El diálogo entre civilizaciones, reivindicado por el presidente chino, Xi Jinping, es esencial para lograr la paz mundial, resaltó la analista argentina Carla OlivaResaltan iniciativa de Xi de impulsar diálogo por la paz

1 101

Xi inauguró este miércoles la Conferencia sobre el Diálogo de las Civilizaciones Asiáticas (CDAC, siglas en inglés) con un discurso en el que pidió que los países de Asia y de otras regiones se traten uno al otro como iguales, con el fin de lograr la coexistencia pacífica de las civilizaciones.

En entrevista con Xinhua, Oliva subrayó que «el diálogo entre las civilizaciones, exaltado por el presidente chino Xi Jinping, es fundamental para mantener la paz mundial. De esta manera China muestra que es una potencia responsable y confirma su búsqueda de un orden mundial inclusivo, en el cual los intercambios y el aprendizaje mutuo favorecerán el desarrollo conjunto».

La analista, licenciada en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y coordinadora del Grupo de Estudio sobre China y Argentina (GEChinA) de esa casa de estudios, valoró como «posible una coexistencia armoniosa entre diversas civilizaciones, sobre todo cuando la misma es impulsada por una potencia como China».

«Sin duda, la posición del presidente Xi se basa sobre la idea de que las diversas civilizaciones pueden aportar sus propias particularidades para lograr el progreso común. En sus palabras, cada civilización tiene su propia ‘belleza’, lo que significa que cada una tiene un valor intrínseco para contribuir al conjunto», sostuvo la experta.

La académica argentina remarcó que «China plantea una política exterior basada en la noción de armonía».

«Creo que la importancia de esta visión se encuentra en el hecho de que estamos ante una China que propone mecanismos de diálogo y cooperación destinados a favorecer el conocimiento mutuo, la conectividad y los intercambios como alternativa a una política estadounidense que, en muchas ocasiones, como en lo que respecta a sus prácticas comerciales, genera conflictividad», afirmó.

Otra de las ideas expuestas por el presidente Xi subrayadas por la experta argentina fue la del valor de la cultura para hacer frente a retos comunes.

«La cultura es clave para alcanzar el entendimiento entre los diferentes países. China tiene un impresionante acervo cultural y ha influido de manera determinante en su propia región, ya que su cultura y su filosofía fueron incorporadas por el resto de los países asiáticos en virtud de su alta valoración», subrayó Oliva.

La analista remarcó que «sin embargo, Xi ha manifestado que ningún país es superior y que todas las culturas tienen su propia belleza. En consonancia con esto, el presidente Xi ha explicado que China se propone construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad. Por lo tanto, Xi asume el liderazgo en la construcción de un mundo basado en diversas culturas con un objetivo común».

La conferencia se celebra en un momento en el que ciertos países están optando por el argumento del «choque de civilizaciones», el acoso, el unilateralismo y la mentalidad de mirar solo hacia su propio interior.

Al respecto, Oliva dijo que «la conferencia es en sí misma una respuesta a la teoría del choque de civilizaciones, en tanto presenta al ‘diálogo’ como una alternativa constructiva ante la opción del ‘choque’, que alude a la idea de conflicto».

«Me parece destacable que esta iniciativa ha tenido una aceptación muy importante en otros países, lo que queda demostrado por la impresionante cantidad de líderes y representantes extranjeros reunidos en Beijing para esta ocasión», afirmó la experta.

Oliva sostuvo que «en el mundo actual, el unilateralismo y el enfoque centrado en la mirada hacia el interior no es la elección más adecuada, ya que nos encontramos ante un orden globalizado e interdependiente. No caben dudas de que el diálogo y el entendimiento entre los distintos países favorecen la apertura y los intercambios, que son fundamentales para alcanzar el desarrollo».

La CDAC es la primera gran reunión de países de la región con el tema de los intercambios entre civilizaciones y el aprendizaje mutuo para una comunidad de futuro compartido.

Durante su discurso pronunciado en la inauguración, Xi manifestó que no habrá choque entre civilizaciones en la medida en que la gente sea capaz de apreciar la belleza de todas las civilizaciones.

El mandatario chino presentó una propuesta de cuatro puntos para consolidar la «base cultural» que permita construir conjuntamente una comunidad con un futuro compartido para Asia y la humanidad: tratarse unos a otros con respeto y en pie de igualdad; apreciar la belleza de todas las civilizaciones; adherirse a la apertura, la inclusión y el aprendizaje mutuo, y mantener el ritmo de los tiempos.

La conferencia, que durará una semana, incluye una ceremonia de apertura, paneles de discusión, un Carnaval de la Cultura Asiática y una Semana de la Civilización Asiática, eventos que abarcan más de 110 actividades para exhibir la diversidad y el encanto de las civilizaciones de la región, en la que viven dos tercios de la población mundial.

También podría gustarte
1 comentario
  1. horacio ortega garcía dice
    Es propio de la cultura China este tipo de posición que hay que aplaudir y difundir. Espero que se solucionen los conflictos con Taiwan!.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.