#OpiniónRelato Falso; Democracia Débil

1 447

Desde hace un tiempo las noticias falsas han dominado los espacios de comunicación sin importar la calidad del mismo. La nueva plaga de la comunicación en redes sigue en etapa expansiva y aún no se visualizan recetas eficaces. Tal vez sea un daño con el cual buena parte de la sociedad no le importa convivir a partir de suponer – en forma errónea- que la posibilidad de legislar y penalizar sobre la creación – difusión de las noticias falsas puede rozar nuestro derecho fundamental a la libre expresión.

Menos novedoso en el tiempo es el intento por imponer relatos que describen una determinada situación carente de toda veracidad y de rigor probatorio.

La diputada del Partido Nacional Lista 71 Gloria Rodriguez es un buen ejemplo del “todo vale” sin importar siquiera superar los umbrales de la ridiculez.

En efecto, Gloria esta empecinada en difundir – no probar – que en el presente 2018 la pobreza en Uruguay ha aumentado tomando como referencia el 2004. Hasta ahora, su prédica logró la muy difícil tarea de desplazar al segundo lugar en la difusión de disparates a su colega y correligionaria Graciela Bianchi. Imaginábamosque la coordinación entre la CIA y Graciela,según esta última,cerraba el 2018, Gloria elevó la vara.

Con fecha 10 de noviembre el diario El País titula en una de sus notas: “Diputada dice que hoy hay más pobres que en 2005”. En el desarrollo de la misma se puede leer: “… se va a agarrar un país totalmente destruido”,entre otras cosas debido a que la pobreza no disminuyo, por lo tanto la actual situación es más compleja que la que recibió el Frente Amplio en el 2005. Todas las afirmaciones tienen como fundamento: “la opinión de la legisladora”. En síntesis no hay un solo dato estadístico, ningún indicador que respalde las afirmaciones realizadas.

En el 2014 publicamos junto a la socióloga Alejandra Varela el informe Objetivos de Desarrollo del Milenio en Montevideo. El mismo da cuenta de los avances en cinco de los ODM priorizados por la ciudad. En relación al Objetivo de “Erradicar la pobreza extrema y el hambre” una de las metas nacionales era reducir a la mitad el porcentaje de personas pobres para el año 2015.

Recordemos que los ODM tomaban como línea de base para medir los avances el año 1990. En ese año la pobreza a nivel nacional era de un 29,7 % por lo tanto para alcanzar la meta se debería reducir la pobreza al 14.8%. En el año 2011 ya la pobreza se había reducido a 13.7% alcanzando la meta propuesta en los ODM y la misma continuo descendiendo. Por supuesto nadie discutió la veracidad de los datos y los informes entregados por el Gobierno Nacional a Naciones Unidas describiendo los distintos indicadores de las diferentes metas de cada ODM.

Veamos los parámetros en que la diputada ensaya su afirmación. Según el Instituto de Estadísticas (INE) la pobreza en el país en el año 2004 alcanzaba un 39.9%. Evidentemente la crisis económica de los años 2002 – 2004 agravó la situación de carencias y vulnerabilidades. En el año 2017 la pobreza estimada alcanzó un 7.9% de personas del total del país. Como se puede apreciar el descenso es sustantivo además de ser constante entre los años 2004 y 2017.

Sin embargo Gloria afirma lo contrario, para ella el país está destruido y la pobreza aumentó en relación al año en que el Frente Amplio asume el Gobierno. Resulta muy evidente que sus afirmaciones son insostenibles desde el punto de vista de cualquier indicador que quisiera exponer.

Hasta acá sólo podríamos describir una información grotesca lanzada seguramente a falta de propuestas políticas relevantes. Sin embargo Gloria ensaya una explicación a sus dislates y el sistema político no debería relativizarlas. El 24 de noviembre el portal de noticas ECOS informa que la diputada en un acto de la Lista 71 señalo que no es verdad que la pobreza bajó sino que los números del INE en relación a la pobreza son engañosos. “Han hecho fórceps para que los números cierren”.

Estas afirmaciones cuestionando la idoneidad y ética del órgano público son temerarias, infundadas y absolutamente rechazables. Nada bueno surge luego de recorrer el camino de la difamación intentando generar desconfianza en un Instituto como el INE que justamente tiene como objetivo generar y brindar información estadística de calidad a la sociedad sobre la realidad nacional.

Desconocemos las motivaciones de Gloria intentando imponer un relato carente de total veracidad desconociendo el trabajo profesional que brinda el INE. Tal vez sea la necesidad de posicionarse en su sector o simplemente interpreta la realidad con la venda que utilizó en la interpelación que propicio a la ministra del Mides por el traslado del centro Tiburcio Cachón. En esa oportunidad en una parte de la interpelación se colocó una venda para poder estar “en el lugar del otro”. Esa búsqueda de sensacionalismo mediático mostró que la diputada no tiene muchos escrúpulos a la hora de fundamentar sus ideas.

En otras épocas las afirmaciones de la diputada pasarían rápidamente al olvido nadie quiere detenerse en absurdos tan voluminosos; en este presente, el mundo y la región nos enseña que debemos ser cuidadosos cuando se construyen relatos falsos orientados a cuestionar la información oficial que se produce a partir de organismos técnicos.

Si la campaña política que se avecina transcurrepor estos parámetros, continuará el acelerado descreimiento de la sociedad en los partidos políticos y con ello la democracia se debilita.

También podría gustarte
1 comentario
  1. alfredo alsamendi dice
    Ya de por sí es malo que alguien con un cargo parlamentario salga con este tipo de dislates. Peor aún que tenga prensa que recoja y difunda opiniones -enunciadas como juicios indiscutibles- qu eno resisten el más mínimo análisis. Atenti, esto, como los inefables comentarios de la señora Bianchi, y cosas peores aún se verán en esta campàña electoral. El FA no puede estar sólo en situación defensiva rsponsidendo, sino que debe salir por su lado a marcar la cancha.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.