitando las aglomeraciones, tal como lo recomiendan las autoridades sanitarias. Para el caso de las escuelas especiales, la ANEP instrumentará en forma paulatina el inicio de actividades, atendiendo las características de estos centros educativos.

En cuanto a la primera infancia y educación inicial, la autoridad educativa podrá establecer una integración incremental, de acuerdo a las edades y en función de la especificidad del nivel educativo. La autoridad educativa fijará la nueva fecha y duración de las vacaciones de julio, en coordinación con el Sistema Nacional de Emergencias y la autoridad sanitaria nacional. Sin embargo, «en principio» sería a partir del 7 de julio, y las vacaciones sería de una semana, pero la fecha puede variar confirmaron a LA REPÚBLICA.

Hay un justificativo pedagógico y científico para el retorno a las clases, remarcó el presidente. «El gobierno elabora, piensa, escucha, se asesora, y toma decisión en un sentido pero depende de los uruguayos también», agregó y remarcó que la clave del retorno es el distanciamiento físico sostenible, en el que insisten los científicos que asesoran al Poder Ejecutivo. Asimismo, el lunes 25 de mayo las direcciones y docentes retomarán las actividades con todas las medidas sanitarias necesarias.

Respecto al retorno a clases en la Universidad de la República, Lacalle Pou señaló que se apela «a que la educación terciaria tenga otra responsabilidad, estoy hablando de los alumnos. Las distintas facultades tendrán sus mecanismos para ponerse a tiro». El rector de la Udelar, Rodrigo Arim, confirmó que hasta después del invierno no se retomarían las clases presenciales en la educación terciaria.

Según el mandatario, «si los uruguayos siguen haciendo un uso responsable de su libertad» de a poco se podrán retomar diferentes actividades que se vieron suspendidas por el coronavirus. «Nos mueve la justicia, la prosperidad, y la igualdad de oportunidades. Hoy le queremos dar esta información con mucha tranquilidad», sentenció. Lacalle Pou dijo que están «satisfechos» con el trabajo y que retomaron «un aspecto de la vida que es fundamental en la vida de nuestros chiquilines». «Estamos pensando en ellos», afirmó.

«La salud es lo que más nos preocupa. Esto es bien importante porque hay muchas familias esperando para saber qué va a pasar con la educación de sus hijos. Este proceso ha sido de mucho trabajo, hay muchos hombres y mujeres que se han puesto el equipo al hombro», señaló el jefe de Estado.

«Siempre trabajamos con todos los escenarios, para adelante todo lo posible, para atrás todo lo necesario. Este retorno está atado a protocolos y está vinculado con la detección de posibles casos en niños y adolescentes. El gobierno va a establecer un protocolo sanitario en cada centro educativo», informó. En caso que haya un alumno o funcionario del centro de enseñanza con síntomas de Covid-19, Lacalle Pou afirmó que el Estado será el primero en estar presente en esa casa de estudios para atender la situación y apeló a la responsabilidad de los medios de comunicación en caso que llegue una información sobre que habría algún caso del nuevo coronavirus.

Lacalle Pou comentó qué aspectos fueron claves para tomar esta decisión del retorno de las clases: el testeo de diagnóstico aleatorio a funcionarios de la educación rural -unos 300-, que resultó en cero caso positivo, y el reinicio en la actividad de la construcción, que también tuvo exámenes negativos -unos 400 hisopados-. El presidente sostuvo que bajar las exigencias «es pan hoy y hambre para mañana», motivo por el cual no está en los planes del gobierno. «No estamos capacitados para evaluar a toda la sociedad», comentó Lacalle Pou para explicar por qué la estrategia es la reapertura escalonada de actividades.

En cuanto a una posible fecha para dar por finalizada la emergencia sanitaria, Lacalle Pou dijo que el gobierno «piensa todo el tiempo» en ello. «Cruzamos los dedos, apelamos a la libertad responsable, quiero dejar claro que lo gobierno no piensa en dos fechas», aseguró el presidente. «El gobierno piensa en una sola fecha y la vamos a dar justificada. Está en carpeta con varias actividades que quieren retornar. Primero todos querían cerrar y ahora muchos quieren reabrir.

Ser justo es difícil y seguramente no lo seamos del todo. Quizás pongamos una fecha anterior que otra y si una se evalúa, podría ser al revés. No estamos capacitados para evaluar a toda la sociedad. La capacidad de variables son muchas y no sabemos cuál es la variable que pueda afectar», agregó.

«Vamos fijando fechas para poder evaluar esa acción que se toma, si superponemos nos va a ser muy difícil ir a la causante, dónde es que se está incumpliendo o dónde está el foco. No hay una fecha de reapertura, no quiere decir que sea lejana o cercana. Actividades tenemos muchas y el gobierno está evaluando. Así que en esta semana ustedes pueden tener periódicamente avisos y sus justificaciones», concluyó el presidente.

El cronograma

«I. Medidas de pronta aplicación

1. Autorización para la integración de mesas de exámenes en todo el país, con el fin de facilitar la culminación y continuidad de ciclos educativos en la educación media pública y privada, así como en formación en educación.

2. Autorización para que equipos de docentes retomen actividades presenciales en los centros, con el fin de atender situaciones de vulnerabilidad educativa. Queda autorizada en este marco la convocatoria a estudiantes, con el fin de realizar actividades de acompañamiento y tutoría.

3. Reinicio de actividades presenciales en todas las reparticiones de administración y gestión.

En todos los casos se deberán respetar las previsiones sanitarias, en el marco de los protocolos vigentes.

II. Medidas de aplicación gradual

Se presenta a continuación un calendario de reinicio progresivo de las actividades presenciales, que prioriza la atención a situaciones de vulnerabilidad social y tiene en cuenta la variación de las condiciones sanitarias en el territorio.

Este calendario constituye una hoja de ruta que puede tener ajustes en función de las orientaciones impartidas por la autoridad sanitaria, así como de decisiones que sean eventualmente adoptadas por las autoridades autónomas de la educación.

Calendario de reinicio de clases

«Estamos trabajando de manera muy fuerte desde una perspectiva de absoluta responsabilidad», subrayó el presidente del Codicen, Robert Silva, quien agradeció especialmente a los docentes y a las comunidades educativas que sostuvieron la educación rural a lo largo de este mes, así como aquellos que sostuvieron los servicios de alimentación.

«La ANEP está actuando con mucha precaución y enmarcado en los protocolos establecidos para la reapertura de los centros educativos y la convocatoria a los estudiantes, especialmente aquellos que tienen mayor dificultad en cuanto a la conexión a través de las plataformas habilitadas», aseguró.

Silva dijo que el retorno a clases se realizará respetando «todas las cuestiones sanitarias». Además, se solicitó autorización para convocar a los exámenes, ya que muchos estudiantes no terminaron sus ciclos educativos.

El jerarca dijo que está prevista la realización de test aleatorios a los docentes y funcionarios, al igual que se realizó en el caso de los docentes de escuelas rurales, tal cual establece el protocolo. También se informó que las vacaciones de invierno serán, en principio por una semana, entre el 7 y el 12 de julio.

«Lejos estamos de flexibilizar y bajar las exigencias, estamos avanzando en la fijación de objetivos curriculares para adecuar aprendizajes a la realidad que hoy vive el país», puntualizó, Silva, quien detalló el reinicio de las clases, de acuerdo al siguiente calendario:

Primera etapa de habilitación: 1° de junio

Se extiende el reinicio de la educación rural presencial a todo el país y a todas las modalidades, incluyendo las de educación media. Se reabren escuelas que atienden a estudiantes de particular vulnerabilidad educativa y social, en todo el país excepto Montevideo y área metropolitana. Se habilita la apertura de las escuelas de educación especial en todo el país, lo que será instrumentado paulatinamente atendiendo a las características de cada centro. También se reabre el último año de educación media superior (Bachillerato) de Secundaria y de UTU, excepto Montevideo y área metropolitana.

Segunda etapa de habilitación: 15 de junio

Se habilita la apertura de los centros de primera infancia y de educación inicial en todo el país. Esto incluye a los centros CAIF, los centros de educación inicial de ANEP y a los centros privados de primera infancia. Se habilitan todas las escuelas primarias públicas y privadas, excepto en Montevideo y área metropolitana.

Se habilitan todos los liceos públicos y privados, y la formación técnica tanto de nivel medio como terciario, excepto en Montevideo y área metropolitana. Se reabre únicamente el último año de educación media superior (Bachillerato) de Secundaria y de UTU en Montevideo y el área metropolitana. Se reabre únicamente el último año de formación en educación en todo el país.

Tercera etapa de habilitación: 29 de junio

Se habilita en todo el país la reapertura de todos los demás centros de educación primaria, secundaria y técnica, tanto pública como privada.

Fronteras cerradas

Por otra parte, el presidente desmintió que el gobierno piense en varias fechas posibles para reabrir las fronteras. Declaró que fue un «irresponsable» quien brindó esa información al medio. «El gobierno piensa en una sola fecha y la vamos a dar justificada. Está en carpeta con varias actividades que quieren retornar. Primero todos querían cerrar y ahora muchos quieren reabrir. Ser justo es difícil y seguramente no lo seamos del todo.

Quizás pongamos una fecha anterior que otra y si una evalúa podría ser al revés. No estamos capacitados para evaluar a toda la sociedad. La capacidad de variables son muchas y no sabemos cuál es la variable que pueda afectar», agregó. En este sentido, Lacalle dijo que si los uruguayos siguen haciendo un uso responsable de la libertad esa «es la clave» para la apertura de otras actividades.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Rotgelio dice
    Te quedó claro??
  2. Alma Mater dice
    ¡ Y el distanciamiento social cuándo termina ? Tengo una calentura que no doy más. Tengo cayos en la mano .ya !!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.